¿Los gatos pueden comer carne, pechuga de pavo o cerdo?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

¿Pueden los gatos comer carne cruda o cocinada? Y en caso de que sí puedan, ¿cómo se la tenemos que dar? Muchos cuidadores de gatos que prefieren optar por una alimentación natural se hacen esta pregunta, sobre todo porque aunque sepan que también pueden comer pescado, resulta muy engorroso tener que estar quitando todas y cada una de las espinas de cada lomo de cada salmón o sardina.

Porque, como ya sabes, los gatos no pueden comer espinas de pescado. No es que sea un alimento mortal para ellos, pero sí que pueden quedarse atascadas en la garganta o hacerles una lesión en el estómago que se manifieste con un poco de sangre en las heces o con una úlcera. Sin embargo, de la carne solo hay que librarse de los huesos y de la grasa. Sabiendo eso, comenzamos a analizar esta cuestión.

ALIMENTOS que tu GATO NO puede comer y SÍ - Frutas, verduras, pescado...

¿Qué no puede comer un gato bebé? ¿Qué sí puede comer un gato adulto? ¿Leche, fruta, chocolate, huevo, queso, pescado...? ¿Le sienta bien o mal? En este vídeo te vamos a contar qué es lo que puede comer un gato y lo que no, dándote consejos sobre cómo alimentarlo bien.

¿Pueden los gatos comer carne?

Los gatos sí pueden comer carne, pero siempre hay que saber cómo servírsela. Para empezar, nunca le des carne cruda. El motivo es que la carne cruda puede contener parásitos letales para él, bacterias que pueden provocarle serios daños gástricos y, además, se le pueden quedar hebras de carne entre los dientes que le causen caries o sarro.

La forma de prepararle la carne a un gato siempre es muy hervida y cocinada y cortada en trozos pequeñitos para que la pueda comer sin atragantarse. Tienes que quitarle todos y cada uno de los huesos y también la piel, pues la grasa que tiene tampoco les favorece lo más mínimo. Es por ello que no se recomienda que coma los restos de un pollo entero que te ha sobrado, porque podría tragarse un huesito.

¿Pueden los gatos comer pechuga de pavo?

Esta pregunta puede ir en dos sentidos. La pechuga de pavo que puedes encontrar en el supermercado, bien sea envasada y cruda o cortada en carnicería es una forma estupenda para el gato de tomar proteínas. La pechuga de pavo apenas tiene grasa y bien cocida es muy fácil de comer. Es incluso más blanda que una carne de ternera si esta es de baja calidad y también le aporta nutrientes importantes para él además de las proteínas de origen animal.

Si le quieres dar carne, una de las formas más interesantes de hacerlo es a través de la pechuga de pollo o la pechuga de pavo. Si tienes que elegir entre una u otra, te recomendamos que compres pechuga de pavo, porque tiene incluso menos grasa y, normalmente, a los pavos se los trata mejor y se les deja más tiempo de maduración que a los pollos.

Otra cosa es el fiambre de pechuga de pavo y de pechuga de pollo. El problema que tienen estos productos es que tienen un alto contenido en sal y no todo lo que tienen es pavo o pollo. Es por eso que te recomendamos que si quieres darle esta comida elijas, no el fiambre, sino el pavo natural. Es un poco más caro pero merece mucho la pena. Eso sí, no se lo des con demasiada frecuencia porque incluso estos tienen un alto contenido en sal en comparación con su comida tradicional.

¿Pueden los gatos comer carne de cerdo?

Los gatos también pueden comer carne de cerdo, pero tienes que tener mucho cuidado con la triquinosis. Si la carne que le das es cruda, podría contraerla, pero si lo que le ofreces es algo de jamón cocido o unos trocitos de cerdo bien cocinado, sí que puede comerlo. No te recomendamos que le ofrezcas bacon o jamón serrano porque tienen demasiada grasa y sal, pero servido como te acabamos de recomendar, no habrá problema.

Los gatos pueden comer carne porque son carnívoros, lo que no les sienta tan bien son alimentos como la leche porque no pueden procesar bien la lactosa, ni tampoco los garbanzos ni la quinoa, porque las proteínas de origen vegetal no le sientan demasiado bien. Es decir, siempre que quieras darle alimentación humana, prueba con carne magra o con pescado, pero no le des verduras ni legumbres.

¿Es la carne la mejor alimentación para tu gato?

No. Los mejores alimentos para tu gato serán siempre los procesados y que preparan los profesionales de la dietética felina para ellos, pero nunca está de más darles algo de pollo o de pescado para complementar su dieta. Eso sí, siempre que le des alimentos nuevos vigila que le sienta bien. En caso de diarrea o cuaquier tiepo de molestia, regresa a su alimentación tradicional.