Los perros son cariñosos por naturaleza, según este estudio

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Los perros son seres amables, dóciles, fieles y absolutamente buenos. Siempre tienen un gesto gentil hacia ti, te protegen contra los peligros y demuestran día tras día que necesitan tu amor y tu cariño, ¿pero por qué? ¿Por qué los perros son así? Un reciente estudio demuestra que ese comportamiento está en su naturaleza.

El perro ha evolucionado desde su primer encuentro con el ser humano hace más de cuarenta mil años. El hombre era cazador y él un estupendo compañero para detectar presas y ayudarle, sin embargo, la relación que ambos mantuvieron no se limitó al plano profesional, se hizo personal. El perro, por aquel entonces, era más lobo que can, entonces ¿por qué decidió como especie encariñarse del hombre? Sus genes evolucionaron para quererte y para ser amado por ti, vamos, que fue todo un flechazo :).

perro-juguete-campo (1)

El mejor amigo del hombre

Esto lo demuestra un estudio de la universidad de Princeton a través de numerosos análisis de ADN. La raza canina ha cambiado siglo a siglo hasta convertir a sus miembros en tus fieles amigos, y no porque nosotros los hayamos obligados a ser domésticos, sino porque ellos lo han deseado, se sentían a gusto con nosotros y realizados. Esta evolución se manifiesta físicamente en sus cuerpos, en sus ojos grandes, en sus caritas adorables y en sus colas rizadas.

Lo triste es comprobar cómo, mientras que ellos han sabido adquirir un amor cada vez más grande por nosotros a lo largo de las generaciones, el ser humano se ha vuelto cada vez más vil. Los casos de maltrato canino van en aumento y en verano los abandonos se multiplican.

Si es cierto que los perros han evolucionado hasta aprender a amarnos, ¿a causa de nuestra crueldad cambiarán de nuevo hasta odiarnos? La evolución es adaptación al medio, no les obliguemos a adaptarse a lo peor de nuestra naturaleza. Dadles amor y salvad con todo vuestro cariño a los muchos perros que todavía no conocen esta parte de nosotros.