¿Por qué mi erizo está decaído y no come? Esta es la solución

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

¿Tu erizo está de púas bajas? Si te han regalado un erizo o has adoptado a uno porque te lo has encontrado abandonado, es importante que sepas cómo reaccionar si no come y está triste, pues si sabes actuar podrás salvarle la vida. Los erizos son uno de los animales exóticos que más se han puesto últimamente de moda como mascota. Pero por desgracia, por culpa de su ritmo de vida nocturno, acaban abandonados en campos o en la ciudad.

No te olvides que los erizos no son como perros o gatos. Estos preciosos animales no han decidido acercarse a los humanos para establecer una relación de iguales, sino que han sido buscados, transportados y vendidos como animales de compañía a su pesar. Si te has encontrado con uno, dale mucho cariño, pues se sentirá muy desplazado al vivir en cautividad.

¿Por qué un erizo puede estar triste?

Los erizos no se adaptan bien a todos los climas de España. Lo pasan mal en aquellos que son especialmente fríos como en Galicia o en el interior del país en invierno. Si tienen mucho frío sufrirán, se harán una bola para intentar obtener calor y se irán apagando poco poco. Si este es el caso lo verás decaído, triste y muy abatido. Reconocerás este estado porque tendrá el abdomen frío, por eso se hacen un ovillo.

La solución a esto es el calor, pero nunca de forma brusca. No enciendas todos los radiadores de la casa de golpe, tienes que ir subiendo la temperatura muy poco a poco hasta rondar los 25º. Puedes subirla un poquito más en caso de que lo necesites, pero tampoco muchísimo más. La correcta temperatura es clave para su buen humor, salud y alegría. Es posible que creas que lo está haciendo para iniciar la hibernación, pero no siempre es así.

Este error es muy común al encontrarnos un erizo, pues no todos los erizos hibernan. Si ves que se hace una bola, infórmate bien con nuestros veterinarios expertos en animales exóticos para proceder de la mejor forma. Descubre si el tuyo lo hace o si está enfermo.

¿Por qué mi erizo no come nada de nada?

Hay muchos motivos por los que un erizo no come. Además de por el frío, puede ponerse triste o parecer decaído porque no está recibiendo los nutrientes que necesita, y no come porque puede que no esté comiendo lo que necesita, que tenga parásitos, que tenga una enfermedad o que (esperamos que no) tenga algún tumor.

El erizo es un animal muy exquisito, no come cualquier cosa. Cuando vive en libertad (el lugar al que pertenece) se alimenta principalmente de insectos de varios tipos, lo que significa una importante aportación de proteínas con muy poca grasa. Cuando nos los llevamos a casa tenemos que darle una comida de unas calidades similares.

Si tienes en casa un gato, puedes ofrecerle a tu erizo un poco de su pienso, pero solo si es de la más alta calidad, pues son los que contienen mejores proteínas. De todas formas, lo mejor es que consigas comida de productores y cultivadores de insectos y lo alimentes con ello. De nuevo, insistimos, son muy finos con la comida, e incluso pueden pasar alguna pequeña temporada sin comer.

Mi erizo ni come ni toma agua, ¿qué le pasa?

Un error común entre los cuidadores de erizos es que no saben que estos preciosos animalillos se alimentan de forma más activa por la noche, por lo que si no come de día demasiado es normal. También que necesitan una cantidad muy distinta de alimento en función de la edad que tengan y que si tienen alguna enfermedad comerán menos. Si sufren de estrés, porque como os hemos dicho no están hechos para vivir en cautividad, se pondrán tan nerviosos y les afectará tanto el ánimo que podrían llegar a padecer anorexia, y dejar definitivamente de comer.

Otros de los problemas frecuentes por lo que no comen son los parásitos, por lo que necesitarán de la ayuda de un veterinario. También hay que tener mucho cuidado con su higiene dental. Como nosotros, si no cuidamos su sonrisa pueden llegar a tener enfermedades dentales importantes, que además de producirle daños, hará que le duelan los dientes, por lo que no querrá comer. Como ves, los erizos son animales adorables y delicados.

En caso de que haya comido algo en mal estado o que no le haya sentado bien podría intoxicarse o coger alguna enfermedad en su intestino. Si este es el caso, lo más normal es que además de no tener apetito vomite o haga de vientre de una forma anormal. Mucho ojo si tiene diarrea.

En resumen, si convives con un erizo, mímalo especialmente. No están acostumbrados a esta situación y necesitan de todo tu cariño.