Cómo abrir el apetito de mi perro - ¿Estimulantes, medicamentos?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

La falta de apetito es muy común en perros mayores, pero antes de lanzarte a probar con medicamentos o estimulantes, sigue nuestros consejos. Muchas pueden ser las causas de la pérdida de apetito por parte de nuestro perro,y mucha puede ser nuestra preocupación por ello, así que no debemos descuidar nunca su alimentación.

Preguntaos por qué dejaríais de comer vosotros, poneos en la piel de vuestra mascota. Ayuda y mucho a comprender lo que les puede pasar y a llegar a una solución adecuada. A continuación os detallamos las causas más comunes:

Mi pero es malo para comer, ¡se aburre!

"Me aburro, siempre como lo mismo". Piensa que sería de ti si todos los días tuvieras exactamente el mismo plato sobre la mesa, aunque fuera tu plato preferido acabarías aborreciéndolo.

El aburrimiento es una de las causas mas comunes por la que nuestra mascota puede perder el apetito, por eso la elección del pienso que le damos no es ninguna tontería,lo mejor es cambiar de pienso regularmente o mezclar de vez en cuando una bote "de esos q tanto les gustan" con algo de pienso , cuidado con dar una vez pienso y otra bote en el mismo día, esperaran al bote con ansia y se olvidarán del pienso.

Mi perro es muy sedentario, ¡no se mueve!

En general el apetito de nuestra mascota es proporcional al gasto de energía que ha hecho durante la jornada .

Si hace mucho calor y nuestra mascota no quiere moverse mucho puede ser que pierda parte de apetito, de igual manera si no hacen el suficiente ejercicio no existe este gasto y las ganas de comer pueden desaparecer.

A mi perro le duelen los dientes, ¿por eso no come?

La perdida de una pieza dental o el cambio de la misma de leche a definitivo genera molestias en la boca de nuestra mascota por lo que no le apetece comer, ya que le duele, un absceso o una úlcera bucal también pueden producir esta reacción.

Un perro puede perder el apetito por ansiedad

"No me estreses". Sí, nuestro perro también puede sufrir estrés. Los cambios de domicilio, la llegada o la partida de un miembro de la familia o un cambio brusco en sus hábitos pueden provocar esta falta de apetito, en este caso suele remitir pronto, ya que los animales se adaptan mucho más rápido que las personas a los cambios. Nuestro deber es normalizar lo antes posible la situación para que nuestra mascota vuelva a ser la de siempre.

El celo puede quitarle el apetito a tu perro

En el caso de los machos, puede que haya alguna hembra en celo cerca y que la excitación que alcanza nuestro perro por el olor le prive del apetito, en este caso son capaces de aguantar hasta 5 días sin comer, tan sólo con agua.

No debemos de pasar por alto la importancia de elegir el pienso adecuado para nuestro perro; Existen infinidad de marcas que ofrecen una amplia oferta de sabores y olores, comprar un pienso odorífico puede motivar a nuestra mascota a comer, si procedemos a un cambio de pienso es bueno que acompañemos a nuestro perro en las primeras tomas para ver su reacción y que además nos sienta a su lado. Lo que no debemos hacer nunca ante una pérdida de apetito o por que nuestro perro deje de comer pienso es darle comida humana.

Si caemos en la tentación el perro no probará el piensosabiendo que se le va dar comida. Pueden aguantar sin comer entre 5 y 7 días así que no cedáis ante el chantaje de su tierna mirada.