Conjuntivitis en gatos: Síntomas, cuidados y cómo reaccionar

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

La conjuntivitis es una enfermedad muy común en los gatos, sobre todo en sus primeros meses de vida o si han pasado mucho tiempo abandonados en la calle antes de recogerlos. Es muy molesta para ellos y puede degenerar en enfermedades peores, incluso hasta dejarlos ciegos. Por fortuna, la conjuntivitis se puede evitar, diagnosticar y tratar, que es de lo que vamos a hablar hoy.

Síntomas de conjuntivitis en tu gato

La conjuntivitis es una inflamación en la mucosa del ojo de tu gato, por lo que los síntomas han de buscarse ahí. Los primeros signos de que tu compañero la empieza a padecer es que se rasca mucho, que muestra molestias en el ojo y que desprende mucha lágrima. Si la conjuntivitis no es tratada, se le inflamará el tercer párpado, el líquido que desprende se volverá más denso y finalmente se le oscurecerá la cornea y apenás podrá abrirlos.

Con la aparición del primer síntoma, que suele ser por lo general que se toca los ojos o parpadea mucho, tienes que contactar con uno de nuestros veterinarios online para iniciar el tratamiento.

Tipos de conjuntivitis en gatos por su gravedad

Cuando detectes que el ojo le molesta, examínalo. Si la membrana está rojita, solo un poco inflamada y las lágrimas que vierte son transparentes, es una conjuntivitis poco severa. Esta conjuntivitis cerosa se vuelve grave si tu gato se ha contagiado por otra bacteria. En ese caso estaremos hablando de una conjuntivitis purulenta que requiere tratamiento inmediato.

El otro tipo de conjuntivitis se llama folicular y se produce en tu gato como causa de algún tipo de alergia o de enfermedad. Ya que hablamos de esto, repasemos las principales causas por las que se contrae.

¿Por qué tu gato tiene conjuntivitis?

En algunas ocasiones, una conjuntivitis es síntoma de una enfermedad infecciosa mayor, por eso el diagnóstico precoz es tan importante. Poniéndonos en lo peor, también está asociado a ciertos tipos de cáncer pero no te alarmes, no es lo común, también hay factores genéticos que hacen a tu gato más propenso a padecerla.

Lo más normal es que tu gato sufra una conjuntivitis debido a un catarro, porque le ha entrado algo en el ojo que le ha hecho daño o por vivir en un ambiente que no está lo suficientemente limpio. Sabiendo esto, ¿qué podemos hacer para prevenir una conjuntivitis? Te damos un par de consejos a continuación.

Cómo prevenir que mi gato contraiga conjuntivitis

Lo fundamental es que tu gato viva en un entorno limpio, saludable y ordenado, sin polvo, migas o desperdicios tirados en el suelo. No dejes nunca que tu amigo se encuentre entre corrientes de aire, los gatos se resfrían con facilidad y que ese catarro se convierta en una conjuntivitis es algo común.

Sabiendo que tienes que tener la casa limpia, toca cuidar los ojos de tu gato. Hay razas, como las de los gatos persa, que por la estructura de su cara son más propensos a padecer una conjuntivitis, por lo que hay que asegurarse de que sus ojos estén limpios y libres de pelitos. Para lo segundo, es mejor que acudas a una peluquería especializada para animales, porque si decides darle tú mismo unos cortecitos en su flequillo puede que acabes haciéndole daño.

Hablando ahora de cómo limpiarle los ojos, ni se te ocurra meterlo en la bañera. Los gatos ya son bastante limpios por sí mismos, pero hay una zona de su cuerpo a la que no pueden llegar: sus ojos. Para una buena higiene ocular tenemos que ayudarle. Ya os decimos que no es fácil.

Para evitar una conjuntivitis tendrás que acostumbrarle desde pequeñito a una rutina de limpieza bimensual. Esta consiste en mojar gasas en agua destilada o suero para pasarlas alrededor de sus ojos con mucho cuidado.

Embedded content: https://www.youtube.com/watch?v=tjVpgYICey0

Usa una gasa para cada ojo, porque en el caso de que ya tenga conjuntivitis podrías pasarla de un ojo a otro. Para que no te arañe, lo mejor es que lo envuelvas en una manta gordita o una toalla para inmovilizarlo y para que no te arañe o se revuelva. Cuando termines con el proceso de limpiado, dale un rico premio para que la próxima vez que se enfrente a esta rutina lo haga comprendiendo que si porta bien volverá a tenerlo. Combina esta técnica con el cepillado de su pelo.

Otros consejos fundamentales es que cuides su alimentación combinando comida húmeda, piensos y también ‘comida casera’ para ellos, de manera que consigas darle una dieta sana y muy variada, esto es clave para que su sistema inmunológico esté siempre fuerte. Otra recomendación es que si tienes más de un gato y uno de ellos contrae conjuntivitis, lo apartes del resto, ya que es muy infecciosa.

¿La conjuntivitis de mi gato es contagiosa en humanos?

En la mayoría de los casos no es contagiosa para humanos, pero cuidado, en ciertos tipos de conjuntivitis vírica sí podría llegar a ser contagiosa. Por eso el diagnóstico precoz es fundamental. ¿Crees que tu gato puede tener conjuntivitis? Contacta con nuestros veterinarios online cuanto antes.

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: