Mi gato se ha caído por la ventana… Síndrome del gato paracaidista

El síndrome del gato paracaidista es el término que se utiliza para describir a los gatos que se caen por las ventanas o terrazas en zonas urbanas con una altura media mínima de dos plantas (unos siete metros).

Los accidentes se producen sobre todo en gatos jóvenes de menos de dos años siendo las causas más frecuentes las caídas por juego, al pasear por el borde de las ventanas, al intentar saltar entre balcones, intentando cazar algún pajarito o insecto…. incluso a veces… aunque parezca increíble por empujones de otros gatos…

Los accidentes se incrementan durante las épocas de primavera y verano que es cuándo las ventanas de los hogares se abren con más frecuencia.

¿Cuáles son las lesiones más comunes y porqué se producen?

Durante la caída los gatos tienen la habilidad de cambiar la posición de su cuerpo y aterrizar en flexión con las extremidades, siendo en el aterrizaje cuando se producen la mayor parte de las fracturas. Sin embargo, a partir de una determinada altura (séptimo piso) su sistema del equilibrio no es capaz de orientarlo y el gato llega al suelo en posición horizontal, produciéndose lesiones torácicas e internas. Así, en el 80% de los gatos que caen desde un tercer piso se producen fracturas de las extremidades y pelvis, mientras que el 80% de gatos que caen desde un séptimo piso sufren traumas torácicos.

El tipo de lesiones que se producen se relacionan con la altura de la caída, el tipo de suelo sobre el que caen, así como el encuentro de algún obstáculo durante el descenso que minimice el impacto.

Las lesiones más frecuentes que se ven en la clínica son diversas:

  • Traumatismos orales, con fractura del paladar duro, mandíbula, rotura del labio, de dientes…

  • Traumatismos torácicos, con fracturas de costillas y esternón, neumotórax, contusión pulmonar, hernias diafragmáticas.

  • Traumatismos de extremidades, pelvis y columna vertebral.

  • Traumatismos internos abdominales con rotura de vejiga urinaria y menos frecuente la rotura de bazo, hígado o páncreas.

¿Qué debo hacer si mi gato se cae por la ventana?

Un gran porcentaje de los accidentes son presenciados por los propietarios. Lo más importante en este momento es tratar de mantener la calma y acudir inmediatamente a socorrer al gatito con una manta y una base rígida que puede ser el mismo transportín. Cogerlo con cuidado, inspeccionar las heridas externas, y si presenta sangre en nariz o boca hay que retirar los restos para que pueda respirar bien. Una vez rescatado hay que acudir lo antes posible al veterinario para que lo estabilice y pueda evaluar las lesiones que pueda presentar.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de caídas?

Os dejamos algunos consejos para disminuir el riesgo de accidente:

  • Retirar muebles u objetos por los que pueda escalar para llegar a la ventana.

  • Instalar cristaleras, redes o mallas de protección en ventanas y terrazas.

  • Intentar mantener las ventanas siempre cerradas y aseguradas.

  • Si no tenemos barreras de seguridad y hay que abrir las ventanas para ventilar, poner al gatito en otra habitación mientras hacemos las labores de limpieza.

  • Enriquecer su ambiente en la casa para que no se sienta atraído por el exterior.

  • Algunos gatitos cuando están en celo tienen más tendencia a escaparse y sufrir este tipo de accidentes, por lo que si es el caso de tu gato acude a tu veterinario para concertar la castración.

Eva Gato, veterinaria en Clínica Veterinaria Campo de Gibraltar.

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: