¿Por qué mi perro se come la caca del gato y de las palomas?

A veces encontrarás a tu perro comiéndose las heces de tu gato e incluso la arena en las que la deposita. En este artículo te vamos a hablar de los peligros de comer caca de gato, de gallina, humana o de otros animales, también te aportaremos una solución para que deje de hacerlo.

En la mayoría de los casos, la ingesta de heces de otro perro o de un gato se da solo en los primeros meses de vida del animal. Si lo hace también en su etapa adulta te recomendamos que sigas leyendo. También puedes hacer uso de nuestros etólogos online, nuestros expertos en comportamiento canino que te darán una solución personalizada para tu caso.

¿Por qué mi perro se come las heces del gato?

En la inmensa mayoría de los casos, tu colega hace esto no porque esté enfermo o tenga algún desorden mental, lo hace, simplemente, porque tiene hambre y estas deposiciones le huelen a comida.

Los excrementos de los animales, sean de persona, de conejo, de gallina o de gato, no son otra cosa que alimentos procesados por un sistema digestivo. Es decir, no dejan de ser una fuente de posible alimento y nutrientes para ellos, por lo que les huele como tal. La de gatos puede olerle a su pienso, la de gallina a maíz y la de humano a carne, si es eso lo que se ha comido. El problema es que las heces están llenas de bacterias e incluso de virus, lo que puede provocarle enfermedades.

Un perro adquiere el hábito de comer heces de su madre. Si ha nacido en la calle o en un entorno no protegido, su mamá se llevará a la boca todos los excrementos de sus hijos para que estos no se intoxiquen con ellos. Así, aprende que hacerlo es bueno, pues se lo ha enseñado quién más quiere en este mundo hasta conocerte.

Mi perro come heces y vomita

La mayoría de los peludos que tienen este hábito acaba teniendo vómitos, además de aumentar las posibilidades de contagiarse de algo. Es por ello que tenemos que atajar esta conducta conociendo las causas por las que se da. Además de por un comportamiento aprehendido, la coprofagia puede llegar a darse por dos motivos: de dieta y psicológicos.

Los peludos adoran la rutina, la necesitan para no sufrir estrés, pero tiene que haber variedad dentro de ella. Eso quiere decir que no puedes limitarte solo a darle pienso día tras día, también tienes que ofrecerle comida natural unos días, otros recetas húmedas de lata. Debes programarte algunos días al mes para servirle de comer algo especial, vigilando si le gusta o no, o si le provoca alguna reacción alérgica.

Acostúmbrate a renovar su dieta cada cierto tiempo para que disfrute de comer. Te decimos esto porque si se aburre necesitará nuevos sabores, y eso le puede llevar a apreciar positivamente los olores que detecta en la caca de gato.

No solo recurrirá a la coprofagia como una manera de buscar sabores nuevos, también porque le hacen falta vitaminas o proteínas de calidad que no recibe de lo que tú le das. Este síntoma es frecuente en peludos que reciben pienso de mala calidad. Si este es tu caso, deja tu consulta a nuestros dietistas online, te recomendaremos con qué alimentarle para que no necesite las heces de gato.

Mi perro come caca de paloma, ¿cómo lo evito?

El otro motivo es igual de grave que los relacionados a su rancho, porque está en su mente. Un perro es un animal que necesita actividad, moverse y realizar ejercicio. Son depredadores, exploradores y curiosos por naturaleza. Eso quiere decir que necesitas motivarlo, ejercitar su mente con ejercicios de búsqueda obligandole a usar el olfato y correr a su lado.

Si no haces esto con él habitualmente se frustrará, se estresará y le entrará ansiedad. Si le ocurre esto, acabará desarrollando un comportamiento tóxico y destructivo. Algunos peludos la emprenden con sus patas, mordiéndose. Otros prefieren roer las paredes de tu casa o pasarse la noche llorando o aullando y algunos prefieren comer heces.

Sabiendo cómo se produce este comportamiento, sabemos también cómo corregirlo si se da: con refuerzo positivo y nunca con gritos, con mucho ejercicio, cariño y una alimentación equilibrada. Si ves que acerca los morros a la hez de otro animal, apártalo de ella sin enfadarte y prémialo cuando decida dejar las cacas de lado.

Recuerda que si ninguno de estos consejos te sirve, contacta con nuestros expertos en comportamiento canino online.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: