¿Los gatos pueden comer anchoas, sardinas o berberechos?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Hay pescados y productos del mar, como mariscos, que suelen estar muy a menudo en nuestra mesa y que nos preguntamos si podríamos dárselos a nuestros gatos. Sabemos que los felinos necesitan comer solo lo mejor y que les pirran las proteínas con poca grasa. El pescado es famoso por ello, y algunos como las sardinas son muy populares por contener omega 3 y ácidos grasos que son buenos para eliminar el colesterol.

Es por ello que hoy nos preguntamos si las anchoas, las sardinas o los berberechos, tanto al natural como en lata son buenos o no para tu gato, ¿tú qué dices? ¿Le darías uno de estos tres alimentos para comer? Recuerda que ante cualquier mínima duda cuentas con nuestros dietistas caninos especialistas en alimentación para gatos.

¿A los gatos les sientan bien las anchoas?

Para empezar, hablemos de lo que seguro que siempre le sentará mal a un gato y que le acabará provocando diarrea, algún que otro vómito e incluso alguna heridita en el estómago. Tu gato no puede comer salsas ni sal ni azúcar. No le sienta bien el picante y hay que tener cuidado con los aceites. Siempre que les des algún pescado tiene que estar perfectamente limpio sin una sola espina o se atragantará.

Los trozos no pueden ser demasiado grandes o podrá atragantarse y toda la comida que está guardada en lata suele estar demasiado salada, ser aceitosa e incluso contener hispamina, a lo que tampoco es muy amigo tu gato. Dicho esto, ¿cómo crees que le sentarán las anchoas? En sí, la anchoa es un pescado muy nutritivo. Si la compras fresca y sin espinas, le sentará bien siempre que se la sirvas con moderación.

El problema está en cuando abres una lata de anchoas y se la das cubierta de aceite, hasta arriba de sal y con todas esas pequeñas espinitas que tiene. Si tu gato toma algo de aceite no le pasará nada como tampoco si come algo salado, pero un exceso de lo primero le provocará diarrea y lo segundo puede llegar a provocarle daños renales o cristales.

¿Pueden los gatos comer sardinas y pescado azul?

Las sardinas son uno de los pescados más beneficiosos para el cuerpo y a los gatos también les sirven para que su organismo funcione bien, para estar más sanos y ser más felices. El problema es cómo se la damos. A un gato nunca podemos darle de comer pescado crudo. Sí que es verdad que encontrarás dietistas o foros en internet que te indicarán que comerlo crudo le puede aportar más vitaminas y nutrientes, y es verdad.

Los alimentos no cocinados o poco cocinados tienen sus propiedades más puras, pero el problema es que contienen bacterias no tratadas que pueden provocarle una intoxicación. Por ello, lo mejor es que siempre lo cocines. Para hacerlo, hazlo siempre con muy poco aceite, lo mejor es que separes la piel y las espinas de los lomos y le sirvas estos muy poco hechos, sin sal. Es decir, si tienes un trozo de sardina grasoso con sal en San Juan y se lo vas a dar, lo mejor es que no lo hagas. Por supuesto, no le ocurrirá nada por comer un poquito, pero que no sea la costumbre.

Recuerda que siempre que le ofrezcas a tu gato alimentos nuevos tienes que tenerlo en observación para ver que le ha sentado bien. En caso de diarrea, detén la alimentación natural.

ALIMENTOS que tu GATO NO puede comer y SÍ - Frutas, verduras, pescado...

¿Qué no puede comer un gato bebé? ¿Qué sí puede comer un gato adulto? ¿Leche, fruta, chocolate, huevo, queso, pescado...? ¿Le sienta bien o mal? En este vídeo te vamos a contar qué es lo que puede comer un gato y lo que no, dándote consejos sobre cómo alimentarlo bien.

¿Los gatos pueden comer berberechos o les sienta mal?

Con los berberechos ya nos pasamos al marisco y a los moluscos. Nunca jamás le des estos alimentos crudos, pues pueden contener toxinas que le hacen mucho daño. De por sí, comer berberechos o ingerir mejillones de vez en cuanto no tiene por qué sentarle mal. Como ocurre con las sardinas y las anchoas, un poquito le puede sir bien y servirá para complementar su dieta. Pero llegados a este punto ya sabrás qué precauciones tienes que tomar, ¿verdad?

Así es. Nada de darle berberechos de lata o abusar de ellos, tampoco se los sirvas acompañados de aceite de oliva y mucho menos cubiertos de salsa. La mejor forma de que tu gato coma un par de berberechos es al vapor. Los cocinas así o cocidos, esperas a que se templen y luego se los das para comer.

Esperamos que nuestras respuestas te hayan aclarado las ideas. De nuevo, te recordamos que los dietistas online de Barkibu están disponibles para lo que necesites.