10 cosas que debes saber antes de adoptar a un gato

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Los gatos son el segundo animal de compañía más común en nuestros hogares, por detrás de los perros. Durante siglos, se han ganado con creces esta merecidísima posición.

Los felinos son animales fascinantes pero a menudo desconocidos e incluso temidos. Son muchas las leyendas negras que giran en torno al gato, sin embargo hoy en día tenemos información más que de sobra para saber que nada de eso es cierto. Convivir con un gato aporta una serie de ventajas y beneficios enormes. Pero es importante conocer bien la especie, aquello que necesita y, por supuesto, deshacerse de los falsos mitos que giran a su alrededor.

1. Un gato no es un perro pequeño

Mucha gente piensa que un gato es como un perro pequeño, sin embargo, no tienen nada que ver. Ambas especies son diferentes y, por tanto, tienen necesidades y características específicas. Por eso, antes de adoptar un gato (y cualquier mascota) es fundamental que te informes muy bien de los cuidados, las necesidades, el comportamiento, etc. que requiere.

2. El periodo de socialización es más corto que en el perro

En Barkibu ya hemos hablado sobre la importancia del periodo de socialización y de su duración tanto en el perro como en el gato. En gatitos abarca desde las 2 hasta las 7-9 semanas aproximadamente. Teniendo en cuenta que la edad recomendada de adopción es a las 5-6 semanas, tenemos muy poco tiempo para habituar a nuestro nuevo compañero a todo tipo de estímulos: personas, otros gatos y mascotas, ambientes, ruidos, visitas al veterinario, arnés y correa si piensas sacarlo a pasear por la calle... Un buen consejo es *adoptar al gatito en un momento en el que dispongas de tiempo para dedicarle atenciones *y poder realizar esta socialización adecuada.

3. Los gatos no duermen tantas horas al día

Existe la creencia generalizada de que los gatos se pasan el día durmiendo. Sin embargo, en condiciones salvajes estos felinos pasan mucho tiempo cazando, recorriendo su territorio y acicalándose, lo que no les deja muchos momentos para dormir. Lo que ocurre con los gatos que viven indoor (dentro de casa) es que se conocen su territorio de memoria y no hay competidores a los que hacer frente, ni presas que cazar, porque siempre tienen el cuenco de comida lleno. Por eso es fundamental dedicarles tiempo y atenciones, jugar con ellos y realizar un buen enriquecimiento ambiental.

4. Los gatos más dóciles

Existen estudios científicos que han demostrado que ciertos rasgos genéticos afectan al temperamento de los gatos. Uno de ellos es el color del pelo: los gatos negros y negros con manchas blancas tienden a ser más dóciles que el resto. Lo mismo ocurre con la genética del padre: si el padre es dócil, sus gatitos tienen más probabilidades de serlo. Por lo tanto, los gatos negros o negros con manchas blancas, que proceden de padres dóciles (y, por supuesto, los que han tenido una buena socialización), serían los mejores candidatos con los que convivir porque mostrarán un temperamento más dócil y cariñoso. ¿No te parece que este argumento es buenísimo para desmitificar la oscura leyenda que recae sobre los gatos negros?

5. Son muy sensibles al estrés

También es un tema del que ya hemos hablado en Barkibu. Los gatos son una especie particularmente sensible al estrés: cambios de domicilio, llegada de nuevos miembros y mascotas a casa, cambios en el hogar, ruidos fuertes...son causas comunes de estrés. Por ello, mantener una buena salud de nuestro felino y un buen enriquecimiento ambiental en el hogar del gato serán medidas a tener en cuenta cuando convivimos con ellos.

6. La agresividad por juego

Es una de las formas de agresividad más comunes en el gato: se agazapa detrás de una esquina y cuando pasa el propietario se lanza a sus pies para cazarlo. Esto ocurre porque los gatos juegan a cazar. Si no tienen suficiente actividad, ellos mismos se la buscan. Prevenir y evitar esta forma de agresividad es muy sencilla: basta con dedicar ciertos momentos del día a jugar con tu felino, lanzarle pelotas, usar juguetes interactivos, cuerdas... para que libere el exceso de energía. Recuerda que los gatos son animales crepusculares, que se muestran más activos a primera y última hora del día. Estos son 2 buenos momentos para ofrecerles juegos y atenciones. Además, el ejercicio físico ayuda a mantener en forma a tu felino y prevenir la obesidad, que tan graves consecuencias puede tener en nuestros gatos.

7. Los 5 pilares de la salud ambiental del gato

La International Society of Feline Medicine (ISFM) y la American Association of Feline Practicioners (AAFP) han elaborado una guía con las necesidades ambientales del gato, que se puede consultar por internet. Recursos suficientes en el hogar, respeto a su sentido del olfato, proporcionarle zonas seguras en casa, jugar con ellos e interactuar de forma respetuosa son los aspectos fundamentales para garantizar una buena salud mental y ambiental a nuestro felino.

8. Son beneficiosos para la salud

Siguiendo con las evidencias científicas, también está demostrado que convivir con una mascota ayuda a prevenir o incluso a tratar determinados problemas de salud. En el caso de los gatos esto es del todo evidente. Las personas que conviven con gatos se muestran más relajadas lo que ayuda a mantener una buena presión arterial, reduciendo el riesgo de ciertas enfermedades cardiovasculares. Son compañeros ideales para personas deprimidas, ya que ofrecen compañía al tiempo que "obligan" a su compañero humano a responsabilizarse y ocuparse de ellos, reducen la ansiedad y el estrés,

9. Dieta "especial"

Los gatos son carnívoros estrictos, lo que requiere el consumo de carne, ya que es el componente principal de su dieta. Necesitan proteínas de origen animal, ya que además hay algunos aminoácidos (llamados aminoácidos esenciales) que su organismo no puede sintetizar y deben ser aportados con la dieta. Además, algunos gatos son muy exquisitos a la hora de comer. Por eso, durante su periodo de socialización es muy recomendable ofrecerles diferentes alimentos, siempre de la mejor calidad y formulados a base de proteínas de origen animal como ingrediente principal. De esta forma, cuando sea adulto será más probable que acepte cambios de pienso y ofrezca menos problemas con la comida.

10. Las tricolor son siempre hembras

Para acabar, una curiosidad. ¿Sabías que más del 90% de los gatos tricolor (naranjas-blancos-negros) son hembras? De nuevo la genética está detrás de este curioso fenómeno. Los genes que determinan esta capa están ligados al sexo. Así que, si estás buscando una compañera felina como animal de compañía, con un gato tricolor acertarás prácticamente de pleno.

Convivir con una mascota, en este caso un gato, supone enormes beneficios para nosotros, pero debes ofrecer esos mismos beneficios a tu compañero felino. Para ello es importante informarse y buscar asesoramiento sobre los cuidados básicos, las necesidades etológicas y nutricionales de los gatos... De esta forma, tanto tu gato como tu estaréis sanos y felices, y podréis disfrutar de una convivencia de calidad, basada en el respeto y el cariño.

Borja Ros Villanueva, veterinario y etólogo en Adetcan.\
Adetcan es un proyecto formado por dos veterinarios etólogos y educadores caninos que prestan servicios de asesoramiento, prevención, diagnóstico y tratamiento de problemas de conducta en perros y gatos. El servicio es a domicilio. Estamos en Santiago de Compostela pero trabajamos en toda Galicia.