Cómo evitar que mi conejo lo muerda todo

Los conejos muerden por naturaleza, pero hay que distinguir dos tipos de mordiscos: los que les propinan a la ropa, muebles o cables y los que te lo hacen a ti. Vamos a daros una serie de consejos para que dejen de morderte a ti o a los objetos que tengas por casa, pero existe una gran diferencia: muerden cosas para limarse los dientes pues están en continuo crecimiento, pero si las dentelladas te las pegan a ti posiblemente sea por culpa del celo.

Si los conejos me muerden a mí o a mis muebles, ¿qué puedo hacer?

En primer lugar ten en cuenta que aprender por las malas no es una opción, para ningún ser vivo. Así lo único que entenderán es que eres malo con ellos y que tienen que tenerte miedo. Aunque tu conejo te ponga de los nervios, aunque te muerda en las piernas o te pele los cables nunca le pegues.

¿Qué pasa si dejo que muerda lo que quiera?

El problema de no educar a tu conejo o permitirle que lo muerda todo es que puede roer la protección de un cable y electrocutarse. Ellos no saben que es peligroso para ellos, así que mordisquearán sin parar hasta hacerse daño.

Entonces, ¿no es mejor que los encierre en su jaula para que no muerdan nada?

Al contrario. Un conejo, como cualquier animal, necesita contar con un tiempo de ocio en el que moverse libremente e interactuar contigo y con todos los miembros de tu familia. Tiene que sentirse parte de tu vida y del lugar en el que vives, tampoco puedes impedirle morder porque es parte de lo que él es.

¿Cómo puedo impedir que mi conejo muerda los cables?

Sabiendo que tu conejo necesita dar mordiscos para cuidar sus dientes, que no puedes encerrarlo y que tienes que dejar que se mueva en libertad de vez en cuando, hablemos ahora de cómo evitar que se electrocuten. Para lograrlo tienes que hacer dos cosas, la primera es coger todos los cables de tu casa y elevarlos, pegándolos a la pared.

Esto puedes hacerlo con fisos o esparadrapos, también puedes preparar unas guías en forma de ‘C’ por la que discurrirán tus cables, fijándolas a las pared con unas puntas. Otras opción es usar protecciones de plástico adicionales para estos cables, tus conejos las castigarán con sus dientecitos igualmente, pero tardarán mucho más y también puedes ponerlas lejos de su alcance.

¿Cómo consigo que mi conejo no me muerda los muebles?

Insistimos, no recurras jamás a la violencia. Sé paciente, mucho y trata a tu conejo siempre con mucho amor.

Para evitar que te muerda las patas de la mesa, el sofá o las sillas hay dos técnicas fundamentales. La primera es que cada vez que lo haga le digas ‘No’ de manera rotunda y le encierres en su jaula durante cinco minutos. Esto has de hacerlo de manera instantánea para que asocie el castigo con lo que acaba de hacer mal. Una vez que hayan pasado los minutos vuelve a liberarlo y dale una caricia.

Lo siguiente que puedes hacer es coger un calcetín y enrollarlo, escoge uno de esos gorditos que tienes para el invierno. Cada vez que le veas mordisqueando algo que no debe, lánzaselo, pero recuerda que no quieres que le dé a él, solo que caiga al lado. El objetivo de esta técnica es que comprenda que el propio mueble reacciona al contacto con sus dientes, que no le gusta ser mordido. Con un poco de suerte se apartará de él.

¿Y si nada de eso funciona, qué puedo hacer?

En caso de que no consigas con ninguno de estos métodos que tu conejo lo muerda todo tendrás que preparar un amplio espacio para que se mueva por él. Puedes elegir una habitación que no uses o construirle un pequeño circuito libre de víctimas de sus dientes. Para que esté cómodo y pueda ejercitar su mórdida tendrás que comprarle juguetes para que lo haga.

Los hay muy bonitos, redondeados y que les encantan. Puedes incluso combinar la técnica del calcetín y del 'no' con estos juguetes, de manera que ellos mismos comprendan que el único mueble que se deja morder es lo que le habéis comprado para que lo haga.

No descartes la posibilidad de contactar con un etólogo para que te eche una mano con la educación de tu conejo.

Mi conejo no muerde los muebles, ¡me muerde a mí!

Los conejos no son seres violentos, son dóciles y cariñosos, pero en ocasiones puede que te muerdan o que parezcan coléricos. Si este es tu caso ponte en contacto con nuestros veterinarios online pues es posible que necesiten ser castrados. Los conejos pueden llegar a ponerse violentos si les sube la tetosterona y no se les permite encontrar a una compañera para reproducirse. Si no puedes aceptar la responsabilidad de tener gazapitos, plantéate esta solución.

Esperamos que estos consejos te hayan ayudado. No permitas que tu conejo se acerque a tu ropa, porque la devorará y tampoco te recomendamos que uses un repelente para que le sepa mal lo que se lleva a la boca y no muerda, porque es una tortura para ellos. La mejor manera de evitar que esto suceda es comprarle un juguete bonito para que roa, mimarle y controlar su espacio de juegos para que no se haga daño.

Recuerda que en caso de electrocución o intoxicación de tu conejo puedes contar con los veterinarios online de Barkibu, estamos ahí para ti ;).

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: