Diferencias entre un labrador y un golden

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

El labrador y el golden retriever son dos razas de perro que podemos llegar a confundir fácilmente, sobre todo, cuando son cachorros. Podemos considerar a ambos como excelentes compañeros, fácilmente adiestrables, debido a su gran grado de inteligencia, e ideales como perros familiares.

Diferencias entre el golden y el labrador

El golden retriever y el labrador son dos razas muy similares que a veces llegamos a confundir. En este vídeo te damos las claves para que esto no ocurra. Estas son las principales diferencias entre el golden y el labrador. 👉 SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL: https://goo.gl/EtqGcf. ¿TIENES ALGUNA DUDA?

Aunque el golden y al labrador pueden parecer razas muy similares, es importante conocer bien sus diferencias y necesidades específicas antes de decidirnos a adoptar o comprar uno u otro.

Características del labrador retriever

El labrador es un perro inteligente y tremendamente cariñoso, tanto con las personas como con otros animales, lo cual hace que sea perfecto para el ámbito familiar pero no válido como perro guardián, ya que tiende a ser demasiado amigable, incluso con extraños.

Su gran disposición para el trabajo unido a su buen olfato hacen del labrador un buen perro para trabajar en labores como localización de drogas y explosivos, y también como perro lazarillo.

Es importante tener en cuenta que son perros que necesitan realizar ejercicio diariamente para no volverse perezosos ya que tienden al sobrepeso. Además, debemos controlar su dieta pues adoran la comida.

Existen tres variedades de labrador según su color: negro, arena (o amarillo) y chocolate. Los tres comparten el mismo tipo de pelo: corto, liso y de tacto un tanto áspero. Es importante cepillarle todos los días ya que sueltan mucho pelo.

Características del golden retriever

El golden retriever es un perro dócil y sociable, el compañero ideal para los más pequeños de la casa. Esta raza se hizo muy famosa en la década de los 90 gracias a los anuncios de la marca de papel higiénico Scottex, protagonizados por un travieso cachorro de golden.

Es considerado un perro tranquilo pero muy juguetón. No les gusta la soledad y necesita salir y dar largos paseos de manera rutinaria, si no se les hace mucho caso, tienden a volverse inquietos y ansiosos.

Según la clasificación de Stanley Coren es la 4ª raza más inteligente. Tienen una gran capacidad para llevar y traer objetos gracias a su “boca blanda” y son muy ágiles, por lo que, por ejemplo, jugar al “frisbee” puede ser una buena actividad para hacer que se mantengan en forma. Además, les encanta el agua y son muy buenos nadadores.

El golden tiene el pelo largo, ondulado y sedoso. El nombre de la raza proviene precisamente de su característico color, un dorado que puede abarcar desde los tonos más pálidos a los más rojizos.

Diferencias entre el labrador y el golden

Origen

El labrador retriever tiene su origen en la provincia de Terranova y Labrador, en Canadá, mientras que, el golden retriever proviene de tierras escocesas.

Características físicas

  • El labrador tiene el pelo corto, liso y áspero, todo lo contrario que el golden que lo tiene largo, ondulado y sedoso.
  • El labrador tiende a soltar más pelo que el golden, aunque ambos mudan dos veces al año, en primavera y otoño.
  • Existen 3 tonalidades diferentes para el labrador: arena, chocolate y negro, sin embargo, el golden siempre mantiene su color dorado (aunque con pequeñas variaciones).
  • El golden tiene los ojos de color marrón oscuro. En el caso del labrador la tonalidad puede cambiar entre marrón, dorado o avellana.

Carácter

El labrador es más tranquilo y necesita que se le inculque la actividad física, ya que tiende al sedentarismo. El golden es muy enérgico, le encanta jugar y salir a pasear.

Enfermedades comunes en el labrador y el golden

Existe una serie de enfermedades que afectan de igual manera a ambas razas:

- Enfermedades oculares:Las más habituales son las cataratas hereditarias y la atrofia progresiva de la retina, problemas que, de no ser tratados a tiempo, pueden llegar a producir una ceguera total a nuestra mascota. Sin embargo, actualmente, existen tratamientos efectivos que pueden reducir el riesgo de pérdida de vista, por ello recomendamos que hagas una revisión al año pues, este tipo de enfermedades, pueden aparecer a cualquier edad.

- Displasia de codo y cadera: Los perros grandes suelen heredar este tipo de problemas. Se trata de una enfermedad ósea que se desarrolla durante el crecimiento del cachorro y que consisten en una malformación en las articulaciones, el desgaste del cartílago y por tanto su disfunción. A veces no es sencillo encontrar síntomas evidentes pero por lo general producen dolor y cojera. Es fundamental llevar control sobre el tipo de ejercicio y alimentación que ofrecemos a nuestro perro para intentar reducir al máximo las posibilidades de que padezca displasia.

El labrador y el retriever son perros muy cariñosos y amigables pero con algunas características, tanto físicas como de carácter, que les diferencian y hacen que cada raza sea única.

Sin embargo, ambos tienden a sufrir enfermedades oculares y de displasia. Si crees que tu perro puede tener alguno de estos problemas o quieres prevenirlos, te recomendamos que pidas cita con nuestros veterinarios o realices tu consulta en http://www.barkibu.com/es/clinicas.