9
min

La guía definitiva: ¿Cómo funciona un seguro para mascotas?

Salud

Jan 13

Creado por Barkibu editors

Los amantes de perros y gatos sabemos que uno de nuestros principales objetivos es proporcionarles las mejores condiciones de vida a nuestras mascotas. Y esto puede significar muchas cosas: desde mimarlos acariciándoles hasta llevarlos de paseo o excursión a un bosque nuevo. Pero, si lo que quieres es que tu amigo sea un miembro de la familia más, deberías cuidarlo como tal.

Como nosotros también somos amantes de mascotas y los queremos como a un miembro de la familia más, sabemos de lo que hablamos. Por ello, hemos creado un seguro para perros y gatos que incluye todo aquello que nosotros buscamos para nuestras mascotas. Porque queremos para los demás lo mismo que queremos para nosotros mismos y para ellos.

Bien, como ya sabes que tu familia se merece y necesita los mejores cuidados, este artículo te ayudará a entender el por qué un seguro para tu mascota es la mejor opción para que se sienta mimada y protegida; y para que tú te sientas seguro y tranquilo.

Hoy vamos a resolverte todas aquellas dudas que pueden surgir a la hora de empezar a buscar un seguro para tu mascota.

Dicho esto, ¡empezamos!

¿Qué es un seguro médico para mascotas?

Si tienes perros o gatos (o ambos) sabrás que los cuidados que implican mantenerlos sanos y felices al 100% son realmente caros. Además, los costes veterinarios, conforme la edad de nuestra mascota va aumentando, también aumentan. Los servicios veterinarios imprevistos o de urgencia son los que tienen un coste económico más elevado; y eso es precisamente lo que cubre un seguro médico para mascotas.

Es difícil prever ciertos acontecimientos, como, por ejemplo, una enfermedad o accidente. Como consecuencia, también es difícil tener una cantidad de dinero destinada o guardada para este tipo de sucesos. Por ello, un seguro de mascotas es la solución para estar tranquilo ante un accidente o enfermedad. Ojalá nunca sucedieran, pero, como hemos dicho, no podemos prever el futuro; ni mucho menos, evitar que pase.

Un accidente o enfermedad de tu mascota supone unas facturas veterinarias bastante elevadas. En cambio, si cuentas con un seguro veterinario, no tienes de qué preocuparte (aparte de que se ponga bien). El seguro se encarga de reembolsar los gastos derivados de enfermedad o accidente (en el caso de Barkibu, el 80% del coste total en todas las clínicas veterinarias).

No nos gusta dramatizar o asustarte, pero el contar con una póliza de seguro para tu mascota puede ser el factor diferencial que permita salvar su vida.

Cuando hablamos de los gastos derivados de accidente o enfermedad, incluimos todos aquellos necesarios para su recuperación: hospitalización, tratamiento, medicamentos… puedes consultar nuestras condiciones sin ningún tipo de compromiso (seguro que te convencerás tú mismo de todo lo que te estamos contando).

¿Qué cubre un seguro de salud para perros y gatos?

Los mejores seguros son aquellos que aportan mejor cobertura y tranquilidad. En nuestro caso, lo que más nos importa es el bienestar tuyo y de tu mascota, por eso, cubrimos todo lo posible para ofrecerte las mejores condiciones.

Cubrimos los gastos derivados de una posible enfermedad o accidente; incluyendo medicación necesaria, cirugías, hospitalización y hasta tratamientos con células madre o fisioterapia.

Cuando todavía no has contratado el seguro para tu mascota y estás comparando precios y coberturas, deberías tener en cuenta qué incluye cada póliza. Como decimos siempre, nadie mejor que tú conoce a tu perro o gato, por ello, nadie mejor que tú sabe cuál es la póliza ideal para que estéis totalmente tranquilos.

Aquí tienes una tabla comparativa de qué cubren los mejores seguros para mascotas 👇🏻

SeguroBarkibuPetPlanSanteVetAgrupació
Límite anual3.000€2.500€1.500€2.500€
Cobertura de por vida
Descuento por familia numerosa
Rango de edades que asegura2 meses-11 años2 meses-7 años2 meses- 5 años3 meses- 8 años
Cobertura de animales enfermos crónicos o recién operados
Carencia por accidente24h15 días15 días 15 días
Carencia por enfermedad14 días 30 días60 días y 6 meses por cirugía90 días
Enfermedades congénitas
Medicación
Displasia
Quimioterapia oral
Probióticos
Tratamientos células madre
Fisioterapia

¿Qué no cubre un seguro para mascotas?

Existen ciertos puntos que los seguros veterinarios para mascotas no suelen cubrir. Por ejemplo, las enfermedades preexistentes o preexistencias. Cuando hablamos de enfermedades preexistentes nos referimos a todos aquellos problemas que se han producido antes de que la póliza de seguro entre en vigor, incluyendo el periodo de carencia. En este punto, cada compañía actúa de forma distinta según las condiciones que establece la póliza del seguro. Por ejemplo, imagínate que tu perro se ha roto un hueso antes de contratar el seguro y una vez contratado y superado el periodo de carencia se lo vuelve a romper. No hay una norma general sobre cómo actuar en este tipo de casos, así que es un punto que deberías tener en cuenta antes de contratar el seguro para tu mascota.

El periodo de carencia es algo que tienen en común todos los seguros veterinarios. Independientemente de los límites que ofrezca cada una o la cobertura económica anual, el periodo de carencia existe; y es por ello que nosotros queremos ofrecer el más bajo del mercado (24 horas para accidente y 14 días para enfermedad). El periodo de carencia es el número de días u horas que deben transcurrir desde la fecha de efecto de la póliza, hasta el comienzo efectivo de la cobertura de los riesgos, no siendo indemnizables los siniestros que se produzcan en dicho período.

Otro punto a tener en cuenta es la diferencia entre seguros veterinarios y planes de prevención. Estos son dos cosas completamente distintas. Los seguros cubren los gastos derivados de enfermedad o accidente, mientras que los planes de prevención cubren aquellos gastos destinados a el cuidado rutinario de nuestras mascotas. Añadiendo un plan de prevención a tu póliza, estás cubriendo aquellos gastos rutinarios en los que ya estás invirtiendo.

En resumen, estos son los puntos que deberías considerar antes de contratar un seguro para tu amigo:

  • 🐶 ¿En función de qué factores puede variar mi póliza? Especie Edad Raza Sexo

  • 🐶 ¿Qué límite anual me ofrece esta póliza? El límite anual general o en conjunto (en nuestro caso, de 3.000€) Los sublímites o aquellos propios de cada tratamiento o especialidad

  • 🐶 ¿Qué tratamientos cubre?

  • 🐶 ¿Qué tratamientos no cubre?

  • 🐶 ¿Cuál es el periodo de carencia? Para enfermedad Para accidente

  • 🐶 ¿Es lo mismo que un plan de prevención?

¿A quién cubre un seguro de salud para mascotas?

En este punto también es importante diferenciar que existen dos tipos de seguro dependiendo de a quién cubre la póliza contratada. Estos dos tipos son los seguros de responsabilidad civil y los seguros veterinarios para mascotas.

Los seguros de responsabilidad civil son aquellos comúnmente conocidos como los necesarios para los perros de razas potencialmente peligrosas (PPP). Es cierto que, los amantes de perros que tengan a uno catalogado como tal y residan en España, deberán contratar un seguro de responsabilidad civil. En comunidades autónomas como Madrid o País Vasco, este seguro es obligatorio para todos los perros, sean considerados PPP o no. Independientemente de su obligatoriedad, contar con un seguro de responsabilidad civil es altamente recomendable en todos los casos.

Este tipo de seguros cubren el daño ocasionado por un perro a terceros. Con “daño” nos referimos a todos aquellos desperfectos personales o materiales. Los gastos ocasionados por los perros pueden ser de alto nivel económico, es por ello que siempre se recomienda contar con un seguro de responsabilidad civil. El propietario del perro es el responsable de los daños causados por su amigo. Cubre los gastos causados en daños de la propiedad que pueda causar el animal de forma directa o indirecta. En caso de que sea el propio perro el que sufra daños, a no ser que cuentes con un seguro veterinario para mascotas, los gastos derivados de este accidente, no quedarían cubiertos por el Seguro de Responsabilidad Civil. Es decir, el seguro de responsabilidad civil y el de mascotas son dos cosas totalmente distintas. Mientras que el seguro de responsabilidad civil cubre el daño ocasionado a terceros el seguro veterinario para mascotas cubre los gastos derivados de accidente o enfermedad.

También debes tener en cuenta que los seguros son individuales, es decir, cada póliza cubre a un animal o los daños que ocasiona el mismo. Por ello, deberías contratar una póliza independiente para cada uno de ellos. En Barkibu te ofrecemos un 5% de descuento en la contratación del seguro para tu segunda mascota, un 10% en la tercera y un 15% en la cuarta y siguientes.

¿Cuánto cuesta un seguro médico para mascotas?

Depende del tipo de póliza y cobertura que quieras contratar, la cuota será más o menos elevada. Puedes consultar tu póliza en nuestra calculadora y te enviaremos un presupuesto sin ningún tipo de compromiso.

Las coberturas que suele incluir un seguro veterinario son las siguientes:

  • Todas aquellas enfermedades que no sean preexistentes. Con esto nos referimos a todas aquellas enfermedades que se hayan contraído desde la fecha en la que se haya hecho efectivo el seguro (una vez pasado el periodo de carencia)

  • En nuestro caso incluimos también las pruebas de diagnóstico (TAC, ecografías, análisis de sangre o radiografías) y también todos los medicamentos necesarios para que tu mascota vuelva a estar tan sana y feliz como siempre.

  • En Barkibu cubrimos a tu mascota de forma vitalicia. Es decir, independientemente de cuando contrates la póliza de seguro (dentro de los límites inferiores y superiores), os cubriremos hasta el final, siempre y cuando queráis, claro.

  • Prácticamente ningún seguro para mascotas cubre aquellos gastos que no sean derivados de accidente o enfermedad. Esto incluye las revisiones periódicas del veterinario, vacunas, desparasitaciones, consultas rutinarias, puesta del microchip… Estos servicios están considerados como servicios de prevención.

  • Algunas pólizas también tienen indemnización por robo, extravío o gastos de incineración. Este tipo de coberturas suelen tener cierto límite, es decir, cubren los gastos de incineración, extravío o robo hasta cierta cantidad.

Barkibu es una póliza en la que casi todo está cubierto, únicamente no cubrimos aquello que hemos especificado como “no incluido”. Queremos ser completamente transparentes.

¿Cómo se contrata un seguro veterinario?

En el caso de Barkibu, nos encanta hacer las cosas lo más sencillas posible, por ello, te ofrecemos las mayores facilidades para la contratación de tu seguro. Olvídate de papeleos innecesarios y de pasarte 5000 horas al teléfono escuchando musiquita mientras tienes otras cosas que hacer.

Te ofrecemos la posibilidad de contratar tu seguro de forma 100% online, sin burocracias y sin complicaciones. El trámite es muy sencillo: introduces todos los campos necesarios en nuestra calculadora, y nosotros te enviamos un presupuesto adaptado a tu caso sin ningún tipo de compromiso.

Si decides contratar el seguro de tu mascota con nosotros, podemos decir a ciencia cierta que no te arrepentirás. Además, en el 95% de los casos te devolvemos el importe de tus facturas veterinarias en menos de una semana.

¡Y no solo eso!, nuestra cobertura es válida en todas las clínicas veterinarias. Así es, en la que tu elijas.

¡Empieza ahora y siéntete más tranquilo que nunca!