¿Por qué mi perro se duerme mordiendo una manta, está nervioso?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Los perros tienen muchas costumbres que nos parecen alocadas, ¿Verdad? Algunos usan las mantas como si fueran un chupete, absorbiéndolas entre sus labios con devoción. Otros muerden la manta como si eso les tranquilizara o necesitan tener algo en sus labios para dormirse.

Si tu perro se come el colchón, muerde el suelo o los cojines, y lo necesita para dormir, es posible que tenga algo de estrés y de ansiedad.

¿Por qué mi perro usa la manta como un chupete?

En primer lugar, hay que entender qué lleva a los perros a hacer esto, cómo remediarlo y si hemos de preocuparnos. Los perretes usan el sentido del gusto para saber qué es cada cosa. Necesitan mascar los objetos, degustarlos y, en muchas ocasiones, regurgitarlos al descubrir que no le son beneficiosos.

En este comportamiento, los perros se parecen mucho a los bebés. Ellos también van por la casa llevándose todo a la boca, y también comparten la afición de chupar para relajarse y dormir, ¿por qué? Pues porque ambos son mamíferos descubriendo el mundo.

Tu perro chupa y muerde la manta porque es un mamífero

La pulsión de chupar está muy relacionado con lo primero que hicimos al llegar al mundo: chupar el pezón de nuestra madre o un biberón. Ese momento se queda grabado en nuestro ADN y también en el de nuestro perro, por lo que no es de extrañar que quieran reproducirlo y regresar a él de ste modo para relajarse.

Incluso hay estudios que dicen que chupar un caramelo, un chupa-chups o fumar, ofrecen placer también por esto, por la regresión que nos provoca hacerlo. La pregunta ahora es: ¿es beneficioso o no que tu perro se duerma mordiendo las mantas?

Mi perro se altera por las noches sin su manta

Si un ser vivo inteligente como un perro repite una conducta de forma repetitiva durante mucho tiempo se convertirá en una costumbre, y no puedes cortar una costumbre de golpe. Tendrás que:

  • Averiguar el motivo por el que lo hace
  • Comprender que deseo satisface
  • Darle una alternativa mejor
  • Corregir el motivo por el que necesita hacerlo

En el caso de un perro, si tiene esta necesidad imperiosa de morder y chupar una manta para poder dormir y tranquilizarse, es importante de que te preocupes de que no extiente este nerviosismo a otras costumbres. Un perro con ansiedad puede acabar haciendo lo siguiente:

  1. Morder las paredes
  2. Morder puertas
  3. Autolesionarse y herirse las patas para descargar energía
  4. Dar vueltas sobre sí mismo
  5. Andar hacia atrás
  6. Y muchas otras conductas extrañas

¿Tu perro se despierta gritando?

En realidad, corregir la ansiedad de un perro es sencillo; al menos decir cómo tiene que hacerse, pero requiere de tu paciencia, dedicación, amor y entrega a tu animal. Lo principal es que tu pero tenga una rutina de vida establecida; es decir, tiene que poder adelantarse a lo que va a suceder a continuación.

Esto quiere decir que necesita que sus horarios de comida, juegos y descanso se repitan día tras día, día tras día. Elimina de su agenda los imprevistos; nada de hacer viajes, mudanzas o de llevarlo con otros perros que no conoce.

Y lo más importante, aumenta sus horas de juego y participa activamente con él durante estas actividades. También es importante que contactes con un etólogo que te recomiende juguetes especiales para él.

No le dejes con energía para morder nada por las noches

Si tu perro está feliz, calmado, sereno y ha aprendido a jugar y a morder otras cosas, lo más posible es que sea más flexible con su forma de dormir y no necesita tener que morder nada.

Lo curioso de esto es darse cuenta lo mucho que nos parecemos los perros y los humanos. Nosotros, cuando estamos muy, muy nerviosos, también mordemos por la noche con fuerza desarrollando bruximo. A su vez, los bebés necesitan de una rutina estricta para dormir bien, ser felices y no sufrir ansiedad.

Los que hemos tenido toda la vida perros y de repente nos hacemos padres, nos sorprendemos encontrando todos estos elementos en común entre los niños y nuestros perretes.

c

¿Todos los perros que muerden mantas están estresados?

Para terminar, queremos finalizar este artículo tranquilizándote: no todos los perros que chupan o muerden trozos de tela o cojines tienen ansiedad, pero sí que es cierto que este tipo de conductas deberían ponernos sobre alerta acerca de nuestro modo de tratarlos.

Revisa su alimentación, sus rutinas de día a día y pregúntate si cuenta con juguetes adaptados a sus necesidades de ocio.