¿Por qué los hurones duermen tantas horas?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

¿Te has preguntado alguna vez por qué los hurones duermen tanto? ¿Crees que tu hurón duerme demasiado? Es normal que te preocupe. Los hurones son animales que pueden llegar a dormir hasta 20 horas al día, siendo su rango normal de sueño entre las 16 y las 18. Los hurones no son como los perros o gatos en cuanto a sus hábitos de sueño y necesitan mucho tiempo para ellos solos y a oscuras.

Es por ello que esta es una pregunta común entre aquellos que están acostumbrados a convivir con perros y gatos, animales que no necesitan dormir tanto y que no tienen unos hábitos de sueño tan especiales. Además, cuando un hurón duerme alcanza un estado en el que da la impresión de que está muerto, mostrándose casi inmóvil y con síntomas de que está en coma. No te preocupes, ellos son así. Viven durmiendo y aprovechan cuando se despiertan para comer, hacer sus necesidades y realizar sus actividades vitales.

¿Es normal que los hurones duerman tanto?

Sí. Los hurones son mamíferos, pero no son como un perro. Ellos son mustélidos, como una comadreja. Su ritmo de vida es puro constraste: cuando duermen parece que están muertos y cuando se despiertan son pura energía. Incluso se despiertan como si alguien les hubiera dado un chizpazo en el vientre. El tiempo en el que están despiertos también tiene poco que ver con otros animales de compañía. Ellos no están activos a media mañana o por la tarde, sino a las pocas horas de empezar el día y al acabar este.

No todos los hurones son cariñosos durante los momentos del día en los que están despiertos. Aunque fueron domesticados hace muchos años para la caza gracias a su fino y alargado cuerpo capaz de meterse en madrigueras de conejos, son animales cuya socialización depende muchísimo de cómo los hayan tratado en sus primeros meses de vida. Por ello, si ves que duerme mucho y cuando no lo hace no te hace caso, no es culpa tuya.

Por su naturaleza y metabolismo, es normal que duerman mucho, pero no solo necesitan que les concedas todo ese tiempo para dormir, también es fundamental que intentes que siempre que duerman lo hagan a oscuras. Esto es algo que no todos los cuidadores que tienen hurones saben, pero si no permites que su espacio de sueño sea similar al de una madriguera, enfermerá.

¿Por qué los hurones necesitan dormir a oscuras?

Es un problema relacionado con la melatonina, lo que a su vez regula su sistema. A oscuras, los hurones la producen, que es la encargada de regular sus hormonas. Si no pueden disfrutar de esto, sufrirán un desarreglo hormonal, cambiará su carácter, empeorarán sus hábitos y podrían llegar a enfermar o morir.

Cuando hablamos de que un hurón necesita oscuridad durante las casi veinte horas que se pasa durmiendo al día no decimos penumbra o semipenumbra, sino oscuridad total. Lo que hay que hacer es cubrir su jaula con varias mantas gordas o usar una caja, todo depende del calor que haga en el interior de tu casa y del periodo del año en el que nos encontremos. Es precisamente por este ritmo de vida por el que los hurones son elegidos por personas que trabajan mucho fuera de casa y no pueden estar siempre pendientes de ellos. Al dormir esas dieciocho horas, los hurones se muestran como animales razonablemente independientes.

Cómo respetar sus horas de sueño

Tienes que saber varias cosas. Lo primero, no te asustes si ves que duerme con la lengua hacia afuera, porque suelen hacerlo. Cuando duermen, intenta no hacer demasiado ruido en casa, porque aunque su vista no sea muy buena, tienen un oído fantástico. No te alarmes si huelen raro, pues su olor corporal siempre suele ser intenso, tampoco si su pelaje cambia de color, pues les suele ocurrir a lo largo de toda la vida.

Decimos todo esto porque estamos acostumbrados a recibir consultas de PetLovers que nos preguntan que qué les pasa a sus hurones, que duermen mucho, huelen y descansan con la lengua de fuera. Otra cosa que es importante y en la que queremos incidir es en el calor. Las glándulas sudoríparas del hurón están en el culo, nada más, por lo que son propensos a padecer insolaciones.

Por ello, aunque tapes su lugar de descanso para dormir, intenta que nunca esté muy caliente en su interior, pues podrían sufrir fuertes golpes de calor. Con estos consejos ya podrás disfrutar de la compañía de este precioso animal. Si tienes cualquier duda, haz tu pregunta a nuestros veterinarios especialistas en hurones.