¿Los perros pueden comer pizza, sushi o hamburguesas?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

El sushi, la pizza o las hamburguesas son alimentos que están muy presentes en nuestra mesa y también cuando comemos fuera. ¿Pueden comer algo de esto los perros? ¿Podemos darles un trocito para que lo prueben? Este es un tema muy complicado de tratar pues tanto la pizza, la hamburguesa y el sushi tienen un montón de ingredientes y elementos que las componen. Por eso, vamos a ir poco a poco hablando sobre cada uno de ellos.

Recuerda que si tienes la menor duda sobre si puedes darle de comer un elemento de alimentación humana, lo mejor es que no se lo des. Hay algunas comidas, como el chocolate negro, que pueden hacerle muchísimo daño. Así que si no lo tienes claro, no le ofrezcas nada.

¿Los perros pueden comer pizza?

La pizza es una masa de pan con queso a la que se le añaden diversos ingredientes como bacon, rúcula, setas o champiñones… y casi de todo. Hay algunos que hasta le ponen piña a la pizza. Por lo general, no te recomendamos que se la des de comer, en especial si es una pizza salida de un restaurante o de una casa de comida rápida. El problema radica en la sal.

Las pizzas son comidas muy saladas, y eso no les va nada bien. Alimentos como el jamón serrano o el bacon no benefician a tu perro. Algunas pizzas llevan por encima huevo crudo, que tampoco les favorece pues puede contener alguna bacteria que no sepa gestionar. Algunas clases de setas contienen tóxicos que pueden causarle serios dolores de tripa.

Los perros no pueden comer queso, ajo ni cebolla

Pero de todos los ingredientes que pueden llevar, el que más nos preocupa es el queso y la posible presencia de pasas cebolla, ajo o aguacate. Estos cuatro elementos son muy perjudiciales para él. Los perros no toleran bien la lactosa. Las pasas pueden provocarle daños serios y el ajo, la cebolla y el aguacate también.

Si lo que quieres es una pizza de la que pueda comer un trozo, elige queso sin lactosa, haz una masa casera con poca sal y acompáñala de trocitos de pollo muy hechos. No es una comida ideal para él, pero no le hará daño. Si quieres ponerle pavo en forma de fiambre, elige el que es totalmente natural.

¿Los perros pueden comer hamburguesas?

Tampoco es muy recomendable que los perros coman hamburguesas. El problema está en la sal, en los condimentos como el ketchup o la mostaza, en la cebolla, en la posible presencia de aguacate y en el aceite de la propia hamburguesa. Para darle carne a un perro, lo mejor es que esté bien hecha y que sea procedente de una carne magra como el pavo o el pollo.

En caso de que quieras darle un trocito, escoge un trozo de la carne de ternera que esté más hecho, quítale los condimentos con una servilleta y dale un trocito. Le encantará, claro, pero recuerda que no has de malcriarlo. Lo mejor es que no le des nada de hamburguesas o de platos precocinados de comida rápida. Una pechuga de pavo bien cocinada en casa es la mejor opción.

¿Los perros pueden comer sushi?

A día de hoy hay sushi de muchos tipos, pero el que sigue imperando es el que tiene pescado crudo en su interior. Además, le suelen añadir una tirita de aguacate para potenciar su sabor. Los perros no deben comer pescado crudo y mucho menos aguacate.

Para que entiendas que el sushi no es para nada bueno para ellos, tienes que pensar en la soja y en el alga con el que se envuelve el producto. Ambos alimentos tienen mucha sal. El arroz, para que se vuelva compacto, suele llevar incorporada una sustancia dulce. Algunas recetas caseras de sushi te señalan que uses azúcar para esta labor, y esto tampoco es bueno para ellos.

En resumen: ni pizza, ni hamburguesas y mucho menos sushi

De estos tres platos, el que peor le puede sentar es el sushi por el pescado crudo seguido de la hamburguesa, peligrosa por el aceite, la cebolla y otros condimentos que pueda tener. Menos peligrosa es la pizza siempre que la hagas en casa y con las indicaciones que te hemos dado. De todos modos, no te recomendamos que lo alimentes con nada de esto. No malcríes a tu perro y dale solo alimentación indicada por tu dietista canino de confianza.

Sabemos que es muy difícil decirle que no a esos enormes ojos que pone cuando te ve comer, por eso, ten a mano snacks naturales para él en sustitución de estas ricas tentaciones.