¿Por qué les da parvovirosis a los perros y cómo se cura?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

La parvovirosis o parvovirus en perros puede darse hasta en perros vacunados. Ataca más frecuentemente a perritos jóvenes, mucho menos a perros adultos y en mucha menor medida en aquellos que han seguido a rajatabla el calendario de vacunación, comen bien, hacen ejercicio, son felices y tienen sus necesidades energéticas satisfechas.

La parvovirosis, entender su contagio, comprender sus síntomas y cómo se cura es una de las prioridades que has de tener como cuidador de tu perrete. Recuerda que no estás solo. Podrás preguntar a nuestros veterinarios online cómo saber si tu colega se está recuperando, las condiciones específicas del parvovirus para tu amigo y solucionar todas las dudas que tengas. En Barkibu estamos para ayudarte.

Qué es la parvovirosis o parvovirus

Como su propio nombre indica, el parvovirus está provocado por un virus. Es importante entender esto a la hora de saber cómo curarlo. Un virus no se puede curar con antibióticos. La única forma de eliminarlo es mediante la propia fuerza del sistema inmune de tu perrete. El sistema inmune se refuerza con las correspondientes vacunas, pues lo entrenan contra estos agentes, también a través de una buena alimentación, del deporte, el ejercicio y de la estimulación intelectual.

La felicidad, la buena comida y las vacunas lo hacen fuerte contra el parvovirus. Hay casos, pocos, de infección de parvovirus en perros ya vacunados, normalmente de una cepa distinta del que se protegió. En estos casos, incluso la vacuna es eficaz, pues los soldados de su sistema inmune serán más eficientes al haber sido entrenados con ella.

Cómo se produce el contagio del parvovirus

El parvovirus se puede contagiar entre perros, por sus fluidos, pero, sobre todo, a través de sus heces. Los perros tienen tendencia a la coprofagia. Les atrae el olor a comida que esconden, les ayuda a reconocer la presencia de otros perros y, en ocasiones, se la llevan a la boca. Ahí puede haber virus del parvo, por lo que no puedes dejar que se lleve heces a la boca.

Tampoco es recomendable que le permitas moverse por ambientes sucios y poco salubres. En ellos también puede residir el virus de la parvovirosis, pues es muy, muy resistente en ciertos entornos sucios. El virus del parvo ataca y se alimenta de perretes con el sistema inmune poco desarrollado, por eso es especialmente letal en cachorros. Si has empezado una convivencia con un perrete muy joven, llévalo al veterinario para que lo vacune. Lo siguiente que has de hacer para evitar el contagio es una buena dieta, ejercicio, amor y vigilar en dónde mete la boca.

Síntomas de contagio del parvovirus

El virus del parvo es una enfermedad que tarda un poco en manifestarse. Empieza como todas: algo de malestar, decaimiento y falta de ganas de comer. De repente empezará a vomitar y tendrá diarrea. Es frecuente que estas deposiciones se produzcan con sangre, momento en el que has de preocuparte pues podría deshidratarse.

No olvides que tu perrete no morirá por el virus del parvo en sí, sino por todos los terribles efectos que le producen en su cuerpo. Es por ello que una rápida respuesta es la única manera de curarlo. Lo tienes que llevar al veterinario sin perder ni un segundo en buscar remedios caseros por internet.

Al llevarlo al especialista, lo que hará es frenar sus vómitos y diarrea, alimentará su cuerpo, le dará suplementos y lo diagnosticará. Una vez lo haya estabilizado te explicará cómo puedes ayudarlo tú y podréis iros a casa

Cómo sé que mi perro se está recuperando de la parvovirosis

A medida que pasen los días, y si todo ha ido bien, verás cómo va mejorando poco a poco. Recuperará su peso, su energía, su apetito, hará deposiciones sólidas… Depende mucho de su estado de salud original, de si estaba vacunado, de si comía bien y de si hacía deporte si sale de esta o no; también de en cuánto tiempo lo hace. Puede ir mejorando al cabo de unos días, necesitar unas semanas… Lo que tú tienes que hacer es apoyarlo.

Aunque te parezca mentira, si tu perro está pasando por el parvovirus, aunque sepas que hay posibilidades de que no se cure, no puedes mostrar pena. Tienes que parecer animado y fuerte. En caso de que estés triste o te muestres apesadumbrado ante él, puede que su ánimo baje pensando que ha hecho algo malo y sin saber cómo solucionar el problema.

Recuerda que no estás solo. Podremos recomendarte un veterinario en tu zona para ayudarte a superar esta prueba, también para darte más información sobre el parvovirus.