¿Los gatos orinan menos en verano o es impresión mía?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Si con los perros hay que tener especial cuidado con su hidratación durante el verano, con los gatos la tarea es aún más exigente, pero no debes desistir aunque a veces parezca una misión imposible (te lo decimos por experiencia). Es tu responsabilidad hidratarlos bien y comprobar que orinan de forma habitual y como siempre. Si notas que su función urinaria ha variado o disminuido, preocupáte. Puede ser un síntoma de aviso de que necesita beber más y mejor. También de algún problemilla renal o hepático; pero esto último no es lo habitual.

Estos consejos que te vamos a dar son especialmente importantes en verano. En el de 2019 estamos sufriendo una potente ola de calor que ha llevado a algunas ciudades a temperaturas superiores a los 40º. Si nuestro gato hace poco pis puede ser un síntoma de poca hidratación. Y un gato poco hidratado tiene muchas menos armas para combatir uno de sus enemigos: el calor. Además de las indicaciones que te apuntamos a continuación, recuerda que cuentas con nuestros veterinarios online para echarte una mano.

Los gatos y el calor, una relación poco amistosa

Los gatos y los perros tienen una relación de pocos amigos con el calor y con el verano. Ellos no son como nosotros, no tienen unas glándulas con las que sudar expuestas abiertamente en la piel, tampoco pueden ir alegremente a la playa o beberse una cervecita helada. Ellos tienen mucho pelo. Tampoco pueden meterse un par de veces bajo la ducha con agua fría; para empezar, su reacción es nefasta ante el contacto con el líquido, y cargar su cuerpo con agua puede ser contraproducente.

Los mejores tips que te podemos dar para que beba y haga pis lo que le corresponde parten de que lo conozcas. Cada gatete es un mundo, tiene su personalidad, su forma de moverse por la casa, sus propias necesidades energéticas y sus manías; pero eso sí, suelen compartir algo: su aversión por el agua y su manía de no beber todo lo que necesitan.

Un buen consejo es que tengas siempre un bebedero en el que medir por mililitros lo que bebe en invierno, otoño, primavera y también verano, de forma que te obligues a aumentar un poco la cantidad en esta estación del año. Si consigue beber todo lo que necesita, está a la sombra y te aseguras de que su pelamen esté preparado para luchar contra el calor, no sufrirá y meará como siempre si está sanote.

Cómo conseguir que mi gato beba más en verano y haga pis

Si te parece que tu gato hace poco pis es posible que sea porque bebe poco. De todas formas, cuidado con hacer diagnósticos a la ligera. Fíjate primero si su cuenco no está tan vacío y también en sus ojos y su piel. En esto se parecen a nosotros. Una persona que bebe poca agua tiene la piel seca y tirante, a ellos les pasa lo mismo. También los ojos están un tanto más oscurecidos y hacia atrás.

Pero no siempre el hecho de que haga una cantidad distinta de pis está en que beba poco en verano, puede estar teniendo algún problema en los órganos encargados de filtrar las toxinas del cuerpo como son los riñones o el hígado, e incluso tener algún problema relacionado con su metabolismo. Lo que te vamos a explicar a continuación es cómo favorecer la hidratación y la micción de un gato que bebe poco en verano y que está sano, pero para asegurarte de que no es un problema serio, haz una consulta a nuestros veterinarios online.

Sombra y agua fresca, la mejor forma de combatir el verano

Cuando estés en casa, asegúrate de que las persianas están un poco bajadas. Procura zonas de sombras en tu casa especialmente frescas en las que tu gatete esté cómodo y pon ahí sus cuencos con agua. No enfríes artificialmente el agua, pues si está muy fría o caliente puede hacerle daño. Puedes dejarle algo de comida fresca con un poco de agua para tentarlo y darle algo más de hidratación.

Tienes que preparar varios lugares así en tu casa. Es importante que recuerdes donde está cada cuenquito, que todos tengan medidor y así poder dimensionar la cantidad de agua que bebe. Si notas que no solo hace poco pis sino que bebe muchísimo o muy poco, junta toda esa información y acude con ella al veterinario.

Los gatos no suelen beber toda el agua que necesitan, por eso es importante que nos aseguremos que lo hagan hasta que sus ojos brillen y su piel esté elástica. Si este comportamiento se acentúa en verano, podría hacer menos pis, sufrir una deshidratación o padecer un golpe de calor. Recuerda que cuentas con nuestros veterinarios para solventar todas tus dudas.