¿Por qué los gatos adoran las alturas?

Cualquier amante de los gatos que se precie sabe lo importante que es la parte de arriba del armario para nuestros felinos. Quien dice armario, dice frigorífico, estantería o cualquier otro mueble de casa. Lo importante es que se sientan en la cima, un lugar desde el que contemplarlo todo.

Y es que a los gatos les encanta eso de escalar, de hecho, ¿sabías que pueden saltar una altura de hasta 5 veces su propio largo? En parte, es algo que conservan de sus antepasados, pues se dice que los gatos provienen de una especie carnívora acostumbrada a vivir en los árboles. Podríamos decir que las alturas son el hábitat natural de nuestros felinos.

Los motivos por los que tu gato vive obsesionado con trepar.

Son varios los motivos por los que tu gato se empeña en subirse a todas partes:

  • Instinto cazador: Como buenos depredadores, los gatos buscan las alturas para poder observar cualquier movimiento de su "presa", en este caso tú o cualquier otro miembro de tu familia. Desde las alturas tienen un mayor control y son capaces de adelantarse a cualquier movimiento.

  • Se sienten a salvo: Si tienes niños, perros u otros animales en casa, el gato escogerá el rincón más alto para evitar ser perseguido o molestado. Sabe que desde ahí arriba será más difícil que le alcancen.

  • Dominancia: Se dice que existe una cierta jerarquía sobre los gatos, según la cual el más dominante siempre se sitúa a mayor altura que el resto. La próxima vez que se junten varios gatos en un mismo espacio, fíjate en como interactuan con el entorno, verás quién es el rey de los mininos.

  • Buscan el calorcito: A los gatos no les gusta nada el frío así que buscan las zonas más calentitas de la casa, que suelen ser, a su vez, las más elevadas.

La importancia del entorno

Ten en cuenta que los gatos domésticos viven la mayor parte de su vida dentro de casa, por lo que necesitan cosas que les entretengan y estimulen o sino corres el riesgo de que tu gato padezca estrés. También puedes construirle un catio o patio de juegos, aquí te explicamos cómo hacerlo.

Es importante que dotes a tu gato de lugares altos a los que subirse. De hecho, cuanto más pequeña sea tu casa, más alturas necesitará. Las torres de soga puede ser una buena opción, pues además de ser buenos rascadores, permiten crear diferentes alturas para tu gato.

Las ventanas son otro de los rincones preferidos por los felinos. Podrían estar horas y horas pegaditos al cristal observando, y más si hay pájaros cerca. Lo malo de las ventanas es que hay que tener mucho cuidado de no dejarlas abiertas pues en Barkibu recibimos muchas consultas sobre gatos que se han caído desde alturas considerables, lo que se conoce como el síndrome del gato paracaidista.

Para evitar esto, muchos catlovers han optado por las hamacas de ventosa. Consiste en una plataforma, una especie de camita, que permite al gato sentarse o tumbarse y que se pega en el cristal a través de unas ventosas. De esta forma el gato puede estar cerca de la ventana de una forma segura.

Ahora ya sabes que los gatos buscan los lugares más altos por diversas razones: por instinto cazador, por dominancia, etc.

Proporciónale a tu gato diferentes alturas para que se divierta sin romper el mobiliario de casa.

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: