Mi gato ha dejado de ronronear, ¿está enfermo?

Our team is formed for veterinarians, ethologists, and animal health content experts.

Recibimos muchas consultas sobre los motivos por los que un gato deja de ronronear. Comprendemos la preocupación, un cambio repentino de actitud puede significar que tu peludo está estresado o que está empezando a sufrir alguna enfermedad. En este artículo te contaremos qué hacer si tu gato deja de ronronear, por qué lo hace y cuándo dejar tu consulta a nuestros veterinarios online para descartar alguna posible patología.

¿Por qué ronronean los gatos?

Cuando un gato ronronea, activa un mecanismo en su cuerpo que le ayuda a generar serotonina. Esta hormona regula la felicidad o la tristeza en un ser vivo, habiendo demostrado que a bajos niveles de serotonina se es más propenso a sufrir una depresión. Sabiendo esto, ¿por qué un gato decide ‘suministrarse serotonina’ a sí mismo? Pues por dos motivos.

El primero es porque se encuentra genial, es feliz y eso le hace ronronear, manifestando la alegría que siente y lo contento que está. Esta es la explicación más común por la que realiza este adorable ruidito cuando lo acaricias al subirse a tu regazo. Pero también hay otra: que esté triste, que esté sufriendo, que haya recibido un golpe y ronronee para conseguir calmar su dolor. Si tu gato acostumbra a salir de casa solo y ronronea mucho un día al volver, puede que se haya hecho daño e intente sanarse a sí mismo. Sabiendo esto, ¿por qué puede dejar de hacer este sonidito?

Mi gato ya no ronronea, ¿es normal?

Hay varias situaciones en las que tu gato puede dejar de ronronear y que son totalmente normales. El más común es por la edad. Ya lo sabes, las personalidades de un gatito y de un peludo que ya es mayor no tienen nada que ver. El primero es enérgico, curioso y usa el ronroneo para decir que está feliz y que quiere tu cariño, o que lo está recibiendo y le gusta. Los que ya son senior se vuelven más tranquilos y mansos, sobre todo después de castrarlos.

Este cambio generacional lleva asociadas maneras diferentes de comunicarse. Muchas veces no es que deje de ronronear, es que ha crecido y ya no lo hace con tanta fuerza. Para escucharlo tendrás que acercarte más. En otras ocasiones, tu gato lo ha pasado tan mal, se ha llevado tantos golpes o ha sufrido de una manera tal a lo largo de su vida que solo es capaz de entender el ronroneo como una técnica para calmar su propio dolor, por lo que no ronroneará para expresar felicidad. Esta es una situación frecuente en gatitos rescatados.

Entrando ya en motivos por los que tienes que preocuparte de que tu gato no ronronee, puede que esté estresado, en cuyo caso no será capaz de hacerlo porque no es feliz.

Signos de que tu gato está estresado

El principal motivo por el que tu gato se puede estresar y dejar de ronronear es porque siente que ha perdido en control de su entorno, de ti y de tu atención. Un gato estresado no es un gato feliz y ni siquiera será capaz de ronronear para generar serotonina, estará agresivo, taciturno y siempre alerta, como si fuera a recibir un ataque en su propio hogar del que se tiene que proteger.

La aparición de un bebé en tu casa, una nueva pareja o un cambio en tu vida laboral que te impida hacerle todo el caso que se merece, le estresará. También le afectan los ruidos intensos, cambios bruscos en su dieta o que estés triste. Piensa que tu gato cree que todo lo que le rodea lo ha construido él mismo, él no se siente como una mascota, sino como un depredador. Es un felino que quiere que todo a su alrededor gire en torno a él, porque es su casa, no la tuya.

Por supuesto, cada gatete es distinto y este sentimiento está en unos más desarrollado que en otros. Para detectar que, efectivamente, tu gato está estresado fíjate si la desaparición de este ronroneo es repentina, si ha cambiado sus hábitos alimenticios y te rehuye, te araña y si está de peor humor. Si la situación de estrés se alarga, puede que acabe desarrollando alguna enfermedad, pues su sistema inmune se vendrá abajo y perderá pelo.

Cuando dejar de ronronear es síntoma de una enfermedad

Cuando tu gato para de ronronear de golpe tienes que hacer un seguimiento de su salud y de su actitud. Si tan solo deja de hacer ese ruidito tan mono, pero su conducta es la de siempre, come bien y no pierde pelo, entonces es solo que ha decidido que esa manera de comunicarse ya no va con él. Sin embargo, si a la vez que deja de ronronear se pone de peor humor, deja de comer o está más somnoliento de lo habitual, interpreta esto como un síntoma.

En este caso, pon una consulta a nuestros veterinarios online, dinos cuánto tiempo lleva sin ronronerar, si has notado cambios en su peso, alimentación o carácter, su edad, raza y cualquier dato que consideres relevante. Estamos para ayudarte ;).

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: