¿Cuáles son los síntomas del moquillo nervioso en perros?

El moquillo nervioso es la última fase del moquillo o distemper, una enfermedad que se suele dar con frecuencia en perros que son cachorros, no están vacunados y viven en condiciones de suciedad o desatendidos. El moquillo está producido por un virus muy contagioso entre perretes. Este virus es muy resistente y puede aguantar en el ambiente mucho tiempo a la espera de un nuevo huésped.

El moquillo, como todas las enfermedades, tiene varias fases. Suele presentarse con mocos, de ahí su nombre, y lagrimeo. Luego con fuertes vómitos y diarreas y, finalmente, como ese moquillo nervioso que encabeza el título de este artículo. Al ser un virus, la única cura es la prevención, lo que se refiere a la vacunación. En este artículo te ayudaremos a reconocerlo y te diremos cómo enfrentarlo. Recuerda que cuentas con nuestros veterinarios online para recibir toda la información que necesites.

¿Cuáles son los síntomas del moquillo?

Los síntomas del moquillo son los que hemos citado: mocos, aparición de enfermedades oportunistas por estar siendo tu perrete atacado por un virus, vómitos, sequedad en la piel y la trufa, falta de apetito y ataques nerviosos al final del ciclo del virus. Esto no quiere decir que siempre que se presenten estos síntomas estemos hablando de moquillo, en especial porque estos síntomas son comunes a muchas enfermedades, desde un catarro a un parvovirus o a un cáncer.

Sin embargo, el moquillo presenta un moco característico y una bajada de ánimo muy drástica en tu cachorro. En caso de que se lo notes, sal pitando al veterinario. El moquillo se produce a causa del contagio de un virus. Los virus, como el de la gripe, el del parvo o este no se curan, pero eso no quiere decir que no se pueda hacer nada contra él.

Lo que tu veterinario hará será asegurarse de que el sistema inmune de tu perro está fuerte, de que está hidratado y de que no ha propiciado la aparición de otra enfermedad oportunista.

¿Es posible el moquillo en perros vacunados?

Sí, es posible. Una vacuna no es una cura mágica, sino el virus debilitado. Al inyectarlo, se entrena a su sistema inmune contra ese virus, lo que reduce muchísimo la probabilidad de contagio. Sin embargo, puede coger moquillo igualmente. Por fortuna, si tu perro se ha vacunado, su cuerpo está preparado para esta infección, teniendo un enorme número de posibilidades de salir con vida de esta.

Te decimos esto por el moquillo es un virus que puede ser mortal si coge a tu perrete siendo un cachorro. Es por ello que la mejor medicina es una vacuna a tiempo y el traslado urgente a la consulta del veterinario. Piensa que ahora mismo se está librando una batalla a muerte entre un virus y su sistema inmunitario, los cuidados del médico inclinarán la balanza a su favor.

¿El moquillo en perros se cura?

Sí, si sigues nuestras instrucciones, si tu colega está vacunado, si es un peludo feliz y si come bien, podrá salir adelante. Lo que jamás has de hacer es creer que estás ante un resfriado común y que se pasará solo o que se puede curar dándole un antibiótico. Si el veterinario receta antibióticos es para combatir una posible conjuntivitis bacteriana que brote a raíz del moquillo, también para mantener a raya a otras bacterias, pero no para vencer el moquillo.

En su lugar, le inyectará suplementos vitamínicos, lo mantendrá hidratado y fuerte. Tú también tienes que poner de tu parte. Es importante que le muestres que no pasa nada, que entienda que no es culpa suya haberse puesto enfermo y que no estás triste o se sentirá culpable.

Desgraciadamente, muchos cuidadores, bien sea por falta de recursos o por negligencia, prefieren meterse en internet y leer que hay medicinas para humanos que pueden ayudar contra el moquillo. Lo único que se consigue con esto es provocarle un daño hepático al animal que puede ser fatal. Así que no lo olvides: ante la duda de un posible moquillo, ve al veterinario. Cuando adoptes a un perrete, ponle todas las vacunas que haga falta.

¿Cuánto dura el moquillo en un cachorro?

Las primeras horas son cruciales. Si supera los primeros días es muy probable que se recupere. Los días que el moquillo y sus efectos duran en su cuerpo lo ha de determinar el veterinario. Él te dirá todo lo que tienes que hacer y cuándo estará fuera de peligro. Recuerda que también cuentas con nuestros veterinarios online para resolver cualquier duda que puedas tener sobre el moquillo nervioso.