Mi perro no quiere comer y bebe mucha agua, ¿qué le pasa?

Cualquier cambio en el comportamiento de tu perro, de la cantidad de comida que te pide o del agua que necesita beber, ha de ser entendido como un síntoma. Hay casos en los que tu perro decide dejar de comer, prefiere beber mucha agua e incluso le da por vomitar. Si además de estos tres síntomas lo notas especialmente triste o decaído, tiene un problema que hay que tratar.

Te recomendamos que la pongas una consulta a nuestros veterinarios online para que te den una respuesta personalizada para su caso concreto. En el siguiente artículo vamos a resumir los motivos por los que esto le puede estar sucediendo.

Mi perro bebe mucha agua y tiembla

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta tu perro es la deshidratación. Un peludo tiene que tener siempre acceso a agua fresca y limpia para que pueda abastecerse a placer. Como su cuidador, tienes que tener medida la cantidad que le dejas en su bebedero día a día, variándola en función de su edad. Un perro no bebe lo mismo cuando es un cachorro o cuando es un perro adulto.

Si de repente empieza a beber más de la cuenta puede ser porque se ha producido un cambio en su dieta, consumiendo más sodio de repente. La sal es un elemento fundamental para tu colega, pero siempre ha de tomarla con extrema moderación. Si has comprado una receta húmeda en lata nueva o un pienso distinto al habitual, se lo das de comer y de repente bebe el doble de lo normal, quiere decir que no le está sentando bien.

En esta situación, lo que has de hacer es no darle más ese alimento, obviamente. Una recomendación que te hacemos es que te decidas a cocinar para él una comida sana con poca sal. Pollo o pavo con arroz un poco más pasado de lo normal es un excelente plato para que recupere su nivel natural de sales.

Mi perro bebe mucha agua, no come y vomita

Si no corriges su dieta, seguirá hartándose a sodio y vomitará. La razón de que lo haga es que su cuerpo no está acostumbrado a beber tanta cantidad, por lo que la expulsará. El problema de esto es que la deshidratación le sobrevendrá antes. Para verificar que necesita líquidos con urgencia examínale la piel debajo de su pelaje, ¿está seca y tirante? Si este es su caso deja una consulta a nuestros veterinarios online, te diremos qué comida darle y a qué especialista de tu zona acudir.

En caso de que no tomes cartas en el asunto, tu peludo dejará de comer lo que le pones en el plato porque entenderá que no es sano para él. No dejes que esta situación se produzca.

Mi cachorro bebe mucha agua y hace mucho pis de color transparente

Una reacción natural a ingerir tanto líquido es mear mucho. Para que deje de hacerlo, lo primero que has de hacer es cambiar sus comidas por platos cocinados por ti bajos en sodio, tal y como te hemos indicado más arriba. Con el paso de los días, querrá menos agua y tú le pondrás menos en el bebedero hasta ajustar la cantida a su ritmo normal. Una vez lo hayas hecho, tu peludo volverá a orinar al ritmo correcto

No te alarmes porque su color sea cristalino, eso quiere decir que bebe tanto que apenas hay toxinas en su orina.

Mi perro bebe mucha agua y está triste

Beber mucha agua no siempre es sintomático de ingerir demasiadas sales. Si su alimentación no ha variado pero sí sus necesidades con respecto al agua, puede ser una pista de la presencia de un cáncer en su organismo, de una incidencia en su riñon, hígado o incluso del síndrome de Cushing, que se refiere a un desajuste en la glándula suprarrenal o pituitaria.

Todos estos problemas suelen estar asociados a un cambio de humor en tu peludo. Un perro sano es un perro feliz. Si está decaído, amargado o más protestón y además bebe mucha agua, preocúpate. Cuando pongas una consulta a nuestros veterinarios online o cuando visites a un especialista, asegúrate de conocer también el color de las heces de tu perro y de su orina. Una diarrea de color negro puede confirmar el diagnóstico de un cáncer en la zona gastrointestinal.

En resumen. Por lo general, si tu perro necesita beber mucha agua es porque está comiendo productos con demasiada sal. Esta es la explicación más frecuente a este problema. Solo en algunos casos se trata de una enfermedad más seria. De todas formas, prevenir vale más que curar. Ante cualquier duda, visita siempre a un veterinario y cuenta con nosotros para solventar todas tus preguntas.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: