¿Experimentación médica con animales? ¿A favor o en contra? ¿Hay alternativas?

Un tema que nos toca muy de cerca es la experimentación con animales con fines médicos, una práctica en la que en ocasiones se emplean gatos y perros. En el caso de los felinos se superan los cincuenta gatos usados al año, mientras que con los perros el número es ligeramente superior.

La experimentación médica con animales se considera como necesaria por no existir otro método para probar determinados fármacos, pero si estamos exigiendo casi a diario que tengan derechos que los amparen verdaderamente de sufrir malos tratos, ¿no deberíamos también exigir que cesasen también estas pruebas médicas?

Se señalan estas prácticas como fundamentales para que las medicinas y la propia investigación en biología pueda progresar, ¿pero queremos que esto suceda a cualquier coste? Los gatos se emplean en experimentos que requieren analizar productos de índole neuronal. Antes de usar un fármaco con humanos, y previamente a su prueba en macacos, se experimenta con ellos en perros porque guardan muchas similitudades con nosotros, pero si tan parecidos son, ¿no deberían gozar de la libertad de no tener que padecer estas pruebas?

cobaya esta enferma

¿Se puede amar a los animales y usar productos probados antes con ellos en laboratorios?

La experimentación médica con animales altera su genética, su salud, los enferma, los incapacita y los maltrata. De todas las especies, los ratones son los más afectados, puesto que por su tamaño y facilidad de hospedaje en espacios pequeños suelen ser los primeros que reciben los estadios iniciales del fármaco a probar.

Por todos estos motivos nos mostramos en contra de la experimentación con animales, además, se dice que no existe otra manera de comprobar que un producto no sea letal en humanos, ¿seguro? ¿No será más bien que es más cómodo ponerlo a prueba de este modo en lugar de proceder a un análisis químico en laboratorio?

Pero lo cierto es que, a día de hoy, nadie pone sobre la mesa una alternativa a estas prácticas, y la mayoría de los medicamentos, vacunas y fármacos que consumimos han sido probados antes en animales, pero por fortuna no todos. Desde consume ético nos facilitan una lista de empresas que sirven sus productos asegurando que no son fruto de experimentos previos con animales.

¿Y tú qué opinas? ¿Crees que la experimentación con animales está justificada a cambio de que la ciencia avance más rápido?