Estas son las razas de gatos más cariñosas, ¿está el tuyo entre ellas?

Seamos sinceros, no elegimos al nuevo miembro de nuestra familia por pertenecer a una de las razas de gatos más cariñosas y tranquilas; es más bien algo así como amor a primera vista, a pesar de que luego echemos de menos nuestros brazos sin zarpazos o sofás sin líneas de expresión. Sin embargo, nunca está de más conocer cuáles son e incluso comprobar si el nuestro está dentro de esta lista de razas de gatos cariñosos. También puede ser que os haya tocado la habitual situación de que, pese a que por su raza le toque ser amoroso, sea un trasto, pero los queremos así.

Empezamos con los gatos persas, que pese a que tengan cara de pícaros son animales tranquilos y que no dan mucha guerra, siempre que consigan encontrar un lugar calentito y cómodo en el que tumbarse a sus anchas, claro está. Un gato persa acepta muy bien las caricias, así que es perfecto para tener si hay niños en casa.

gato se lame la barriga

¿Qué raza de gatito adoptar si tengo hijos o necesito que sea tranquilo? Aquí te lo contamos

Si tenéis un cornish rex ya sabréis que son de carácter inquieto y muy dados a los juegos. Reflejan su personalidad con sus orejas levantadas, como si estuvieran atentos a todo. Lo bueno que tienen es que aunque sean revoltosos aceptan muy bien los mimos, así que junto con los persas son ideales para que tus pequeños jueguen con ellos y descubran lo divertido que es tener animales en casa.

El gato somalí no es tan activo como un cornish rex, es menos independiente y tiende a acercarse a sus amos en busca de compañía. Es amigable y muy receptivo al contacto humano. Tiene el pelo un poquito largo, así que puede que seáis vosotros los que acabéis no siendo tan cariñosos con ellos de tanto tener que recoger su pelo, aunque es precioso.

Si lo que buscas es un gato que mezcle las bondades de la personalidad de un cornish rex y de un gato somalí entones tú quieres tener en tu vida un gato angora. Su pelaje es suave y muy bonito, siempre está moviéndose, jugando y escondiéndose, pero sin arañar demasiado pese a tanta actividad, ¿y por qué? porque sabe perfectamente quién le da los mimos que necesita y no quiere que estos paren nunca.

Embedded content: https://youtu.be/rmnNdO5I9qw

Si vives con un cornish rex sabrás que son juguetones y amorosos

Puede que estés leyendo este artículo en busca de una raza que sea cariñosa y tranquila porque no tienes mucho tiempo para educar a tu gato, pero quieres adoptar uno. Si esa es tu situación no te lo pienses más, tu compañero de cuatro patas y ojos enormes es un gato ragdol. Es una raza muy sensata, sabe cuidar de su hogar y vive en una situación de permanente relax; es una pasada, pero es como si este gato no conociera lo que es el estrés, qué envidia nos da, ¿a vosotros no? Un gato ragdoll se deja querer, se deshace en nuestros brazos y se tumba en nuestras rodillas en invierno. Sí, en Barkibu lo amamos.

Todas las razas de gatos que hemos mencionado son perfectas para tenerlas en casa, para disfrutar de su compañía y también para que jueguen con tus hijos. Eso sí, siempre que tus hijos estén al lado de un gato o de otro animal no les quites ojo de encima hasta que ya sean un poco mayores. De todos modos, si tuviéramos que decir cuál es la raza más amigable, cariñosa y sociable sería el gato exótico.

Pregnancy and Cats

Los gatos exóticos son perfectos si tienes más gatos en tu hogar

Estos gatos tienen una ventaja: saben compartir, apenas se celan y suelen moverse cerca de los que ellos entienden que son su familia. Muchas veces, en la relación con tu gato, puede que tengas la sensación que que ellos te perciben como sus dueños en lugar de como sus amigos, padres o madres. Con un gato exótico sentirás que te mira con dulzura las veinticuatro horas del día, que te necesita y que está feliz a tu lado. Si tienes más animales en casa, como nosotros en nuestras oficinas de Barkibu, un gato exótico no tendrá problemas en encajar.

Estas son las razas de gatos más cariñosas para los veterinarios de Barkibu, pero hay muchas más. Esto no quiere decir que otros gatos sean malos. Cuando adoptes a tu gatito, sea de la raza que sea, trátalo con amor, dale unos días de adaptación a su nuevo hogar, acarícialo repitiendo su nombre, juega mucho con él y no le dejes solo para que no se vuelva demasiado independiente y arisco. Si educas a tu gato con cariño eso es lo que te devolverá, una lección que a veces se nos olvida aplicar en nuestro día a día y que estos maravillosos animales nos recuerdan siempre con su actitud.

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: