Panleucopenia felina - tratamiento, duración y síntomas del parvovirus de gatos

¿La panleucopenia felina tiene cura? En este artículo te responderemos a esta pregunta y también a la duración que tiene el conocido como parvovirus para gatos, su tiempo de gestación y la posibilidad de vacuna, así como la tasa de supervivencia y la aplicación de su tratamiento.

La panleucopenia felina no se llama el parvovirus de los gatos sin razón. Es una enfermedad provocada por un virus muy agresivo que provoca síntomas similares a los que tienen los perros infectados de parvovirosis. Es por ello por lo que tu rápida reacción es fundamental. Si tienes cualquier duda sobre esta enfermedad te recomendamos que preguntes a nuestros veterinarios online.

Síntomas de la panleucopenia felina

El parvovirus de los gatos se contrae por la infección de un parvovirus, pero no del mismo que afecta a los perros. No es común que el virus que afecta a una especie lo haga en otra, y este no es el caso. Pero aunque sean dos tipos de parvovirus distinto, los síntomas son similares. Si ves que tu gato tiene vómitos o diarreas violentas, con sangre, dolor y pérdida masiva de líquidos, es muy probable que haya contraído una panleocopenia felina.

La forma de contraerla es muy sencilla porque este virus es muy resistente. Suele sobrevivir alojado en el interior de las heces de un gato que lo ha contraído. Si tu peludito olisquea y lame esa caca, es muy posible que lo contraiga. Por desgracia, no siempre evitar el contagio es tan sencillo como vigilar que no se lleve a los hocicos ninguna hez. Estos virus pueden también sobrevivir mucho tiempo en el entorno. Si camina por la calle y se restriega en un colchón viejo en el que otro gato contagiado ha dejado algún resto, también puede contraerlo.

Panleucopenia felina durante la gestación

El parvovirus felino es especialmente grave si estamos hablando de una gata embarazada. La panleucopenia se hace fuerte en la médula; también en el aparato digestivo de tu gatete. Desde ahí se traslada a los mininos. Si la madre consigue superar la enfermedad, la enfermedad igualmente dañará a los gatitos con problemas de movilidad que harán que su vida sea más difícil de lo normal.

Es por ello importante que si tu gatita está embarazada extremes las medidas de seguridad y de higiene, limpia bien su entorno, no permitas que acceda a zonas sucias o insalubres y que ni se le ocurra meter la boca en lugares como basureros o cacas de otros gatos que puedan estar en un tejado.

Vacuna y cura de la panleucopenia felina

Esta enfermedad está provocada por un virus, es decir, los antibióticos no le hacen nada pues estos son medicamentos designados para combatir bacterias. Cuando tu gatete muestre los síntomas del parvovirus felino vomitará, perderá sangre, nutrientes y líquidos. Tendrá daños en sus intestinos y en la médula. Lo que hay que hacer es llevarlo rápidamente la veterinario.

El especialista le administrará líquidos para impedir que se deshidrate y conseguir que esté siempre bien alimentado. Como habrá perdido mucha sangre, hay que conseguir que la recupere. El problema de la panleucopenia es que le machaca el sistema inmune, por lo que será sencillo que una enfermedad oportunista le ataque y acabe con él. Es por ello por lo que se recetan en ocasiones antibióticos, para impedir que alguna bacteria lo dañe aún más.

Por todo ello, la vacunación es la mejor solución. Es el tratamiento más eficaz para minimizar las posibilidades de contagio. Los antibióticos no le curarán. La vacuna sí. La duración del tratamiento dependerá de lo fuerte que esté tu gato y de lo fortalecido que esté, de la buena alimentación que haya recibido y de su estado de salud general. De eso dependerá su tasa de supervivencia.

Tasa de supervivencia de la panleucopenia felina

No siempre la vacuna del parvovirus de gatos lo protege al 100%. Estamos hablando de un virus que muta año tras año, pero aunque contraiga esta enfermedad, si esta vacunado, su tasa de supervivencia aumentará muchísimo.

Es decir, para combatir la panleucopenia felina tienes que vacunar a tu gatito, alimentarlo muy bien y mimarlo un montón. Eso le hará feliz y le nutrirá. Si a eso le sumas una rápida respuesta por tu parte, acudiendo con urgencia a tu veterinario de guardia, aumentará su tasa de supervivencia y saldrá de esta.

Como este es un momento muy duro para ti y para tu gatete, dejamos abiertas nuestras vías de contacto para que nos plantees todas tus preguntas. Nuestros veterinarios online responderán a todas tus dudas.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: