Cómo saber si mi perro tiene ansiedad - Síntomas de estrés

Our team is formed for veterinarians, ethologists, and animal health content experts.

¿Tu perro está muy nervioso de repente? Los ataques de ansiedad y los síntomas de estés son cuestiones que hemos de saber prevenir y controlar; en especial cuando nuestro perro es un anciano o un cachorro, pues son momentos en los que las defensas no están en su mejor momento.

Cuando nuestros perros son unos perretes peluditos pequeños preciosos hay que ser especialmente delicados con esta cuestión. Una ansiedad prolongada, provocada por poca atención o continuos estímulos negativos podría provocarles un trauma y modificar a mal su personalidad. ¡Y queremos que nuestros perros sean siempre los más felices!

Ferómonas para la ansiedad en perros, ¿son efectivas?

Algunos cuidadores usan spray de feromonas para combatir la ansiedad por separación o la ansiedad o el estrés de los perros. Estas feromonas sintéticas les ayudan a tener una respuesta química y fisiológica que los relaja. Sin embargo, esta nunca es la solución.

Piensa en ti mismo, imagínate que tienes ansiedad, ¿cuál crees que es la mejor forma de combatirla? ¿Tomando pastillas o llegando a la raíz del problema y atajarlo? Por eso, recurre a las feromonas solo como un paliativo, pero no como una cura definitiva.

Síntomas de ansiedad en perros mayores

Los perros mayores tienen síntomas un poco diferentes al resto de los perros. Cada perro expresará su ansiedad o estrés de distintos modos, según su personalidad o los estímulos que reciba, pero los síntomas que más vemos en perretes ancianos son:

  • Dejan de comer más de la cuenta
  • Tienden a esconderse más
  • Su respiración cambia
  • Pueden llegar a lastimarse

El problema con los perros mayores es que, si tienen una edad muy avanzada, puede ser difícil diferenciar un comportamiento propio de su edad con síntomas de la ansiedad. Por eso, lo mejor es siempre fijarse en cambios de comportamiento súbitos, e incluso analizar cómo evoluciona.

¡Mi perro está muy nervioso de repente!

Hay que diferenciar la ansiedad y el estrés de los nervios repentinos. Es común que los perros se asusten si, de repente, están en las siguientes situaciones:

  • Mucho ruido de pronto (como petardos)
  • La aparición de un estímulo que les recuerda a un trauma (ocurre mucho con perros que han sufrido maltrato)
  • Cuando son asustados
  • Cuando su rutina se rompe abruptamente

Lo mejor siempre es, para evitar sobresaltos, marcar una rutina muy firme. Un perro será feliz siempre que pueda adelantarse a lo que va a suceder. Si se pone muy nervioso, apártalo del estímulo negativo, llévalo a una zona tranquila y consuélalo. Un consejo: mucho cuidado con los petardos en las fiesatas

Ansiedad y estrés en cachorros - Los síntomas más comunes

Si hay que ser cuidadosos con la ansiedad en los perros, ¡imagínate con los cachorros! El problema con un perrito muy joven es que la ansiedad le pueden marcar de por vida. Muchos etólogos reciben consultas de por qué uno u otro perro es muy inquieto o no obedece. El motivo, muchas veces, es no haber tenido una infancia calmada, como amor y sin estrés.

Por eso, preocúpate mucho de su felicidad durante toda su vida, pero, sobre todo, durante estos complicados primeros meses y años. Los síntomas más comunes de ansiedad en estos cahcorritos son:

  • Cambios de comportamiento muy bruscos
  • Dejan de comer o lo hacen de forma compulsiva
  • Salivan en exceso
  • Duermen mal
  • Ladran de forma muy particular
  • Pierden el control de su micción aunque hubieran aprendido
  • Pueden llegar a lesionarse

Cómo calmar a un perro con ansiedad y estrés

Ya te decimos desde ya que si has aterrizado en este artículo buscando una solución milagrosa, no existe. Volviendo a la comparación con los humanos, la ansiedad cuesta curarla en las personas como cuesta con los perros. Los mejores consejos que te podemos dar son:

  • Deja de pensar que un perro es un juguete, es un ser vivo que necesita disciplina y amor
  • Edúcalo. No le dejes hacer lo que quiera, ponle límites
  • Mejora su alimentación y regula sus horas de comida
  • Cánsalo. Aumenta sus horas de juego para que no le quede ni una pizca de energía en el cuerpo
  • Busca juguetes adaptados a su edad, peso y raza para cuando estés con él
  • Y genera una rutina comprometida que puedas respetar
  • Si necesitas ayuda, consulta con un etólogo

Este último punto es importante. Lidiar con un perro con mucho estrés no es fácil, pueden volverse muy agresivos. Siempre que lo necesites consulta con especialistas. Esperamos haberte ayudado, recuerda que puedes seguir haciendo tus consultas a nuestros especialistas siempre que lo necesites.