A mi perro le suenan las tripas y no quiere comer, ¿qué puedo hacer?

A un perro le pueden sonar las tripas por varios motivos. Como PetLover, tienes que saber cuándo estos ruidos son un síntoma de algo grave y cuándo no. También es fundamental para su salud que comprendas cómo funciona su sistema gástrico y cómo evitar que ese sonido que escuchas en su abdomen se convierta en un problema.

En este artículo vamos a repasar los motivos por los que su barriga hace ruido, por qué se producen y cuándo preocuparse. Te daremos también varios consejos para evitarlos en caso de que no sea sano que sucedan; pero recuerda que cada perrete es único. Por eso mismo, tras leer este artículo, deja tu consulta a nuestros veterinarios online describiendo sus síntomas, también su edad, costumbres, raza y peso. En Barkibu, estamos para ayudarte.

¿Qué hago si a mi perro le suenan mucho las tripas?

Lo primero es identificar la hora del día en la que se producen y sus hábitos alimenticios. Si a tu colega le suenan las tripas a primeras horas del día es normal y quiere decir que su estómago está vacío. En algunos casos, estos ruidos pueden ir acompañados de un ligero vómito. Estos ruidos pueden repetirse antes de las comidas principales del día, no es algo de lo que preocuparse pero sí una llamada de aviso: tienes que ordenar mejor sus raciones a lo largo del día.

Este caso es común en PetLovers cuyo perrete pasa de ser cachorro a un adulto, pues hay que cambiar la cantidad y regularidad de sus comidas y a tu colega le puede costar acostumbrarse. Si este es tu caso, deja una consulta a nuestros veterinarios online, nuestros dietistas te recomendarán qué hacer para que esos ruidos desaparezcan.

A mi perro le hacen ruido las tripas después de comer

Si estos sonidos se producen después de comer, tienes que tener cuidado. Estos murmullos estomacales son causados por los gases de la digestión y suelen aparecer porque ha comido muy rápido, ha hecho deporte justo después de ingerir los alimentos o se ha dado un atracón. Estos gases pueden provocarle daños y también una de las peores enfermedades que tu colega puede sufrir: torsión gástrica.

Este caso es más común en perros de gran tamaño, así que ten mucho cuidado. La manera de prevenirlo es darle su comida en un recipiente con obstáculos, para que no pueda engullirla sin esforzarse. También te recomendamos que, en lugar de darle una sola toma al día, la repartas en hasta cinco y que descanse antes de hacer ejercicio.

Posibles síntomas de esta torsión gástrica son una dilatación en la zona del abdomen, quejidos, falta de apetito y cambios en su carácter. Esta es una enfermedad grave, así que actúa cuanto antes.

Mi perro ha comido algo extraño y le suena la barriga muy fuertemente

Además de por gases o por hambre existen dos casos más que no podemos desatender. ¿Cuándo vas a dar paseos con él por el parque estás siempre pendiente de todo lo que hace? ¿Dejas el móvil en el bolsillo y le prestas a tu perrete toda la atención que se merece? Los cuidadores que hacen más caso a los stories de Instagram que a su colega pueden volver a casa con su peludo y descubrir que, de pronto, su barriga le hace ruido.

El motivo es que ha comido algo extraño, bien la caca de otro perro, un alimento prohibido para él o incluso veneno. Sí, aunque te parezca imposible, hay muchos desaprensivos que vierten químicos en la calle para que se lo traguen los perros con la intención de matarlos. No te decimos esto para asustarte, pero sí para que seas precavido cuando lo saques a caminar.

Si le hacen ruido las tripas nada más llegar a casa, vomita o tiene diarrea, consulta urgentemente a un veterinario, recuerda decirle que no ha comido mucho y que el sonido no ha sido a primeras horas del día, para poder descartar los casos que hemos comentado al principio de este texto.

Puede que la tripa le haga ruidos y no tenga apetito por culpa de parásitos

Si ha comido algo tóxico para él, si tiene gases o si tiene el abdomen infestado de parásitos, no tendrá apetito y sí dolor y molestias. En el caso de que tenga una tenia o lombrices en su interior, pálpale el vientre, ¿está duro? Examina sus heces, ¿ves en ellas manchas blancas como granos de arroz o como unos fideos partidos? Si has respondido que sí a alguna de estas dos preguntas es posible que esta sea la causa.

Como te decimos, cada perrete es un mundo. Toma este artículo como guía para realizar tu consulta a nuestros veterinarios online, para que te enseñemos a alimentarle y para prevenir una posible torsión gástrica, saber qué darle en caso de tener parásitos y qué alimentos no puede comer.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: