¿Por qué mi gato se muerde las patas? ¿Es por estrés?

En ocasiones a los gatos les da por morderse las patas y suele ser casi siempre por culpa del estrés. En este artículo te lo vamos a contar todo sobre el estrés en gatos, también por qué ha avanzado tanto que ha acabado autolesionándose y cómo quitarle esa manía.

No olvides que este artículo sobre el estrés en gatos es solo de información general. Si quieres saber más sobre este tema y recibir una consulta personalizada para tu peludo, puedes realizársela a nuestros veterinario online. Indica peso, raza, edad, cuándo han empezado los primeros síntomas y explica también cómo es su estilo de vida.

¿Cuáles son los signos de un gato estresado?

Para empezar, has de saber que es muy fácil que un gato se estrese. Ellos son felinos cazadores y ahora están viviendo como compañeros de tu hogar, esto para ellos no es fácil. Este es el motivo por el que a veces muestran un carácter muy cariñoso y en otras ocasiones te saquen las uñas, tanto que parece que ya no te quieren. Para facilitarle la vida a tu gatete tienes que garantizarle una rutina agradable y ser extremedamente cariñoso y precavido cuando una novedad se introduce en su día a día.

La llegada un nuevo bebé, de una nueva pareja, de un nuevo gato o una mudanza son elementos que le pueden llegar a causar mucho estrés. A veces no hace falta algo tan drástico como esto sino simplemente un cambio de trabajo o una temporada en la que no puedes hacerle tanto caso como antes.

Consecuencias del estrés en gatos

En estas situaciones tu gato cambiará su comportamiento e incluso pueda que deje de comer. Se mostrará agresivo contigo para llamar tu atención e incluso es posible que adopte conductas perniciosos para sí mismo, como empezar a morderse las patas o a lamerse sin parar hasta provocarse urticaria.

Es decir, las consecuencias de la ansiedad en los gatos siempre son contra su salud, haciéndose heridas, padeciendo anorexia e incluso perdiendo el pelo. Si los nervios le han llevado a morderse las patas de manera compulsiva, has dejado que el estrés vaya demasiado lejos. Por fortuna, aún puedes ponerle remedio. Para empezar, cuenta con nuestros etólogos para informarte a fondo de este caso.

Los expertos en comportamiento gatuno de Barkibu te darán una consulta personalizada para ayudarte a sacarlo de ese estado. A continuación daremos algunos consejos para conseguir que deje de mordisquearse las piernas.

Cómo eliminar el estrés en gatos

Lo primero que tienes que garantizarle es un lugar de su propiedad dentro de tu hogar, un sitio que reconozca como suyo y en el que esté cómodo. Esto le servirá para comprender que tiene un ‘territorio propio’ y le dará seguridad. A continuación te tocará averiguar cuál es la causa del estrés y tomar medidas para atajarla.

No estamos diciendo que frenes una mudanza por tu gatito, claro, pero sí que lo incluyas en los procesos de cambio que estás teniendo. Consíguele ese lugar que te decimos, facilita los juegos con el recién llegado o que tu nueva pareja se acerque poco a poco a él. La alimentación también es un factor crucial para su psique. Deja atrás la mala alimentación y dale pienso y comida en lata de primera calidad. Si sigues todos estos consejos, el estrés se irá poco a poco.

Cómo quitar el estrés a un gato muy estresado

De todas formas, lo primero que tienes que hacer es asegurarte que se muerde la pata por ansiedad y no porque le pique algo o se haya hecho daño. Es decir, en primer lugar acude al veterinario, descarta con él cualquier tipo de enfermedad física o parásito y luego preocúpate por si es ansiedad. Te lo decimos porque no es la primera vez que un PetLover intenta mimar más a su gato pensando que eso le curará el estrés pero resulta que tiene una dermatitis.

Es decir, a veces no es que esté muy estresado, es que está enfermo. Eso no quita que tengas que seguir todas nuestras indicaciones: darle a tu gatete un lugar en tu casa que sea suyo, mimarlo mucho y darle de comer bien. Además de esto, recuerda que tu peludo no es un animal doméstico, es un depredador, por lo que agradecerá que estimules sus impulsos de cazador con juegos de ingenio, de lógica y de buscar y capturar su presa.

Haciendo todo lo que te hemos contado, y añadiendo una rutina cómoda a sus vidas, podrás conseguir que deje de morderse las piernas o que nunca lo haga.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: