¿Cuánto dura un perro con torsión de estómago y qué hacer?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

La torsión de estómago o torsión gástrica es una de las peores dolencias que le pueden pasar a un perro. Si no acudes de urgencia al veterinario, podría morir en pocas horas. Algunos perros consiguen durar unas 48 o 72 horas, pero hay que realizar una intervención quirúrgica cuanto antes. No hay remedios caseros para atacar la dilatación gástrica, no hay ni un segundo que perder. Lo único que se puede hacer contra ella es una operación por un cirujano; si no, morirá.

Es por ello que si tu perro tiene torsión de estómago y estás leyendo este artículo, estás perdiendo el tiempo. Ojalá no hayas intentando usar algún remedio de internet y estés esperando a que le haga efecto. Sal pitando de casa ya y que le practiquen la operación que corresponde.

¿Cómo es la operación de torsión de estómago que le hacen a un perro?

La dilatación gástrica con torsión le provoca un giro en su estómago, lo que le bloquea la entrada y salida de alimentos. Imagínate lo problemático que resulta esto para su salud y por lo que en tan pocas horas puede llegar a matarlo. Lo que se hace en la operación es ponerlo todo en su sitio. Algunos especialistas fijan internamente el estómago para que no vuelva a producirse.

Tras la intervención tendrá que quedarse un tiempo en observación. Estos momentos son delicados y se pondrá a juego la buena salud de la que goce cuando ha llegado al veterinario, también el tiempo que ha pasado desde que has detectado que le estaba pasando esto en el estómago hasta que ha sido tratado. Por supuesto, la pericia del especialista también es muy, muy importante.

El postoperatorio de la torsión de estómago en perros es crucial

Durante las horas que determine el especialista, tu perro tendrá que estar tranquilo. Aunque una torsión gástrica pueda parecer que requiere una intervención sencilla por cómo se provoca, en realidad es una intervención más bien seria. Cuando vayas a visitarlo, no lo alteres, dale paz y cariño e interactúa con él en la medida que el veterinario te lo permita.

Si todo ha ido bien, podrás volver con él a casa para mimarlo un montón y revisar a fondo la forma en la que lo alimentas, porque esta dilatación por culpa de un giro brusco de su barriga puede prevenirse si sabes cómo evitar la torsión gástrica en tu perrito.

Cómo evitar la dilatación gástrica con torsión en perros

En realidad, prevenir que este mal ocurra es sencillo y depende de ti. Se basa en establecer buenas relaciones entre la comida y tu perro. En primer lugar, nunca dejes que coma con muchísima hambre. Tienes que establecer horarios para que coma lo que necesita antes de que te lo pida. Tienes que procurar que lo haga despacio. Si tu perrete es puro nervio y come como si le fueran a quitar la comida del plato, cómprale un comedero con obstáculos.

Comer a sus horas y hacerlo poco a poco es el primer paso para la prevención. Lo siguiente que has de hacer es ofrecerle reposo tras la ingesta de alimento. Si ese día tienes que irte pitando de casa antes de tiempo, adelanta su rancho, para que siempre tenga un ratito para estar en calma. Una vez que ya haya descansado, puedes sacarlo a pasear. No permitas que empiece la caminata al trote. Que vaya despacio y poco a poco, que tarde en correr.

Si sigues estos pasos, es muy posible que te ahorres esta desagradable operación, un postoperatorio en el que verás a tu perrete muy triste y tener que plantearte la terrible pregunta que encabeza este artículo: cuánto aguanta o dura un perro con torsión gástrica.

Síntomas de torsión gástrica, cómo detectarla

Es importante que sepas reaccionar rápido si notas que su vientre está duro, que bufa, que se muestra incómodo o que saliva demasiado. Todas estas pueden ser pistas de una posible torsión gástrica. Si percibes alguno de esos síntomas, incluso aunque hayas seguido todos los consejos que te hemos dado anteriormente, aunque haya comido despacio o poco, visita el veterinario.

Lo peor que puedes hacer es autodiagnosticarlo o pensar que se irá sanando a lo largo del día. Tu perro podría no llegar a soportar la presión de la enfermedad así que no pierdas tiempo, en cuestiones de salud, lo mejor es una reacción rápida. Hazle todas tus preguntas a nuestros veterinarios online si lo necesitas.