Mi perro vomita agua, saliva y no prueba bocado, ¿por qué?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Como su cuidador, tienes que tener claro cuándo el vómito en un perro es síntoma de preocupación y cuando no. Los perretes no tienen manos, por lo que para experimentar con su entorno solo tienen la boca. En consecuencia, tienden a llevarse todo lo que pueden a la boca y, si no les gusta, lo vomitan después. Es por ello por lo que los peludos tienen muy desarrollado el impulso de deglutir y no siempre tenemos que preocuparnos.

Si el vomito es ocasional, y siempre que no sea en presencia de sangre o diarrea, no es motivo de preocupación. A lo que sí que has de atender si falta es a cuando el vómito se repite en cortos periodos de tiempo y son explosivos, llegan con sangre o con diarrea. En este artículo te explicaremos en qué has de fijarte para saber si los vómitos son preocupantes. Recuerda que cuentas con nuestros veterinarios online para salir de dudas.

Mi perro vomita mocos y espuma blanca

El tipo de vómito del que estamos hablando en este artículo es de uno que se produce cuando tu perrete no tiene nada en el estómago. En ese caso, vomita y, por no tener nada, verás como lo único que expulsa es algo parecido a moco o a saliva. Este tipo de vómito también nos ocurre a los humanos cuando tenemos una arcada. El problema es que este tipo de vómito se produzca en combinación con una llamativa falta de apetito.

Este tipo de vómitos sin alimento procesado se pueden producir a causa de una arcada, como una sencilla deglución de primera hora de la mañana o porque puede estar haciendo fuerza para expulsar algo que tiene atorado en su garganta. No te preocupes si solo se da una vez y para. Si le ocurre esto, deja una consulta a nuestros veterinarios online indicando raza, peso, edad y posibles síntomas, así podremos ayudarte.

Mi perro vomita flemas blancas, ¿está bien?

Si embargo, ¿qué pasa si vomita cuatro o más veces seguidas? Si tu perro lo hace con compulsión, sí que hay un problema. Piensa en ti mismo, ¿cuándo vomitas sin parar o haces fuerza para conseguirlo, estás bien? En esta ocasión tienes que llevarlo al veterinario porque es posible que se encuentre fatal. Puede tener algún dolor en la barriga o haberse tragado algo que no quería.

Como decíamos al principio del artículo, los peludos tienden a meter en la boca todo lo que se encuentran. Si se tragan alguna sustancia extraña o algún cuerpo sólido y se cuela hasta su garganta, harán fuerza para echarlo. Lo que no tienes que intentar es meter la mano para quitárselo, pues podría morderte sin querer, como una reacción instintiva.

Tu veterinario lo examinará con cuidado y le extraerá lo que sea que se haya tragado. Más de la mitad de este tipo de casos se dan por que los cuidadores miran a otro lado cuando pasean con sus perros, pierden el tiempo mirando su móvil y se distraen. Recuerda que es importante prestarle toda la atención a tu amigo. Aunque no te lo creas, él se da cuenta.

Embedded content: https://www.youtube.com/watch?v=4ZT0uU2Xmlo

Mi pero vomita saliva y no tiene ganas de comer

Si has detectado que no tiene hambre es porque han pasado varios días en el que los vómitos son frecuentes, no han sido solo casuales. Los vómitos que se extienden a lo largo de las horas, se convierten en una constumbre y son constantes; entonces, son un problema. Sobre todo si, además, se presentan con falta de apetito. Piensa en ti mismo, ¿cuándo no tienes hambre? Pues cuando te encuentras mal o te duele el estómago.

En este caso, te recomendamos que vayas al veterinario, pero, ¿cuál es la causa más habitual de esta falta de apetito y estos vómitos en forma de arcadas? Pues es posible que sea por culpa de una irritación de estómago. Normalmente, suele tratarse con un poco de ayuno, probióticos y una mejora de su dieta y de su alimentación.

Cómo evito que mi perro vomite flemas y tenga hambre

Por lo normal, este tipo de patologías se dan por una mala alimentación continuada. Si compras pienso barato del súper solo conseguirás que se le irrite el estómago. Lo mejor es combinar una dieta rica en nutrientes con su pienso seco, algo de alimentación natural y latas de comida húmeda. Si te acabas de dar cuenta de que este es el problema, no te olvides de que en Barkibu no solo tenemos veterinarios online, también unos estupendos dietistas caninos que están para ayudarte.