Cómo cuidar un perro con sarna y cómo se cura

¿Funciona la invermectina para la sarna en perros? ¿Hay tratamientos caseros eficaces o champús que puedan frenar la sarna demodécica? La sarna es una enfermedad que se produce en los perros a causa de un ataque masivo de los ácaros de su entorno. No siempre es por culpa de parásitos de origen externo, a veces estos se encuentran ya en el propio animal. La sarna suele ser muy contagiosa y requiere de un diagnóstico correcto y de muchísima limpieza del entorno del animal.

Los tratamientos caseros no son efectivos contra la sarna. Muchos PetLovers novatos creen que se están enfrentando a una enfermedad más de la piel, pero en realidad tienes que imaginarte que un montón de bichitos se están cebando con su piel. ¿A ti te gustaría que tu cuidador se inventase pomadas con aceite de oliva para curarte? No, lo que querrías es que te llevara al médico para diagnosticarte y empezar ya con el tratamiento. Haz tu consulta con nuestros veterinarios online.

Sarna en las orejas de un perro y en todo su cuerpo

La sarna produce mucho picor, malestar y suele ser un síntoma de un entorno sucio, un perro mal alimentado, con el sistema inmune bajo o mal cuidado, con altos niveles de estrés y ansiedad. Las dos formas más comunes de contraer la sarna son: por contagio o por causas genéticas. Hay perretes propensos, como sus descendientes, a tener un testículo que no les baja o a poseer en su piel y de forma natural alguno de estos parásitos que le provocan la sarna.

La sarna demodécica necesita ser diagnosticada durante los primeros meses de vida del perrete para ser intervenida convenientemente. No hay tratamientos caseros que la eliminen para siempre ni tampoco hay cura, pero es controlable. Esta sarna suele asustar mucho a los cuidadores porque sale cuando el perrito es muy joven y hace que se queje mucho, pero el prurito y el daño se puede minimizar.

Otro tipo de sarna es la que se da en concreto en las orejas. Puede provocar graves daños, ¿y por qué? Pues porque pica, y para aliviar ese malestar, el perrete se frota con todo lo que encuentra. Eso sí, no siempre que tu peludo tiene este comportamiento es por culpa de la sarna, en ocasiones se puede tratar de una otitis común o de que se le ha metido algo dentro. El diagnóstico a tiempo evitará sustos y acelerará la cura.

¿La sarna en perros es contagiosa?

Toda la sarna, aparezca en las patas, en el torso, en la cara o en la oreja se produce por el ataque de un grupo de ácaros en la piel de tu amigo. Esto ya nos da una pista de que la sarna puede ser muy, muy contagiosa. Por fortuna, es una enfermedad que solo se transmite entre la misma especie. Sin embargo, esto no quiere decir que si en el mismo entorno conviven gatos y perros los primeros no puedan tener una enfermedad relacionada con los ácaros.

¿Y por qué? Aquí va el primer consejo de cuidado para perros con sarna: limpieza absoluta. Los ácaros y este tipo de parásitos abundan en moquetas poco limpias, peluches sin lavar o en camitas que no están higienizadas. Segundo consejo para cuidar a un perro con sarna: una buena alimentación y cero estrés.

¿Qué pastillas para la sarna en perros son las mejores?

Muchos PetLovers nos preguntan qué champús y qué pastillas son las mejores, pero la medicación solo te la puede dar el veterinario. Es fácil encontrar artículos en internet que te dan listados de píldoras y de fármacos, pero, ¿y si en lugar de sarna solo tiene una dermatitis? ¿Y si el que te ha recomendado esa pastilla de humanos, que supuestamente la va a sentar bien, no es un facultativo? Pues que podrás freírle el hígado e incluso matarlo.

Por ello, tu responsabilidad es elegir una alimentación de diez, rica en nutrientes y adaptada a su peso y edad, también jugar mucho, mucho con él. Tiene que llegar a casa muy cansado y sentirse feliz. Si a eso le sumas un entorno muy limpio y la medicación y el champú que le ha dado tu veterinario después de verlo en consulta, tu perro podrá tratarse la sarna, no sufrir tanto con el picor y salir adelante.

Ahora, lo que tienes que hacer es ponerte en contacto con nuestros veterinarios online, explicarle los síntomas de tu perrete con sarna y obtener más información sobre todo esto que te hemos contado. Te parecerá que te hemos dicho poco, pero en realidad te hemos dado el mejor consejo: no juegues a los veterinarios, por la salud de tu perro.