Mi gato ya no me quiere de repente, ¿qué le pasa?

Se dice que los gatos son animales ariscos y solitarios, pero los que vivimos con ellos sabemos que eso no es verdad. Son muy capaces de dar amor, cariño y compañía. Nos buscan cuando entramos por la puerta de casa, rodean nuestras piernas con su cuerpo para que los recojamos y saltan a nuestro regazo para que acariciemos su lomo. Sí, los gatos deciden cuando quieren recibir nuestro amor y cómo, pero les gusta que se lo demos, entonces, ¿por qué de repente parece que dejan de querernos?

Si tu gato deja de desear estar contigo, de tocarte la cara o de exigir que le des cariño, no creas que has hecho algo malo, tampoco te convenzas pensando que es normal que lo haga ‘porque es un gato’, ‘porque son así’. Al contrario, un cambio de actitud brusco en un animal ha de ser tomado como un síntoma. Es decir, si notas que ya no te quiere es que le pasa algo que afecta de manera indirecta a vuestra relación.

Mi gato no quiere estar conmigo, ¿qué le pasa?

Para obtener un diagnóstico de lo que le ocurre en realidad, deja una consulta a nuestros veterinarios online, pero para que te den la solución que buscas, has de saber qué datos tienes que ofrecer y también si puedes ponerle solución por ti mismo. En Barkibu contamos con etólogos, con profesionales expertos en comportamiento que sabrán cómo asesorarte.

Lo primero que tienes que comprender es que tu gato te sigue queriendo, pero está pasando por un momento en el que no es capaz de expresar su afecto como le gustaría. Los motivos son físicos, psicológicos o una mezcla de ambos. Empezamos por los emocionales.

¿Ha habido cambios en su vida o en la tuya? ¿Pasas menos tiempo con él, le dedicas menos atención? Los gatos son animales de costumbres, son líderes y dueños del lugar en el que viven. Se acostumbran a una rutina diaria, a que siempre que lo deseen estés para ellos, por lo que, cuando no estás, se vienen abajo, sintiendo que han perdido algo que antes tenían.

Esta situación de desamparo o de soledad ocurre con más frecuencia de la que parece. Nos acostumbramos a que nuestro gato sea una criatura independiente y libre, tanto, que dejamos de hacerle caso porque tenemos mucho trabajo o conocemos a alguien nuevo en nuestra vida. Si tu gato se da cuenta de que has cambiado los momentos a su lado por otra situación, reaccionará alejándose de ti, enfadándose y mostrando esa falta de cariño que has notado. No, el amor de tu peludo no es incondicional, hay que cuidarlo.

Que tu gato se sienta solo no es bueno, puede ser el principio de una depresión

Este sentimiento puede ir a más y hacerle sucumbir en una depresión. En este caso, no solo te rehuirá, también estará agresivo, apenas comerá y se pasará la mitad del día durmiendo. Esta situación se da si sigues sin prestarle atención. Muchos cuidadores pasan un par de años viviendo solos con su gato y deshaciéndose en atenciones con él, pero de repente se enamoran e inician una vida en pareja. Tu colega empezará a sentirse solo y se apartará de ti.

Al cabo de unos meses, decidirás mudarte con esa persona especial, lo que significa una tremenda modificación de su rutina que puede hacerle sentir muy triste, porque no será capaz de asimilar todos los cambio que se producen en su vida. Un felino necesita tener el control de su entorno, si no lo tiene, se pondrá nervioso, a la defensiva porque sentirá que está indefenso y solo.

Mi gato me rehuye y está enfermo

Siguiendo con esta cadena de causa y efecto, si tu peludo se deprime, su sistema inmunológico sufrirá, porque un gato que no es feliz no es un gato sano. Estar triste significa abrir la puerta a virus y bacterias. Si se produce esta situación no solo parecerá que no te quiere, también que está sufriendo físicamente.

Analiza lo que te contamos en este artículo y cuéntanos en qué punto se encuentra tu relación con tu gato. En principio, te recomendamos que no le grites ni le castigues si está más agresivo de lo normal, que intentes recuperar tu relación con él de manera gradual, poco a poco. Una excelente manera es cocinar para él recetas caseras ricas y sabrosas pensadas para él. Intenta pasar a su lado todos los días un ratito a la misma hora para construir una nueva rutina, aprovecha las carantoñas que le vas a dar en estos momentos para examinar su salud, su temperatura, sus encías y sus mucosas.

Si aún así sigue deprimido y ha enfermado, deja una consulta a nuestros veterinarios online para recibir una respuesta más específica, pero recuerda que el amor suele ser la mejor cura. No lo olvides.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: