¿Qué cuidados necesita un hámster?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Cada vez más, optamos por elegir una pequeña mascota, como un hámster, para que sea parte de nuestra familia. Sobre todo cuando en ella hay niños pequeños a los que queremos inculcarles el amor a los animales, junto con la responsabilidad que ello conlleva.

Antes de adoptar o comprar una mascota es muy importante informarse adecuadamente de sus necesidades. Sólo así nos aseguraremos de que les estamos ofreciendo los cuidados que necesitan. En esta ocasión vamos a hablar de los cuidados y necesidades de los hámsters.

El nombre hámster se cree que proviene del verbo alemán "hamstern" que quiere decir acaparar. Estos animales poseen unas bolsas en sus mejillas (abazones) donde guardan la comida para transportarla a sus nidos.

Los hámsters son pequeños roedores y podemos encontrar diferentes especies que difieren un poco en su cuidado y mantenimiento.

  • Los hámsters sirios o dorados (Mesocricetus auratus), son de mayor tamaño, son animales solitarios y es mejor que se mantengan de uno en uno.
  • Por el contrario, los hámsters rusos (Phodopus sungorus) o roborovski(Phodopus roborovski) pueden mantenerse en parejas o pequeños grupos, teniendo cuidado de no tener partos no deseados (esterilización de uno de sus miembros para evitar la cría).

La mayoría de los hámsters son de hábitos nocturnos, por lo que es un punto importante a tener en cuenta cuando se quiere interactuar con ellos, ya que no responden bien cuando se les despierta de forma brusca.

¿Cómo debe ser la jaula de un hámster?

Son animales que pueden ser mantenidos en jaula, preferiblemente de barrotes horizontales ya que son grandes trepadores (sobre todo las especies rusas y roborovski) y además permiten una buena ventilación.

La jaula debe ser del mayor tamaño posible, sobre todo si en ella van a convivir varios animales. Un tamaño aceptable para un individuo es 70x30x25 cm.

Se puede emplear como sustrato para el suelo lecho vegetal granulado(corazón de maíz o viruta vegetal prensada) con algo de heno o paja. Se desaconseja el uso de arenas para gato o geles de sílice. Este se cambiará una o dos veces por semana, pero no en su totalidad, para permitir a la mascota reconocer el territorio reduciendo el estrés.

Debemos de proporcionar una casa-nido para su descanso en la que podemos incluir material para hacer nido (pelo de cabra, papel absorbente de cocina y/o heno). Se evitará el uso de algodón que puede enredarse y producir daño a la mascota. Estas casas pueden ser de coco o de cerámica, preferiblemente abiertas por debajo para facilitar la limpieza.

Además debemos enriquecer esa jaula proporcionándole diferentes accesorios que sean seguros. Podemos incluir una rueda para que corran, que sea maciza/lisa (sin barrotes) para evitar que puedan enganchar sus patitas durante el ejercicio y** del tamaño adecuado** a la especie para que no fuercen la espalda. Los tubos de cartón son también bien aceptados y son materiales fáciles de conseguir y sustituir tras el uso. Se puede además colocar rampas, túneles o troncos.

¿Qué come un hámster?

Los hámsters son animales omnívoros (comen de todo) y debemos ofrecerles una dieta lo más equilibrada posible. Las dietas comerciales suelen presentar gran cantidad de semillas (sobre todo de girasol) donde la mascota puede seleccionar lo que más le gusta, favoreciendo la obesidad. Existen piensos extrusionados (como los piensos para perro y gato) que están bien formulados y evitan la selección.

Ofreceremos diariamente:

  • Verdura y fruta: una pequeña cantidad que retiraremos diariamente si no ha sido consumida. Acelgas, calabacín, zanahoria, maíz, escarola, berza, endibia, pimiento, espinacas, canónigos, achicoria, brotes de soja, pera, manzana, sandía, moras, arándanos, kiwi, ciruela, fresas, etc.
  • Pienso: cucharada de café en hámster rusos o roborowski y cucharada y media en hámster sirios. A ser posible pienso extrusionado (en animales que han comido desde siempre mezcla de semillas es complicado realizar un cambio de dieta).
  • Heno: pequeñas cantidades de heno que permitirán un aporte adecuado de fibra en la dieta.
  • Proteína: podemos complementar esta dieta con un poco de pavo bajo en sal, clara de huevo cocida o queso fresco una vez por semana.

Además debe de tener agua a libre disposición, lo más práctico en bebedero de chupete.

¿Cuándo necesito llevar a mi hámster al veterinario?

Los hámsteres, a diferencia de otras mascotas (perros, gatos, conejos, hurones), no reciben vacunas, pero esto no significa que no deban recibir atención veterinaria.

Cuando adquirimos un hámster debemos llevarlo a consulta con el especialista, para garantizar su correcto estado de salud (que no presente parásitos u otros signos de enfermedad). Es recomendable realizar visitas anuales al veterinario para controlar la salud de nuestra mascota (revisión de peso, valoración de dientes y muelas, revisión de la piel, etc.).

Siempre tendremos en cuenta que** si nuestro pequeño amigo sufre alguno de los siguientes síntomas, debemos acudir rápidamente al veterinario** porque son animales frágiles que precisan atención veterinaria urgente.

  • Si no ha comido o hecho caca en 12 horas
  • Si no se mueve o le notamos apático/triste
  • Si notamos que no se limpia
  • Si sus heces han cambiado de consistencia (diarrea, pastosas o con presencia de moco).
  • Si le cuesta respirar y tiene mocos

Patricia Lorenzo García, licenciada en Veterinaria por la UCM y especialista en Animales Exóticos. Fundadora de Exóticos en Bilbao. Actualmente trabaja en el equipo de Clínica Veterinaria Campo Volantín, en Bilbao.