¿Los gatos pueden comer aceitunas, nueces o almendras?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

¿Los gatos pueden comer frutos secos como las almendras o las nueces? ¿Y qué hay de las aceitunas? Seguro que conoces a más de un cuidador de gatos que te ha dicho que se vuelven locos por ellas, que las devoran casi sin pensar y una tras otra, pero, ¿son beneficiosas para su salud? En el caso de las almendras podemos preguntarnos lo mismo.

Quizás sea por la sal que contienen, porque pueden comerse casi sin masticar o porque les gusta la textura, pero como su cuidador te recomendamos que estés muy atento a si una aceituna, una nuez o una almendra cae en su poder. Podría provocarle daños renales irreparables si se intoxica con estos frutos secos. Recuerda que además de lo que te vamos a contar a continuación, cuentas con nuestros dietistas online especializados en felinos.

ALIMENTOS que tu GATO NO puede comer y SÍ - Frutas, verduras, pescado...

¿Qué no puede comer un gato bebé? ¿Qué sí puede comer un gato adulto? ¿Leche, fruta, chocolate, huevo, queso, pescado...? ¿Le sienta bien o mal? En este vídeo te vamos a contar qué es lo que puede comer un gato y lo que no, dándote consejos sobre cómo alimentarlo bien.

¿Los gatos pueden comer aceitunas?

Las aceitunas no le hacen ningún bien a tu gato. Contienen mucha sal, vinagre en ocasiones y si se comen el hueso podrían ahogarse y morir. Esta es una de las razones por las que es importante que sepamos como lograr que escupa o que saque de la garganta lo que sea que se le quede atorado. Recuerda que primero tienes que comprobar si puedes quitárselo con las manos y luego probar con la maniobra Heimlich.

Pero lo más importante es la prevención; eso siempre. Si tu gato se come una aceituna o dos que quedaron por el suelo, no le pasará nada siempre que no tenga ningún relleno peligroso para él. Recuerda que al gato le va bien la proteína de muy alta calidad y algo de grasa, pero los hidratos de carbono, lo dulce, lo salado o lo picante no le funciona tan bien.

Con respecto a la aceituna, encontrarás rumores por internet que dicen que adoran las aceitunas porque despiertan algo sexual en ellos; sí, como un afrodisíaco o que necesitan ese aceitillo que contienen para poder aportar movimiento a sus tripas; pero lo cierto es que comerlas no les favorece. Están saladas y podrían atragantarse con el hueso.

¿Los gatos pueden comer nueces?

Con las aceitunas hemos sido un tanto permisivos; ¿que se comen una o dos? Bueno, no pasa nada, pero con las nueces somos estrictos: que ni se te ocurra darles una. Este es uno de los alimentos total y absolutamente prohibidos para gatos. Las nueces contienen toxinas para ellos que podrían matarlo comido de forma masiva.

Una sola nuez no le hará nada siempre que sea un gato sano y con algo de peso, pero si es un minino, la cosa cambia. En caso de que se la haya tragado, además, hay varios problemas asociados a su consumo. El primero es que puede atragantarse con ella. Recuerda que la maniobra Heimlich consiste en tomarlos y golpearlos en la espalda para que expulsen la pieza.

Otro problema es que al tratarse de un alimento duro, pueden quedarle restos en el interior de la boca y entre los dientes, lo que puede causarle ataques de bacterias. Esto no sería un problema especialmente grave si nos constara que todos los cuidadores de gatos llevan la higiene de sus colmillos a rajatabla, pero sabemos que no es así. No olvides que una infección bacteriana en la boca de tu gato puede acabar convirtiéndose en una enfermedad seria en otra parte de su cuerpo, pues los patógenos viajan por la sangre a los riñones, por ejemplo.

¿Los gatos pueden comer almendras?

Hasta aquí ya te habrá quedado claro que los frutos no son muy buena idea, ¿verdad? Entonces, ¿qué pasa con las almendras? Pues que también son una mala decisión. Se pueden atragantar con ellas, la sal les puede hacer daño y, además, las almendras cuentan con una sustancia en particular que puede provocarles daños en los riñones.

En resumen, lo que esperamos que te haya quedado claro en este artículo es que no pasa nada si se come un par de aceitunas, pero si se ha tragado unas almendras o unas nueces, lo que te recomendamos es que acudas al veterinarios. Estos frutos secos pueden causarle daños serios. Además, el problema que tienen los daños en las vísceras, como los riñones o el hígado, es que no avisan, no presentan dolor y solo muestran sus consecuencias muchos días después.

Por ello, siempre es mejor prevenir que curar. Los gatos no son perros, tienen un estómago mucho más exquisito que ellos, por eso necesitas ser extremadamente cauto con todo lo que se lleva a la boca. No te olvides de que cuentas con nuestros dietistas online para todo lo que necesites.