Mi perro nunca ladra, ¿cómo hago que ladre?

Los perros son animales sensibles y que necesitan cariño, no son un juguete. Es importante quitarse de la cabeza lo de querer imitar situaciones de películas en las que un dueño le pide a su perro que ladre o que ataque y este lo hace. No son herramientas que usar a placer. Los perros que están adiestrados para la defensa personal, el ejército o servicios de la policía están adiestrados por etólogos y entrenadores caninos expertos.

Si tu perro ladra poco o te da la sensación de que no ladra, no intentes manipularle para que lo haga. Sería parecido a querer sobreexcitar a un bebé para que llorase, lo que solo le provocaría estrés, ansiedad y malestar. Los perros usan el ladrido como una forma más de comunicarse y solo recurrirán a él si lo necesitan. En este artículo te hablaremos del ladrido, pero no olvides que cuentas con nuestros etólogos online para realizar todas tus consultas.

¿Por qué mi perro no ladra a desconocidos?

Los humanos tendemos a ‘cosificar’ a los animales, pero los perretes no son todos iguales, no todos se comportan del mismo modo y no son trastos que han de cumplir nuestros deseos. No todos los perros les ladran a desconocidos, no todos se pirran por enormes huesos y no todos los entierran en la arena tras robarlos de la cocina.

En función de su personalidad, un perro lo hará con más o menos intensidad, será más o menos tranquilo y será propenso a ser más o menos inquieto. Sí es cierto que hay razas que, por cuestiones evolutivas, son más propensas a la protección que otros, son territoriales en un distinto grado. Por ejemplo, el pastor alemán o el staffordshire terrier tienden a ladrar más si alguien invade la intimidad familiar.

Pero incluso si has decidido adoptar a un perrete cuya raza tiene fama de ser ladradora y guardiana, puede que no lo haga mucho, porque cada peludo es un mundo, tienen su propia personalidad, no son cosas y tenemos que quererlos así.

Mi perro no ladra, solo llora, ¿por qué?

Tanto es así que algunos peludos prefieren cambiar los ladridos por sollozos, por pequeños grititos, bufidos y por otras expresiones corporales como girar sobre sí mismo, mirarte fijamente o rascarte. Todo este comportamiento depende de su educación.

Cuando hablamos de perros adoptados, muchos de ellos han sufrido maltrato, exceso de tirones, golpes y ¿sabías que algunos malnacidos intentan extirparles las cuerdas vocales? Así es, existen personas que se dedican a realizar estas operaciones, por lo que puede que tu perrete haya sufrido esta terrible intervención.

Otros malos cuidadores abusan de dar tirones con la correa cada vez que escuchan que su perro ladra, eso les hace mucho daño en el cuello, lo que a la larga les imposibilita ladrar con energía. En otros casos, algunos perretes reciben golpes en el cuerpo por ladrar. Si has adoptado a un peludito en estas condiciones, lo más normal es que no ladre y que tarde mucho en volver a hacerlo.

Mi perro viejo ya no ladra, ¿está bien?

Como ocurre con los bebés humanos, el llanto fuerte es síntoma de buena salud. Un perro sano ladrará cuando lo necesite; uno que esté triste, sin embargo, o que haya sufrido las lesiones que hemos indicado o que sea muy viejo no lo hará, pues no tendrá ni ánimos para quejarse o expresarse. Y aquí viene el problema: si tu perro sí ladraba antes y ha parado de hacerlo de pronto, puede que esté triste, este ansioso o esté padeciendo estrés.

Como hemos dicho al principio del artículo, los perros son seres emocionales. Si no les prestas atención, se quedan solos mucho tiempo y no se sienten amados, puede que acaben produciendo episodios de mucha tensión. Algunos animales expresan esto rascándose, mordiéndose o incluso mordiendo las paredes de tu casa. Otros dejan de ladrar, cambian sus normas de comportamiento y sí, pueden hasta dejar de ladrar.

Si tu perro está muy mayor o cansado y expresa así que está mal, tienes que cambiar tu forma de actuar con él, mejorar vuestra relación y dedicar un rato al día a jugar con él. Nuestros etólogos online te pueden ayudar con esto.

Mi perro se quedó sin voz y no ladra, tose

Como hemos dicho antes, si tu perro sufre lesiones a causa de los tirones del collar, puede lastimarse en la garganta, lo que afecta a sus cuerdas vocales y no ladrará con energía. Si ha pasado por una enfermedad, como el parvovirus, que le haga vomitar mucho, tampoco ladrará con energía. En resumen: si antes ladraba y ahora no, es por una causa psicológica o física que ha de determinar el veterinario, pero jamás intentes trucos o sigas un tutorial para que ladre más o sea más agresivo.