Por qué mi perro se come la pared y cómo evitarlo

Últimamente hemos recibido muchas consultas acerca de por qué los perros rascan las paredes, se las comen o las muerden cuando se quedan solos. Lo bueno es que este es un comportamiento que tiene fácil solución siempre que seas capaz de detectar por qué se produce.

En Barkibu contamos con etólogos expertos en comportamiento canino. Si tu perro lame las paredes y se rasca en las esquinas, deja tu consulta aquí y te darán una respuesta personalizada a tu caso. A continuación hablaremos de las causas más habituales por las que tu perro se come los tabiques y qué hacer para evitarlo.

Mi perro muerde la pared cuando está solo

Lo primero es comprender por qué tu perro rasca compulsivamente las paredes de las habitaciones en las que lo dejas solos. Hay varios motivos. El más común es porque tiene energía de sobra y necesita gastarla. Si tu colega rasca las esquinas con entusiasmo es posible que solo necesite bajar más contigo al parque, correr y desarrollar su instinto depredador con absoluta libertad, de manera controlada y gracias a juguetes específicos.

Si lo cansas, cuando llegue a su habitación solo querrá dormir, comer y descansar. Así que si tu perro ha elegido las paredes de tu casa como su juguete, ya sabes, sal a correr a su lado. Si no tienes claro cuánto tiempo de ejercitación necesita tu amigo, consulta sin compromiso a nuestros etólogos online apuntando su raza, peso y edad.

Cómo evitar que mi perro rasque la pared

Si pese a cansarlo sigue mordisqueando todo lo que tiene cerca, tendrás que asegurarte de que su alimentación es la adecuada, de que le gusta y que es suficiente. Muchos PetLovers que trabajan fuera de casa descuidan la calidad del pienso que en realidad ingiere su amigo. Si no le gusta, si le aburre o si no le alimenta lo suficiente, no se se sentirá saciado, lo que lo llevará a comerse el pladur.

Como deducirás, esto le puede generar problemas gástricos e intestinales. La solución es sencilla: compra pienso de calidad, combínalo con recetas húmedas y con otras caseras hechas por ti. Una alimentación divertida y variada le quitará las ganas de morder la pared.

¿Por qué los perros rascan las paredes y las esquinas?

Si come y hace deporte, otra de las explicaciones por las que puede haber adquirido este feo hábito es por un suceso traumático. Como hemos dicho muchas veces, los perretes son seres tremendamente sensibles, son fácilmente impresionables, se traumatizan, sufren y les cuesta olvidar. Conocemos casos de perros que han sufrido malos tratos y que se han pasado encerrados en una habitación media vida, ¿cómo no van a odiar volver a una?.

Cuando los rescatas y los llevas a tu casa, puede que el cuarto que elijas como su estancia le recuerde a su vida pasada y tenga una reacción dentaria compulsiva. Si tú estás a su lado, es posible que no la manifieste, pero que sí que se produzca cuando lo dejas solo.

La manera de solucionar este comportamiento es dejarle la puerta abierta, pues tiene que entender que no está atrapado. Prepárale un espacio cómodo para que repose y déjale a su alcance juguetes para que los muerda en lugar de hacerlo con la pared.

¿Por qué los perros lamen la pared? ¿Hay que usar una protección para paredes?

Si nada de esto funciona, lo más probable es que esté sufriendo de un estrés más profundo de lo normal. Si en tu casa se producen ruidos fuertes o en la del vecino, es posible que tu amigo se ponga muy nervioso. Del mismo modo que a las personas nos surgen TOC, a los perros les da por hacer cosas como lamer la pared.

De nuevo, la respuesta es la misma: mucho deporte, mucho cariño y, por supuesto, reducir al mínimo todos los ruidos que se puedan producir en tu casa. No hagas fiestas muy ruidosas, no uses petardos a su lado ni tampoco grites. Todos estos estímulos pueden desencadenar este comportamiento destructivo.

Si te pones en contacto con nuestros etólogos, te dirán cómo corregir este comportamiento. Por lo general, basta con aplicar los consejos que te hemos dado en este artículo, decirle que no cuando lo veas masticando la pared, premiar que pare con refuerzo positivo, cuidar su alimentación, ejercitarlo al máximo y darle una alimentación sana y nutritiva.

Con un poco de educación y mucho cariño, verás cómo deja tranquila la pared. Si esto no te funciona, nuestros veterinarios online están aquí para ayudarte. Muchas gracias por elegirnos para cuidar la salud de tu perro.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: