Movimientos involuntarios de la cabeza en perros - A qué se deben por su edad

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Si tu perrita tiembla y está decaída, le tiembla la mandíbula o la cabeza, tiembla cuando duerme o tiene movimientos involuntarios despierto o realizando alguna actividad, puede ser por:

  1. Estrés, miedos o ansiedad
  2. Frío, siendo el temblor una respuesta a las bajas temperaturas
  3. Exceso de calor, lo que le provoca temblores
  4. Haber entrado en la fase REM si está dormido (también nos pasa a los humanos)
  5. Una bajada súbita de azúcar
  6. Puede haberse intoxicado con algo que ha comido
  7. Una enfermedad grave
  8. Ha jugado demasiado y le tiembla el cuerpo

En lo relativo a una enfermedad grave podemos estar hablando de:

Verás una serie de enlaces en las listas que hemos hecho. Puedes navegar por ellos para obtener más información y recurrir a nuestras servicios de veterinaria online para obtener más información. Nuestra IA te responderá pero recuerda que no sustituye a una visita con tu médico. A continuación ahondaremos en estos movimientos involuntarios en función de la edad.

Movimientos involuntarios de la cabeza de los cachorros

Los perros que tienen muy pocos meses de vida, menos de 6, dos meses, etc, tienen el sistema inmune muy débil, aún sin formar. Es por ello que es frecuente, en caso de que no hayan recibido las vacunas pertinentes e incluso aunque sí las hayan recibido, que sufran ataques víricos y bacterianos que les puedan provocar estos síntomas.

De los casos que hemos mencionado, los cachorros son más propensos que otros perros de raza adulta a sufrir moquillo, pero también a padecer estados alterados de temperatura. Al tener muy poco peso, si el temblor o movimiento involuntario se debe a una intoxicación, es probable que no lo cuente, por lo que es mejor actuar en clave de urgencia.

Otros síntomas de envenenamiento en perros son:

  • Pupilas dilatadas
  • Babeo
  • Estados alterados de conducta
  • Dificultad para mantener el equilibrio

Movimientos involuntarios en perros adultos o jóvenes

Todos los perros, sean de la edad que sean, pueden temblar si entran en la fase de sueño profundo y no hay por qué preocuparse. Algunos ladran o menean las patas como si corrieran. Los perros adultos pueden sufrir muchísimo estrés. Si lo has rescatado de una protectora, tu perro puede haber sufrido tanto que tenga algún trauma o fobia que se active ante un estímulo, eso le hará temblar e incluso orinarse encima.

Puede también sufrir a esta edad una bajada súbita de azúcar y sufrir de exceso de frío o de calor. Nunca tengas a un perro de cualquier edad en corriente ni lo abrigues solo para que parezca más mono. Si su pelaje es suficiente, no esperes a que saque la lengua o babee y tiemble para saber que tiene demasiado calor.

Si tu perro tiembla y ves que es un síntoma que aparece combinado con otros como diarrea y vómitos, ve corriendo al veterinario porque podría estar sufriendo una enfermedad grave.

Movimientos involutarios por cerebilitis idiopática

Además de regular sus hábitos de ejercicio y controlar una posible enfermedad degenerativa, cuando van cumpliendo años es importante tener cuidado con la enfermedad de shaker o cerebelitis idiopática

La cerebilitis idiopática empieza como un temblor en todo el cuerpo pero acaba manifestándose con una cierta inclinación de su cabeza y de movimientos extraños en ella. Afecta a perros a partir del medio año de vida y se manifiesta sobre todo en estas edades y hasta los 3 o 4 años.

Se produce por una inflamación del cerebelo y aparece especialmente en perros de razas pequeñas y medianas. Es una enfermedad difícil de diagnosticar. Con una buena alimentación y con medicamentos administrados por tu veterinario, se va controlando.

Movimientos involuntarios o temblores en perros ancianos

Si hablamos de perros ancianos, es hora de preocuparnos de enfermedades degenerativas. La artrosis estropea sus articulaciones y los hace temblar, lo que puede también manifestarse como movimientos en la cabeza. A estas edades, también están más débiles de lo normal, por lo que es común que se cansen antes y les tiemble el cuerpo por el exceso de ejercio.

Esperamos que estos apuntes te hayan ayudado. Recuerda que cuentas con nuestros servicios para darte apoyo en estos momento.