Estos son los riesgos de las pastillas anticonceptivas para gatas

Las pastillas anticonceptivas que se administran a las gatas para que no tengan celo, frenando su ovulación, entrañan grandes riesgos. Están formuladas con progestina, una progestágeno sintético similar a la progesterona, por lo que en caso de administrárselas ha de ser siempre con un estricto control de tomas. No te puedes retrasar ni tampoco faltar ni un solo día.

Las pastillas esterilizadoras para gatas solo pueden ser suministradas habiendo sido recetadas por un veterinario, pero has de saber que, incluso en estas circunstancias, no pueden usarse como un método de por vida para prevenir la concepción, ¿y por qué?

Las pastillas anticonceptivas en gatas aumentan el riesgo de aparición de tumores

Estos fármacos incrementan enormemente la posibilidad de que tu gatita contraiga un cáncer de mamas o de útero, pero aún hay más, porque puede acabar padeciendo una diabetes, sucumbir a una depresión, sufrir importantes pérdidas de cabello y que su carácter cambie completamente.

No hay que olvidar que esta píldora es un fuerte chute de hormonas que puede alterar por completo su cuerpo, no es ningún juego.

Cuándo sí se recomienda darle pastillas anticonceptivas a mi gata

La ocasión en que su toma se puede producir sin riesgos excesivos para su salud es cuando acaba de salir de una operación o está superando una patología, teniendo que dejar un tiempo prudencial antes de proceder a la esterilización por vías quirúrgicas. Es decir, que solo se deberían tomar estas pastillas como una solución temporal a un problema, nunca como algo de por vida.

¿Existen alternativas a las pastillas anticonceptivas para gatas?

Además de la esterilización que te indicamos, existe también la posibilidad de administrarle hormonas a través de una inyección. Estas son sintéticas y se dan en una única dosis, por lo que te evitas el posible descuido de que no se tome la medicina a la hora correcta.

De todos modos, insistimos, la mejor solución para la esterilización de tu gata tiene que ser mediante una operación en la que se le extirpan los ovarios y el útero. Esta intervención es recomendable ya que le ofrece ciertos beneficios: evitar una piometra (infección en el útero) y sobre todo, evitar la procreación y el posible abandono de gatitos.

Esperamos que este post te haga pensarte dos veces darle una pastilla anticonceptiva a tu gata. Si tienes cualquier duda al respecto de la esterilización o castración de tu gato, cuenta con nuestro equipo de veterinarios online.

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: