Abandono de mascotas en vacaciones

Our team is formed for veterinarians, ethologists, and animal health content experts.

En verano llegan las vacaciones, la mejor época del año para muchos. Ir a la playa a tomar el sol, quedarte debajo de la sombrilla (porque el calor no es lo tuyo) o pasar unos días en la montaña rodeado de naturaleza para olvidar el estrés de la ciudad. Sea cual sea tu destino, si tienes mascota, tendrás que tomar la decisión más difícil antes de embarcarte en tu aventura: ¿viene contigo o no? En este post podrás encontrar los mejores tips en caso de que hayas decidido que tu mascota te acompañe en esta aventura veraniega.

Nosotros siempre somos partidarios de llevar a tu amiguete contigo para poder disfrutar juntxs de los mejores planes. Si por lo que sea, ves que la cosa se complica, sé prevenido y asegúrate de que a tu mascota no le falte de nada en tu ausencia. Procura que sus cuidados sean prácticamente los mismos que si tú estuvieras ahí. Puedes dejarlo en un hotel o guardería para perretes o gatos o con un familiar o amigx de confianza.

Pero por favor, no lo abandones. Esta parte es, sin duda, la más importante. En este post te explicamos los principales motivos de abandono, que no deberías hacer y cómo podemos construir entre todos un entorno que favorezca a que la tasa de abandonos de mascotas se reduzca considerablemente. Te recomendamos seguir leyendo, y no solo porque lo hayamos escrito nosotros.

Abandonos de mascotas en verano ¿aumentan realmente?

En España se produce un ligero aumento en la tasa de abandono de mascotas durante los meses de verano. Los picos de abandono de gatitos se producen durante julio y agosto; justo el periodo en el que suelen reproducirse. En el caso de los perros, la tasa de abandono se mantiene prácticamente estable durante todo el año.

En EEUU, la frecuencia con la que se abandona a un perrete durante los meses de julio y agosto es de uno por hora aproximadamente.

Motivos del abandono de perros y gatos

La Fundación Affinity, con el estudio “Él nunca lo haría” (2019), encontró los siguientes motivos de abandono, ordenados de mayor a menor relevancia:

🔴 Camadas no deseadas
🔴 Fin de la temporada de caza
🔴 Animales con comportamiento problemático
🔴 Incapacidad económica
🔴 Cambios de domicilio
🔴 Falta de interés por parte de la mascota
🔴 Alergias
🔴 Nacimiento de un hijx
🔴 Pérdida de empleo
🔴 Divorcio
🔴 Embargo
🔴 Defunción o enfermedad
🔴 Vacaciones

Ante las camadas no deseadas, es mejor prevenir que curar. Es decir, si sientes que hay cierta probabilidad de que tu mascota quede preñada, y como consecuencia, vaya a tener cachorros de los que no vas a poder hacerte cargo, una opción es esterilizarla para asegurarte de que esos animales no terminen en perreras o protectoras. Además, la esterilización previene de problemas de salud.

Desde Barkibu nos gustaría hacer hincapié en que siempre hay una alternativa al abandono. Si no puedes hacerte cargo de tu mascota por circunstancias de la vida que no has podido prever y no hay nadie que pueda hacerlo a tu alrededor, no lo dejes tirado en la calle. Acude tú mismo a una protectora o centro de acogida. Un abandono en lugares aislados o inapropiados puede dejar al animal secuelas y traumas de por vida. Recuerda que ni él (ni nadie) tiene la culpa de los problemas que surgen en la vida de las personas, y que, por tanto, ante tales imprevistos, los seres humanos deberíamos actuar con empatía, siendo conscientes de ello y actuando siempre de la mejor forma para nuestro amiguito.

El hecho de que la mayoría de abandonos por parte de los antiguos dueños se de en la calle y no en la protectora o centro directamente, lleva a desconocer los motivos exactos por los cuales se ha llevado a cabo el abandono, por tanto, los datos disponibles son limitados. Como consecuencia, las campañas de concienciación también son limitadas; pues al no conocer los motivos con claridad, se está luchando contra motivos un tanto difusos.

En el mismo estudio también se observa que, el 63.4% de los animales que entran en un refugio son llevados a la protectora o refugio por la policía o miembros de la propia entidad. Algunas son víctimas del maltrato animal o del síndrome de Noé (trastorno mental característico de las personas que acumulan un gran número de mascotas en casa, siendo incapaces de proporcionarles los cuidados adecuados). En el 27,5% de los casos, la mascota es llevada al centro por parte de un particular. El dato realmente importante es que, solo el 9,1% de las mascotas abandonadas es llevada al centro o protectora por la misma persona que la abandona.

Quien más lo sufre

En el caso de cachorros o mascotas de corta edad, su adopción se hace mucho más sencilla, por lo que el tiempo medio de estos pequeños en el centro de acogida suele ser relativamente corto. Esto se debe a la creencia de que los animales recién nacidos o de corta edad se adaptan mejor a un nuevo hogar que aquellos que llevan años asentados en un hogar y que, como consecuencia, su edad es más avanzada.

Esta creencia es totalmente falsa, no tiene por qué ser así. En muchos casos, las mascotas de edad avanzada hacen la convivencia más sencilla y son más tranquilas y cariñosas que un cachorro. Puedes ver tooodos los motivos por los cuales adoptar a una mascota de edad avanzada en este post.

Todo el mundo merece una segunda oportunidad, y más las mascotas abandonadas, quienes, en la mayoría de los casos, son abandonadas por motivos ajenos a ellos. De todas formas, si se tratara de un mal comportamiento por parte de la mascota, el abandono tampoco está justificado. Vivimos en un mundo con muchísima información en todos los aspectos, por tanto, es sencillo informarse sobre qué hacer si el comportamiento de tu mascota no es adecuado o ya no puedes hacerte cargo de ella. Por ejemplo, si observas que el comportamiento de tu mascota es distinto últimamente y has descartado junto a tu veterinario que se trate de un problema de salud, puedes hablar con un etólogo o educador canino.

La buena noticia

Una buena noticia dentro de tantas malas es que, parece que la sociedad tiende a estar más sensibilizada con el tema del abandono de los animales y por ello, deciden adoptar en lugar de comprar.

Como consecuencia inmediata, estas mascotas tendrán una segunda oportunidad, además, estas familias suelen estar concienciadas del problema y es poco probable que sufran un segundo abandono.

El mismo estudio del que hablamos anteriormente, nos muestra los principales motivos por los cuales una familia decide adoptar un animal. El motivo principal es la consciencia sobre el problema del abandono, seguido del de colaborar con una protectora o la recomendación de familiares o conocidos. Esto deriva en una rueda virtuosa de la que todo el mundo se beneficia. Principalmente, el animal adoptado, que cuenta con una segunda oportunidad. La protectora, en caso de que padezca de escasez de recursos, podrá destinarlos más eficientemente tras una adopción. Y, finalmente, la familia que adopta al animal, estará colaborando a una buena causa, además de entregar todo el cariño que tienen para dar a un peludo que, sin duda, lo necesita.

En todo caso, aunque cada vez son más las personas que se plantean la adopción, en el 27,2% de los casos terminan por no hacerlo. Los motivos por los cuales la adopción no se lleva a cabo suelen ser el tamaño, la raza o la edad. Esto puede ser porque los humanos todavía somos en cierto modo superficiales y tenemos una imagen de la mascota ideal en nuestra cabeza. En el caso del tamaño o edad, puede que no se adapte a las características del espacio donde vivimos. Es difícil tener una mascota grande en un piso de escasos metros cuadrados. A veces se nos olvida que la apariencia es lo de menos.

Una vez llevada a cabo la adopción, también existen algunos casos de devolución. Aunque no es un suceso muy común (se produce en el 7.6% de los casos), cabe destacar que es un suceso evitable en algunos casos. El principal motivo por el que se procede a la devolución al centro o protectora de la mascota adoptada es el comportamiento del animal (en el 42.4% de los casos), seguido de una mayor responsabilidad de la esperada en el 14,5% de los casos. Tener mayor responsabilidad de la esperada es una causa que puede evitarse. Por ejemplo, si la familia que va a llevar a cabo la adopción está informada acerca de los posibles cuidados que puede conllevar una mascota. No todas son iguales, y el hecho de haber tenido una mascota que no haya requerido tantos cuidados previamente, no implica que todas vayan a seguir el mismo patrón de comportamiento. La mayoría de las devoluciones se llevan a cabo tan solo un mes después de su adopción.

Cómo podemos mejorar

Aunque estamos yendo a mejor, las cifras de abandono no han variado mucho en los últimos tiempos. Sí es cierto que existe una mayor conciencia social acerca de la adopción como alternativa a la compra de mascotas, pero eso no significa que esté todo hecho. Todavía queda mucho por hacer. Hemos hecho una lista con posibles acciones que, si todos realizáramos, haríamos del abandono un problema mínimo para los tres agentes que intervienen en él, pero sobre todo para nuestros amigos peludos.

🙋‍♀️ Infórmate: si no puedes hacerte cargo de tu mascota por los motivos que sean, infórmate de todas las alternativas que tienes, tanto tú como ella, para que ambas partes sufran lo menos posible. Lo peor que puedes hacer es dejarla en la calle o lejos de casa. Esa no debería ser una alternativa que se pase por tu cabeza.

🙋‍♀️ Busca a tu alrededor personas que podrían hacerse cargo de ella: hoy en día, gracias a las redes sociales, disponemos de una herramienta de difusión ideal para este tipo de problemas. Pregunta a tus amigos y familiares más cercanos, y en caso de que no puedan, difúndelo por Instagram, Facebook o incluso Twitter. Además, de este modo, tienes la posibilidad de conocer a la persona que va a hacerse cargo de la que ha sido, hasta ahora tu incondicional compañera de vida.

🙋‍♀️ Si nadie puede asumir dicha responsabilidad o no se encuentra en un momento idóneo, infórmate de qué alternativas dispones. ¿Hay protectoras en tu ciudad? Habla con ellas, explícales tus motivos si lo crees necesario; pero sobre todo, se transparente. Nadie te va a juzgar y tú vas a sentirte bien contigo mismx. Además, de este modo, puedes explicarles cómo es tu amiguito, y como consecuencia, le será mucho más sencillo encontrar un nuevo hogar con una familia que se adapte perfectamente a su comportamiento (seguro que es muy sencillo).

🙋‍♀️ Colabora a crear consciencia en tu círculo de amistades. Entre todos podemos fomentar la adopción como alternativa a la compra y convertirlo en un hábito más normalizado. También colaborando a deconstruir los falsos mitos sobre adopción de mascotas de edad avanzada estamos realizando una buena acción para la sociedad en general.

Y hasta aquí, nuestro post de hoy. Cualquier duda, ¡te leemos en los comentarios!

Lo demás está en vuestras manos