Mi perro es agresivo con los niños, ¿qué puedo hacer?

La agresividad canina hacia niños es un importante problema de salud pública. Generalmente, los ataques a niños tienen consecuencias más graves que en los adultos, debido, entre otras causas, a que la estatura de los niños hace que las lesiones se produzcan en la parte superior del tronco.

Ante el mínimo indicio de agresividad hacia niños, que observemos en nuestro perro, debemos buscar la ayuda de un profesional. En este artículo hablaremos de cómo prevenir dicha agresividad y qué hacer en estos casos.

Motivos de la agresividad canina hacia niños

Antes de nada, para comprender mejor esto, es importante conocer las causas:

  • Falta de socialización: es uno de los casos más graves, por la dificultad del tratamiento. Durante los 3 primeros meses de edad, es fundamental habituar al cachorro a los niños de diferentes edades, procurando que esos primeros contactos sean positivos.

  • Experiencias negativas: si el perro, siendo cachorro o adulto, experimenta situaciones negativas con los niños, puede desarrollar un problema de miedo que, con el tiempo, puede conducir a una agresividad defensiva. Cuando vea a un niño, anticipará una posible experiencia negativa y para evitarla reaccionará antes de que esta pueda ocurrir.

  • Desplazamiento del grupo: esto ocurre cuando llega un bebé o un niño al hogar. A menudo, se comete el error de no prestar la misma atención a nuestro perro que antes de la llegada del nuevo miembro de la familia, o peor aún, no prestársela cuando está el bebé presente. Sin querer, estamos fomentando que el perro haga una asociación negativa: “en presencia del niño, a mi no me hacen caso”.

  • Actitud irresponsable: dejar solos a un niño y a un perro sin supervisión adulta siempre conlleva un riesgo, especialmente en niños menores de 5-6 años. Los niños pequeños no reconocen las señales del perro y pueden hacer cosas que le resulten molestas o dañinas (saltar encima del perro, tirarle del pelo, las orejas o la cola,…). Si esto ocurre en ausencia de un adulto que lo evite, el perro podrá reaccionar frente al niño para dejar de sufrir esas acciones.

Consejos para prevenir la agresividad hacia niños

Así pues, conociendo las posibles causas que pueden generar un problema de agresividad canina hacia niños, podemos entender mejor lo que podemos hacer para prevenirlo:

  • Socializar correctamente al cachorro. Esto implica 2 cosas: por un lado, que durante los 3 primeros meses (y después también) habituemos a nuestro perro a la presencia de niños de diferente edad; y por otro, que esas experiencias sean positivas, para que el perro no reconozca a los niños como algo peligroso o amenazante.

  • Educación básica canina. Nos permite tener mayor y mejor control sobre el perro, de forma que ante una situación conflictiva podamos controlar mejor a nuestro compañero evitando así consecuencias mayores.

  • Educación de los niños. No toda la responsabilidad es del perro; es fundamental enseñar a los niños a acercarse adecuadamente a un perro, a tener un manejo suave y cuidadoso, a evitar que realice acciones molestas para el animal, a preguntar a los propietarios antes de tocar a un perro desconocido,… Por supuesto, hay que adaptarse a la edad del niño, de forma que pueda entender lo que le queremos transmitir. Conforme crezca y entienda mejor las cosas, podremos ir educándole sobre cómo debe relacionarse con los perros (y cualquier otro animal).

  • Introducción correcta en el grupo. Antes de las llegada de un bebé, podemos dejarle a nuestro perro algunas prendas para que se vaya familiarizando con su olor; además, reduciremos progresivamente las atenciones al perro para que cuando llegue el bebé esto no suceda de forma brusca; una vez el bebé esté en casa, procuraremos prestar atención al perro cuando esté el bebé presente. Tan pronto podamos salir a la calle con el niño, aprovecharemos para dar paseos conjuntos con el bebé y el perro, de forma que éste se vaya acostumbrando a su presencia y al carrito.

  • SUPERVISIÓN. Siempre que nuestro perro esté cerca de un niño, debe haber un adulto con ellos, de forma que ante un gesto inadecuado del perro o del niño pueda actuar antes de que se produzcan consecuencias peores.

Y si el perro ya muestra agresividad hacia los niños, ¿qué debemos hacer?

Lo primero de todo será contactar con un especialista en comportamiento canino. Esto se debería hacer ante el más mínimo signo de conflicto, no esperar hasta que ya haya atacado a alguien porque eso significa que el problema seguramente lleve bastante tiempo existiendo. Recuerda que el pronóstico del tratamiento, además de la causa, depende también del tiempo que el perro lleve mostrando el problema (a más tiempo, peor pronóstico), y que si no se toman medidas, el problema irá empeorando cada vez más.

Mientras tanto, es fundamental evitar las situaciones conflictivas, es decir, evitar que nuestro perro tenga contacto con niños para que no vuelva a producirse ningún ataque. Cada vez que esto ocurre, la conducta se refuerza y el problema se agrava. Por supuesto, las consecuencias de un posible ataque a un niño son intolerables.

En caso de no poder evitar estas situaciones, deberá usarse un bozal cuando nuestro perro esté en contacto con niños.

Como siempre decimos, “más vale prevenir que curar” y en el caso de los perros y los niños esto es todavía más importante. La agresividad canina hacia niños siempre es un problema muy serio cuyo tratamiento es necesario aunque no siempre es totalmente eficaz, ya que depende de varios factores como los anteriormente mencionados. Por eso, ante el más mínimo signo de reactividad de nuestro perro hacia niños, debemos ponernos en contacto con un profesional de la conducta canina.

Adetcan logo

Borja Ros Villanueva, veterinario y etólogo en Adetcan.\

Adetcan es un proyecto formado por dos veterinarios etólogos y educadores caninos que prestan servicios de asesoramiento, prevención, diagnóstico y tratamiento de problemas de conducta en perros y gatos. El servicio es a domicilio. Estamos en Santiago de Compostela pero trabajamos en toda Galicia.

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz clic en el botón para sugerir un tema: