Mi perro tiene hipo muy seguido, ¿qué le pasa?

Los perros pueden tener hipo, como los humanos. En especial, suelen contraerlo los peludos de razas pequeñas, como los chihuahua, sobre todo cuando son cachorros. Estas respiraciones involuntarias no han de preocuparte a no ser que se prolonguen durante varios días, en cuyo caso te recomendamos que dejes una consulta a nuestros veterinarios online.

Hoy vamos a contarte cuáles son las causas de que tu perro tenga hipo y cómo prevenirlas, también te vamos a dar un truquito y recomendaciones para quitárselo sin causarle sobresaltos ni estrés.

¿Por qué mi perro tiene hipo?

Los motivos por los que tu perrete tiene hipo son los mismos por los que lo contraes tú. El diafragma reacciona a través de una serie de espasmos que producen unos soniditos muy simpáticos. Esta reacción obliga a los pulmones a expulsar aire, precisamente porque la causa de que se produzca es tragar aire de más de manera brusca.

De todos modos, aunque a nosotros nos pueda hacer gracia ver a nuestro colega hipar y dar pequeños saltitos al hacerlo, a él puede no parecerle algo tan simpático. Los perros que más hipo suelen tener son los cachorritos, tenerlo les puede llegar a asustar la primera vez, así que sé cariñoso, analiza la causa que lo ha provocado y toma medidas para corregirlo.

Tu perro puede tener hipo a causa del estrés y la ansiedad

Si eres un cuidador novato puede que todavía no lo sepas, pero los peludos no llevan bien los cambios, son muy empáticos, sensibles y sufren cuando tú sufres. Un viaje repentino, la desaparición de un ser querido, la falta de atención, una alteración de su dieta y, sobre todo, que les cojan miedo a alguien, les genera estrés, que en ocasiones les afecta a la respiración.

Si tu colega sufre ansiedad que manifiesta a través del hipo, tienes un problema. Su diafragma dejará de reaccionar de manera anormal al cabo de unas horas, pero de lo que tienes que preocuparte es de lo que le origina estrés y corregirlo. ¿Ha pasado tiempo desatendido, lo sacas a pasear menos que antes, no le das todo el cariño que se merece? Hay perros que son especialmente nerviosos y te obligarán a darles más efecto de lo normal.

Tu perro puede contraer hipo por cómo come

Uno de tus deberes como cuidador de tu nuevo amigo es vigilar qué comida se lleva a la boca y cómo lo hace. Lo normal es que en función de su peso y edad le dejes una cantidad de comida determinada en el bol. Algunos perros son capaces de racionar el alimento y comerlo poco a poco, pero lo normal es que tengas que educarlo.

Si tu colega traga como si no hubiera un mañana, ingerirá también una cantidad de aire tremendo que acabará alojado en su estómago. Cuando se tumbe a procesar lo que se ha metido en el cuerpo, el gas saldrá, afectando al diafragma y provocando que aparezca el hipo. Así que si le pasa cada vez que acaba de comer, ya sabes cuál es tu tarea: ayudarle a comer bien.

Lo que tienes que hacer es no darle todo el rancho de golpe, sino repartirlo en dosis. Sírvele un poco por la mañana, dale otra ración una hora después y otra un poco más tarde. Repítelo durante un par de semanas hasta que se acostumbre a comer poco a poco, verás cómo el hipo desaparece.

El hipo de tu perro puede deberse a problemas gástricos

En algunos casos, ese gas de más que habita en su estómago se debe a otra razón que la de comer deprisa. Si le has enseñado a comer despacio y aún así persiste el hipo, tendrás que llevarlo a un veterinario para que analice su estómago. Si estamos hablando de un cachorro, estos problemas de estómago son relativamente normales, pues todavía se está formando.

Por eso, la norma general con el hipo es que no te preocupes si este dura unas horas, pero sí si se alarga durante un día o dos, porque puede ser sintomático de un problema de estómago. Si tu perro tiene hipo siempre y no se le va, acude a un especialista.

Cómo quitarle el hipo a tu perro

Habrás leído por ahí que lo mejor para que tu peludo deje de tener hipo es darle un susto, dejar que beba con la cabeza de lado o darle de comer aunque no tenga ganas. No hagas nada de eso, sobre todo en lo que respecta a lo sorprenderlo porque podrías estresarlo innecesariamente. Lo mejor que puedes hacer es sacarlo a dar un largo paseo, quitarle importancia y pasar una divertida tarde de juegos juntos. Así se le irá.

En resumen, que un perro tenga hipo no es un problema, te dirá que tienes que ayudarle a rebajar el estrés o a ayudarle a comer mejor. Si el caso persiste, pon una consulta a nuestros veterinarios online.

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: