Cistitis en perros – Síntomas, prevención y tratamiento

La cistitis en perros se trata con antibióticos pues su origen es bacteriano, por lo que no existe un tratamiento natural que funcione para curarla. Si tu colega presenta los síntomas de cistitis de los que te vamos a hablar en este artículo, tienes que llevarlo al veterinario para que le dé los medicamentos que necesita.

Hoy trataremos estos síntomas, cómo prevenirla y en qué consiste una cistitis. De todos modos, te recomendamos que nos dejes una consulta. Nuestros veterinarios online leerán los síntomas de tu peludo y te darán los consejos que necesitas para que salga adelante.

¿Hay tratamiento natural para la cistitis en perros?

Como te hemos dicho, no hay nada que puedas hacer para curar la cistitis en tu hogar. El motivo es que se necesitan antibióticos recetados por un veterinario para destrozar las bacterias que se la han provocado. Ni se te ocurra usar antibióticos para humanos. Si lo haces, podrás hacerle muchísimo daño por ser un medicamento no preparado para su organismo.

Es por ello que los únicos tratamientos naturales que podemos aplicar para esta infección son preventivos. Para saber cómo adelantarse a la aparición de una cistitis hay que saber cómo se contrae. Esta enfermedad está causada por un grupo de invasores que llegan a su vejiga y se la inflaman. Hay que detener la infección cuanto antes, pues podría seguir expandiéndose.

Cómo prevenir la cistitis en perros

Las claves para que esta infección no llegue a presentarse son dos: higiene y alimentación. Es importante que te esfuerces especialmente en prevenir la cistitis si tienes una perra en lugar de un macho, pues tienden a cogerla más a menudo y con mayor facilidad.

Sobre la higiene, la manera más frecuente de que las bacterias alcancen su tracto urinario es por restos de pis o de caca de su culito. Si no se limpian, las bacterias que ahí residen viajan y conquistan la vejiga de tu colega, provocándose la infección. Es importante que tengas un algodón o una toallita de bebé siempre a mano cuando hace sus necesidades, para limpiarles bien.

Si te da reparo limpiarle el culo en la calle, puedes adoptar una rutina diaria, de manera que lo hagas en la comodidad de tu casa. No hagas esto con papel higiénico, usa siempre una superficie blandita, limpia y cómoda. Tampoco aprietes mucho o frotes, no olvides que es una zona sensible y podrías irritarla.

Una buena comida e hidratación ayudan contra la cistitis

Contra las bacterias, lo que tienes que conseguir es que tu perro siempre esté muy bien nutrido. Cuando ese indeseable invitado llega a la vejiga batallará contra los soldados de su sistema inmunitario, si está a tope, podrá expulsarlo y no habrá cistitis. ¿Y cómo se consigue que tu perro esté sano y fortalecido?

No le des de comer más pienso barato del supermercado y elige el de la más alta calidad. Plantea una rutina de comidas en la que este se alterne con recetas naturales cocinadas por ti. Puedes ponerte en contacto con nuestros dietistas online para orientarte sobre cómo preparar platos ricos para él y que le ayuden contra una posible cistitis.

Además de esto, necesita beber mucho. Ten su bebedero siempre lleno de agua fresca y limpia. Si combinas todo esto, le darás una salud de hierro. Pero aún hay algo más: tiene que hacer deporte y no llevar una vida sedentaria.

Tratamiento para la cistitis

Tu perro reaccionará mucho mejor al tratamiento que le proporcionará tu veterinario si no tiene obesidad y no tiene diabetes. Además, un perro ejercitado, juguetón y activo tendrá siempre el ánimo más levantado, lo que ayuda, y mucho, a que su sistema inmunitario esté fuerte como un roble.

Si tu perro tiene cistitis hará más veces pis y protestará, no estará a gusto y se mostrará molesto. Como toda infección, tendrá algo de fiebre y se le quitará usando antibióticos. Es importante que reacciones rápido a una infección de este tipo. Se cura bien y sin problemas con los medicamentos adecuados, pero si no adoptas unos buenos hábitos de higiene, de alimentación y acudes al veterinario en el momento adecuado, podría cronificarse.

Aunque hemos dicho que las perras son más propensas a tener una infección de orina, en realidad esto es algo que puede llegar a contraer cualquier tipo de perro a cualquier edad. Si tienes cualquier duda al respecto de lo que te hemos contado en este artículo, no tienes más que dejar una consulta a nuestros veterinarios online.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: