Cómo saber qué raza es mi gato

Existen unas 70 razas de gatos oficialmente reconocidas, dentro de las cuales pueden existir variaciones de color, del largo del pelo o el patrón del pelaje. En definitiva, ¡cada gato es un mundo!

Gatos de raza

Se consideran gatos de raza "pura" a aquellos que tienen antecesores de su misma raza o que hayan sido cruzados con otra raza estándar permitida. Por ejemplo un gato bombay podría tener entre sus ascendientes a uno de raza burmés. Normalmente la raza suele certificarse mediante un pedigree.

Las razas pueden ser naturales, como el caso de los siameses; pueden haber sido creadas por el hombre tras diferentes cruces de gatos, como los ragdoll; o bien ser híbridas, es decir, que se han obtenido por el cruce entre gatos domésticos y salvajes. Un claro ejemplo de este último tipo es el gato bengalí.

Gatos domésticos

La mayoría de gatos son gatos domésticos. Dentro de este término, se engloban todos los gatos de los que se desconoce su procedencia y que surgen del cruce de felinos de diferentes razas.

Los gatos domésticos pueden ser gatos grandes, gatos pequeños, gatos flacos, gatos peludos...¡Los hay para todos os gustos! Tienen colores y patrones de lo más variado y son, sin duda, los gatos más populares.

Tipos de gatos domésticos

Según su color y patrón podemos distinguir algunos tipos de gato doméstico:

Sólido: Son gatos de un solo color. Pueden ser negros, azulados, rojos o blancos. En el caso de estos últimos, la ausencia de color se debe a un defecto genético y si coincide con una pigmentación azul en los ojos, el gato tiene muchas probabilidades de ser sordo.

Gato bicolor: Puede ser blanco/negro, blanco/naranja, blanco/crema o blanco/azul. Sin duda, la variedad "tuxedo" (blanco/negro) es la más elegante ya que da la impresión de que los gatos de este tipo van trajeados con smoking.

Concha de tortuga o carey: Son de color rojo y negro, en todas sus variantes. A veces pueden contener algo de blanco, pero muy poquito. Pueden ser de tipo parcheado, si las manchas de color están definidas, o tipo abigarrado si el color está muy mezclado. Estos gatos son tan especiales que incluso se ha hablado de tienen una actitud propia "tortitude", se dice que son temperamentales, independientes y muy posesivos con los humanos pero nosotros estamos convencidos de que es un mito ya que todos los carey que conocemos son puro amor. Por motivos genéticos, esta clase de gatos tiene un 99% de posibilidades de ser hembras y, en el extraño caso de ser machos, suelen ser estériles.

Calicó: Son de color naranja, blanco y negro. Las manchas de su pelo no siguen un patrón, siempre son diferentes, por lo que nunca encontrarás dos calicó iguales. Al igual que los carey, casi siempre son hembras.

Atigrado, barcino, romano o "tabby": Estos gatos pueden ser de colores anaranjados y dorados, o bien de tonos grises y azulados. Los gatos de este tipo tienen la curiosa coincidencia de presentar una mancha más oscura en forma de "M" sobre los ojos, aunque no es igual de visible en todos los gatos. Según su patrón de color se subdividen en:

  • Rayado: Es el tipo de patrón más común. Presenta finas rayas horizontales a lo largo de todo el cuerpo y en forma de anillos en el cuello, las patas y la cola.

  • Clásico: Es muy similar al tipo rayado pero con la diferencia de que, en la zona del lomo, las rayas son más gruesas e irregulares. Si se mira desde arriba, dichas manchas, parecen formar el dibujo de una mariposa.

  • Manchas: Los dibujos del pelaje, en este caso, son en forma de manchas pequeñas con diferentes formas.

  • Jaspeado: Las rayas o manchas, a diferencia de los otros tipos de tabbys, están muy poco definidas. Encontramos un buen ejemplo de este patrón en los gatos abisinos.

Los gatos también pueden clasificarse según el largo de su pelo. Encontramos 3 tipos:

  • Gatos de pelo largo: como el gato persa o el himalayo.

  • Gatos de pelo semilargo: como el balinés o el american curl.

  • Gatos de pelo corto: como el burmés o el bengalí. En este último grupo también incluiríamos gatos del tipo sphynx.

Conociendo estas dos clasificaciones podremos definir a nuestros gatos domésticos como "calicó de pelo semilargo", "gato barcino de pelo corto", etc. Al final, la raza o la forma en la que denominemos a nuestros felinos es lo de menos, lo más importante es darles mucho cariño, pues el suyo ya lo tenemos más que garantizado.

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: