¿La panleucopenia felina se contagia a los perros como el parvovirus?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

La panleucopenia felina es una enfermedad producida por un virus. Sus síntomas son muy similares al parvovirus canino, así como su forma de contagio, es por ello por lo que a muchos cuidadores les preocupa que se produzca un contagio entre mascotas. En este artículo desarrollaremos este tema, también te contaremos más sobre la panleucopenia y la propia parvovirosis.

Tanto la panleucopenia como el parvovirus son dos enfermedades muy serias que pueden matar de manera fulminante a gatos y perros, respectivamente. Es por ello importante que tengas muy claro cómo prevenir ambas situaciones, sobre todo si tu colega aún es un cachorrito o gatito y su sistema inmune no está del todo formado. Recuerda que cuentas con nuestros veterinarios online para ayudarte en todo lo que necesites.

Panleucopenia felina y parvovirus en perros

La confusión entre estas dos enfermedades se da porque ambas son producidas por un virus que suele encontrarse en las heces de los animales de su especie. El virus que se halla en las cacas de los felinos se refiere a la enfermedad panleucopenia y el del perro provoca parvovirus. Ambas enfermedades presentan también un cuadro similar: diarrea sangrienta, vómitos, depresión, falta de apetito y, si no se trata, la muerte.

Estos virus se alojan el en interior de su cuerpo, destrozan su sistema inmune y provocan todos los síntomas listados. Al ser una enfermedad provocada por un virus, no hay cura. Aplicar antibióticos contra el virus es inútil. Lo que hará tu veterinario es recurrir a tratamientos paliativos para frenar la diarrea, los vómitos y para alimentar a tu peludo. De esa forma fortaleceremos su sistema inmune para prevenir la muerte por deshidratación.

¿La panleucopenia felina se puede contagiar a un perro?

No. En principio, el virus de la panleucopenia solo ataca a felinos mientras que el parvovirus solo ataca a perros ¿Pero quiere esto decir que si un gato tiene panleucopenia no hemos de preocuparnos de que interactúe con otros animales? Eso no es así. Si tu gato tiene el sistema inmune debilitado, será propenso a contraer más enfermedades. Eso quiere decir que si tiene a otros animales en su entorno, es más posible que otra patología oportunista se le traslade.

Además, no olvidemos que estamos hablando de virus muy, muy resistentes al entorno y que viajan en las heces. Tu perro puede llegar a transportarlo de forma accidental y pasárselo a tu gato, siendo él asintomático. Son casos raros, pero si existen tantas preguntas al respecto es porque la posibilidad existe, no te descuides.

Cómo prevenir la panleucopenia felina en nuestros gatos

Como con el parvovirus, así como contra todas las enfermedades de carácter vírico, la prevención es siempre la mejor cura. Si esperamos a aplicar tratamientos reactivos es muy posible que ya sea demasiado tarde. Siempre que un gatito llega a tu vida, tiene que ser vacunado cuanto antes. Esta vacuna no es otra cosa que los virus que provocan la panleucopenia debilitados. Esto le permitirá a su sistema inmune entrenarse para poder derrotar al virus en caso de presentarse en su cuerpo.

Aunque un gatete esté vacunado, eso puede no salvarle contra la panleucopenia, pero sí logrará que esté preparado contra ella, resistiendo mejor contra la enfermedad y salvando su vida. Si tu gatete no está vacunado, tendrá menos oportunidades de salir vivo de esta situación. Así que no lo olvides: vacuna siempre a tu gato.

Cómo evitar el contagio de la panleucopenia en tu gato

Además de esto, no olvides que una buena alimentación variada y equilibrada, beber toda el agua que necesite y jugar mucho y hacer deporte le ayudará a ser feliz, y la felicidad es la clave de la salud. Siempre que juegues con él, vigila que no se lleva nada raro a la boca. Tienes que controlar que su entorno esté siempre limpio y que él esté aseado.

Con los perros y el parvovirus ocurre lo mismo, solo que con ellos hay que tener todavía más cuidado. Un perrete sale más a pasear y está más expuesto a comer alguna caca peligrosa para él. Por ello, es importante que aprendas a enseñarle que no ha de comer nada que pueda ser peligroso para él. Eso y una buena vacuna, conseguirá prevenirlos de la enfermedad.

En resumen, aunque se entienda que la panleucopenia no afecta a los perros, eso no quiere decir que te puedas dormir en los laureles. Estamos hablando de un tipo de virus muy agresivo y más vale siempre prevenir antes que curar.