Mi perro está gordo, ¿qué hago para que adelgace?

¿Tu perro está gordo y quieres saber cómo hacerle adelgazar? En este artículo te vamos a recomendar qué ejercicios tiene que hacer tu peludo, el pienso que le puedes dar si está obeso y cómo tienes que actuar como su cuidador, pero empecemos por el principio: ¿Cómo saber si tu perro está gordo?

La respuesta parece obvia, pero no lo es tanto. Si has convivido a diario con tu perro desde su nacimiento, sabrás identificar si está gordo, pero para algunas razas, para PetLovers despistados y para los que adoptan a un perro ya entrado en años, nunca están de más estas indicaciones para cerciorarte de que tiene obesidad.

¿Cómo saber si mi perro está gordo?

El primer síntoma de que tiene sobrepeso es que se cansa mucho más rápido que antes cuando jugáis. Tras ese aviso, tienes que comprobar si su estómago está 'caído'. Lo normal es que la barriga de un perro sea ascendente, es decir, cóncava. Si la tiene hacia abajo es que hay grasa en la zona. Continúa con tu chequeo examinándole las costillas, ¿eres capaz de tocárselas y de contarlas? ¿No y antes sí podías?

Para acabar de confirmar que está gordo, comprueba su cintura desde arriba, ¿puedes verla? Si tras este exámen confirmas que tu perro tiene sobrepeso, pon una consulta con estos datos a nuestros veterinarios online, así podrás confirmar el diagnóstico e iniciar la dieta y el programa de ejercicios adecuado. Te indicamos que hagas esto antes de ponerlo a régimen porque hay casos de perros que han ganado peso pero que no comen mucho, lo que es síntoma de una enfermedad.

¿Cómo hacer adelgazar a un perro obeso?

Si se confirma que tiene sobrepeso, tu veterinario te sugerirá un programa específico para que recupere la línea. Recuerda que, al igual que ocurre con los humanos, perder peso no es solo una cuestión estética, previene ataques al corazón y problemas articulatorios. Es importante que acudas a un veterinario porque si detecta que es un caso de obesidad severa habrá que recurrir a medicamentos, no solo a un ritmo de comidas específico.

Si tu perro está gordo, toca actuar en dos frentes: ejercicio y dieta. Muchos peludos engordan porque descuidamos su alimentación, no la racionamos bien, los atiborramos a golosinas y no les damos platos sanos. Es decir, la dieta para que tu perro adelgace empieza en ti.

En primer lugar, coge a tu perro en brazos y llévalo a la báscula contigo. Pesaos juntos y luego resta tu peso, ese el de tu perro. Tu veterinario te habrá dicho a cuál tienes que llegar. Coge una libreta que tenga un calendario y apunta el de tu peludo. Repite este proceso cada dos días.

Dietas casera para hacer adelgazar a mi perro, ¿son recomendables?

Existen dietas caseras para perros basadas en la reducción de hidratos de carbono y el aumento de las proteínas, pero estas tienen dos problemas: el efecto rebote y no estar supervisadas por un especialista, lo que no te garantiza que tu perro esté recibiendo la energía necesaria para realizar el ejercicio que su cuerpo necesita.

Existen en el mercado piensos específicos light para perros, que serán los que le pondrás en el comedero. Como tendrás que pasar un tiempo sin darle ninguna chuchería, puedes cambiarlas por recetas caseras sanas para él. Te recomendamos que pruebes con ternera y pasta, todo muy bien hecho, o con pescado blanco y arroz. Por supuesto, que nunca haya ni un hueso ni una espina, pues puede hacerle daño al tragársela por accidente.

El pollo también es una carne estupenda que puedes combinar con zanahorias, por ejemplo. Todo bien cocido para que los aromas hagan de los ingredientes conviertan estos platos en unos muy apetecibles. Apunta los días en los que se los das en el calendario, para controlar las calorías que ingiere en relación a su alimento habitual.

Cómo racionar la comida a mi perro para que adelgace

Un veterinario te explicará cómo racionar la comida de tu peludo. Cada raza o peso exige una cantidad mínima recomendada de pienso al día para poder adelgazar pero a la vez tener combustible para hacer ejercicio. Compra un contenedor de medida de volumen y úsalo para repartir su ración en distintas tomas a lo largo del día.

Comprueba cómo reacciona, si queda saciado o si te pide más. La clave es encontrar el equilibrio deseado entre comer bien y perder peso. Este proceso lo tienes que hacer de la mano de un veterinario para que tu perro no coma menos cuando puede comer más, también para que tengas un apoyo cuando tu amigo te pida pienso y no puedas darle ni un gramo más.

Ejercicios para perros gordos que puedes hacer en casa

Para que adelgace tendrás que pasear más con él y en trayectos más largos. No le obligues a correr si no puede, pero aumenta su regularidad y vete acelerando la marcha poco a poco. Otro ejercicio sensacional para él es nadar pero, ¿qué puedes hacer dentro de casa?

Existen una amplia variedad de juguetes pensados para hacer deporte indoor, tanto comprados como caseros. En especial, te recomendamos los que arrojan la pelota lejos, al otro extremo del pasillo y teniendo tu peludo que recogerla y devolverla a su sitio.

En resumen: Para que tu perro pierda peso tienes que hacerle seguir una dieta y un conjunto de ejercicios supervisados por tu veterinario. Te tocará monitorizar cada gramo que pierde y jugar más con él. Con esfuerzo y dedicación, tu perro dejará de estar gordo y conseguirás lo que más deseas: que viva más años con salud y felicidad.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios: