Por qué el momento ideal para contratar un seguro para tu mascota es ahora

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

“Nunca es tarde si la dicha es buena”. Sí, el refranero lo sabemos perfectamente, pero, lamentablemente, a veces, por mucho que la dicha sea buena, se nos hace tarde.

Cuando se trata de la salud y seguridad de nosotros mismos y de los nuestros, no queremos que se nos haga tarde. Queremos saber que si pasa algún imprevisto, tendremos como responder. En el caso de nuestras mascotas, para que eso suceda, lo mejor es tener contratado un seguro (y si es el de Barkibu, ni te cuento). Por eso, siguiendo con el refranero español (nos encanta) te recomendamos que “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. 😉

En este post encontrarás unos cuantos motivos por los cuales deberías contratar ya de ya un seguro para los miembros más inquietos de tu familia:

Lamentablemente, los accidentes son mucho más comunes de lo que pensamos.

Sobre todo cuando tu gato o perro son bebés. Imagínate ver el mundo por primera vez con la capacidad de correr, saltar y jugar (además siendo joven). El resultado es una energía e inquietud imparables. Como consecuencia de ello, nuestras mascotas pueden ingerir objetos peligrosos o caerse. Además, por muy bien que jueguen entre ellos, a veces pueden llegar a hacerse daño. Los accidentes suelen ser muy costosos, ya que conlleva normalmente una recuperación y en algunos casos cirugía. Por ello, teniendo un seguro contratado, estás cubriendo tu espalda y la de tu mascota ante cualquiera de estos infortunios.

La probabilidad de que tu mascota se enfrente a algún accidente alguna vez en su vida es, por desgracia, bastante alta. Teniendo esto en cuenta, sumado al factor económico, ¿estarías preparado para asumir las consecuencias que un accidente conlleva?

En Barkibu, no solo cubrimos los costes de diagnóstico u operación de ser necesarios. También cubrimos todos los gastos derivados de la recuperación.

La enfermedad es una posibilidad por mucho que tu mascota esté sana

En el caso de cachorros y gatitos, la probabilidad de enfermar también es más alta. Su sistema inmunitario no es tan fuerte como el de sus padres. Eso hace que les sea más sencillo contraer ciertas enfermedades. Enfermedades como infecciones respiratorias u oculares o problemas digestivos, suelen desarrollarse especialmente durante su primer año de vida.

Si por un casual tu mascota se pone enferma, sea cachorro o adulto, nuestro seguro cubrirá los costes de las visitas médicas, diagnósticos, tratamientos y medicamentos. Además, en nuestro caso, también incluimos enfermedades dentales y congénitas (algo poco común).

Por cierto, todo esto es renovable año tras año. Lo que significa que, si pasado un año, quieres dejar de asegurar a tu mascota con nosotros (aunque dudamos que quieras), puedes hacerlo sin dar explicaciones 😌.

No nos olvidamos de las enfermedades congénitas y hereditarias

Como ocurre con nosotros, los seres humanos, existen enfermedades congénitas y hereditarias que se transmiten generacionalmente.

En el caso de nuestras mascotas, existen algunas razas más propensas que otras a desarrollar estos tipos de enfermedades, como por ejemplo los problemas de rótula en los Yorkshire Terrier.

También depende del momento de la vida de tu mascota. En el caso de la displasia de cadera por ejemplo, sus síntomas suelen aparecer al principio de la vida de tu amiguete. En cambio, la poliquistosis renal puede no manifestarse hasta una edad más avanzada.
Si tienes nuestro seguro contratado, y tu compi sufre una enfermedad hereditaria, aunque sea específica de raza, nosotros la cubrimos. Este tipo de enfermedades suelen requerir cierto seguimiento y tratamiento durante el resto de su vida. El coste de estos servicios es muy elevado. Por ello, la seguridad de contar con un seguro que te cubra y esté ahí cuando lo necesites, es esencial.

Cubrimos todos los gastos de tratamiento que el veterinario determine con el límite más alto del mercado (3.000 eurazos)

Las enfermedades preexistentes ¿qué pasa con ellas?

Bueno, lo cierto es que, el mejor momento para contratar un seguro para tu mascota es cuando es cachorro o gatito. ¿El motivo? En ese momento es joven y está sano, no hay enfermedades preexistentes, y el contará con la máxima cobertura que ofrece el seguro. Puedes pensar que a un cachorro o gatito no les hace falta estar asegurados porque al ser jóvenes, es difícil que sufran alguna enfermedad. Pero, como hemos comentado anteriormente, las enfermedades pueden aparecer en cualquier momento; y los accidentes suceden todos los días a todas horas sin exclusión por edad.

Dicho esto, ningún seguro para mascotas puede cubrir enfermedades preexistentes. Con esto, nos referimos a afecciones que aparecieron o fueron tratadas antes de la contratación del seguro o durante el periodo de carencia.

Este es uno de los principales motivos por el que no deberíamos dejar para mañana lo que podemos hacer hoy.

El coste de los cuidados veterinarios

A lo largo de la vida de tu mascota, el desembolso en servicios veterinarios puede llegar a ser de 10.000 a 15.000€, y en caso de que tuviera alguna enfermedad crónica grave, podría ascender a mucho más. Sabemos que dicho así parece muchísimo. Pero claro, queremos darle a nuestro amiguete los mejores cuidados, dejarlo en manos de los mejores profesionales y, sobre todo, que si se pone enfermo o sufre algún accidente, podamos asumir todas las consecuencias para que se recupere lo más rápidamente posible.

Cuando tu mascota es bebé, es difícil imaginar que pueda llegar a generar ese tipo de gasto. Está sana y llena de vitalidad (cuando los seres humanos somos niños, nuestros padres tampoco imaginan que podamos tener algún tipo de problema de salud o accidente). Pero, como comentamos anteriormente, estas cosas pasan sin avisar y cuando menos te las esperas. Lo mejor es estar preparado, y aunque podamos tener un fondo económico para imprevistos, la mejor forma es contar con un seguro para mascotas que te haga las cosas más sencillas (nosotros somos expertos en hacer tu vida y la de tu mascota más fácil).

Acceder a los mejores tratamientos

Los tratamientos derivados de enfermedades como el cáncer suelen tener un coste muy elevado.

La medicina veterinaria, al igual que la medicina humana, ha avanzado a pasos de gigante en los últimos años. Casos que anteriormente no tenían solución, ahora la tienen, siempre que podamos asumir los gastos que esta solución conlleva.

Algunos de los ejemplos de estos tratamientos son la terapia con células madre para tratar problemas de las articulaciones, la quimioterapia, o tratamientos muy recientes como pueden ser la acupuntura para rehabilitar a tu mascota en caso de que haya sufrido alguna lesión ortopédica.

Como queremos que no les falte de nada a nuestros amiguetes, en Barkibu cubrimos todos estos tratamientos.

Conocer a tu mascota, un punto esencial

Estar al corriente de los cuidados de tu mascota, además de brindarle los mejores cuidados médicos en caso de accidente o enfermedad, es un punto esencial. Aparte de ofrecerte la mejor cobertura y una atención 100% personalizada a través de nuestra app (linkar artículo donde se explica el funcionamiento de la app), como veterinarios, te recomendamos que sigas unos cuidados preventivos de rutina que necesitará tu mascota anualmente, como son las vacunas y desparasitación, entre otros. De este modo, los tratamientos serán más eficaces.

Como queremos ser 100% transparentes, de momento nuestro seguro no cubre los gastos de prevención. Aun así, te lo recomendamos porque nos preocupa el bienestar y tranquilidad tuyo y de tu mascota.

La tranquilidad, nuestra continua persecución

Como su propio nombre indica, un seguro te da seguridad. Pero además en Barkibu, te ofrecemos el valor añadido de la tranquilidad. Tranquilidad en muchos aspectos.

En primer lugar, la angustia que sentimos cuando nuestra mascota está enferma y no sabemos cómo actuar es indescriptible. Por ello, nosotros te ofrecemos lo siguiente:

✅ Un servicio 100% personalizado, rápido y eficaz. ¡Ah! Y online. Olvídate de esperar al teléfono con esa musiquita de fondo durante minutos interminables esperando obtener una respuesta. Con nuestra app, podrás hablar directamente con un veterinario que te ayudará a identificar los síntomas de tu mascota y a encontrar una solución.

Por otro lado, pasar el tiempo tratando de justificar los gastos y un tiempo de espera eterno para que nos devuelvan el dinero de las facturas derivadas del veterinario, es una faena. En Barkibu lo sabemos, por eso:

✅ Solo tendrás que preocuparte de llevar a tu mascota al veterinario (al que quieras). En algunos casos cubrimos el 100% y en otros el 80% de la factura. Depende de si es clínica asociada o no. Pero te aseguramos, en todos los casos cubiertos, un reembolso mínimo del 80%. Después, olvídate de largos periodos de papeleo, llamadas, justificaciones y burocracia. Con nuestra APP podrás gestionar el reembolso de una forma súper intuitiva, sencilla y eficaz. ¿Quién da más?

Siguiendo con el refranero (la última, de verdad) más vale arrepentirse de lo que haces que de lo que no haces (y si contratas el seguro de tu mascota con nosotros, podemos asegurarte que no te vas a arrepentir). Hay muchas familias arrepentidas de no haber contratado un seguro a tiempo. En cambio, pocas familias se arrepienten de haberlo contratado.

En fin, ya como conclusión final. Esperemos que este post te haya servido para aclarar tus dudas. Recuerda que, aunque el mejor momento para contratar un seguro para tu mascota es cuando es bebé, nunca es tarde si la dicha es buena 🤭. Así que, independientemente de la edad de tu amiguete, nosotros te aseguramos tranquilidad, profesionalidad, eficacia y rapidez. ¿Qué más se puede pedir?

Nos encantaría saber qué es lo que te falta para terminar de estar seguro para contratar un seguro para tu mascota. Estamos deseando conocer tu historia y la de tu querido amiguete. ¡Te leemos en comentarios!