Cómo saber si mi perro se está quedando ciego

Tanto un perro como un cachorro pueden quedarse ciegos. Hay enfermedades capaces de provocarlo de manera repentina que tienes que conocer. Por lo general, los más afectados por una ceguera son los perros con diabetes u obesidad, los que no han curado bien una conjuntivitis o los que ha desarrollado cataratas.

Sin embargo, una lesión en los ojos, un traumatismo fuerte o algún tipo de cáncer también puede provocarle ceguera. En este artículo te enseñaremos a identificar la causa de que se esté quedando ciego y qué hacer si pierde definitivamente la capacidad de ver. Si necesitas más información al respecto de este tema, haz tu consulta a nuestros veterinarios online, sin compromiso.

Ceguera en perros viejos

El principal problema de la ceguera en perros viejos es por culpa de las cataratas, que en algunos casos puede darse también en cachorros y en peludos jóvenes, aunque no es tan frecuente. Las cataratas son un problema de su cristalino que se vuelve opaco. Para saber que se está quedando ciego por culpa de las cataratas solo tienes que mirar sus ojos.

A medida que avanzan los días se volverán blanquecinos. Esta es una enfermedad degenerativa que va a más y a peor, de manera que si no tomas cartas en el asunto, acabará quedándose totalmente ciego. Para corregir las cataratas no hay remedios caseros que valgan, es necesario recurrir a una intervención quirúrgica; no te preocupes, es sencilla y tiene una fácil recuperación.

Conjuntivitis y lesiones en perros

La conjuntivitis en perros es una afección muy común. Las hay de varios tipos y las más comunes son las que tienen origen bacteriano. Suelen comenzar primero en un ojo, el cual se va cerrando poco a poco porque le pica y luego se pasa al otro. Cuando la enfermedad avanza, empieza a segregar pus que se materializa con legañas amarillentas y verdes.

Si no se trata podría perder la vista, pero este no es el peor de sus problemas. La conjuntivitis es una enfermedad que podríamos catalogar de ‘oportunista’, es decir que aprovecha la oportunidad en la que tu perrete está más débil para infectarlo, lo que quiere decir que puede estar sufriendo una enfermedad peor.

Para saber que tiene conjuntivitis solo has de fijarte en sus ojos. Si los tiene cubiertos de legañas, evidentemente, no podrá ver y lo estará pasando muy mal, además.

Ceguera por culpa de una lesión

Las cataratas y la conjuntivitis son frecuentes y hemos de estar prevenidos para ellas, pero el motivo más habitual por el que tu perrete puede llegar a tener problemas de visión es por lastimarse los ojos ¿Y cómo se puede hacer daño en ellos? Por dos factores. El primero es que sea muy aventurero, juguetón y explorador, por lo que seguro que adora salir a correr y meterse entre los arbustos.

Esto es un peligro, porque una zarza podría arañarle los ojos y lastimar su visión a través de una infección que, de no estar controlada, podría cegar su vista. Otro motivo es que no dediques suficiente tiempo a su limpieza ocular. Un resto o una motita de arena también podrían arañarle. Si tu perrete tiene flequillo, es buena idea retirárselo porque ahí se acumula mucha grasa que no le va nada bien a la limpieza de sus córneas.

Mi perro se está quedando ciego por culpa de la diabetes

La ceguera es una de las complicaciones que podrían darse en caso de diabetes. Esta enfermedad suele ser propia de perros muy sedentarios y obesos, siendo uno de los posibles síntomas que nos advierten de esta enfermedad un aumento en la ingesta de agua diaria.

Contra la diabetes, hay que acudir al veterinario para conseguir una dieta especial para él y ofrecerle una rutina con hábitos sanos. En cualquiera de estos casos, sabrás que se está quedando ciego porque no es capaz de distinguirte hasta que no está muy cerca de ti. También lo notarás desorientado y asustado, chocará contra las paredes de tu casa y contra las patas de las mesas.

Qué hacer si mi perro se está quedando ciego

Lo primero que tienes que hacer es determinar el motivo de su ceguera con un especialista y proceder a aplicar el tratamiento adecuado. Además de eso, tienes que adaptar su casa a sus nuevas necesidades. Libera de obstáculos sus zonas de paso habituales, retira cualquier mueble con zonas afiladas y sé especialmente cariñoso con él. No te enfades porque esté perdiendo facultades, al revés, sé más comprensivo que nunca.

Que un perro se quede ciego no quiere decir que vaya a perder calidad de vida; todavía cuenta con su olfato, que es, junto con su boca, su principal fuente para obtener información del mundo.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: