¿Por qué mi perro traga saliva y se relame constantemente?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

¿Tu perro se lame mucho el morro o el hocico? Algunos perretes han desarrollado la compulsión de no parar de sacar y meter la lengua y frotarse con ella la boca, la trufa e incluso otras partes del cuerpo, como los testículos, la cola o las axilas. En ocasiones, esto se debe al desarrollo de un trastorno psicológico provocado por el estrés, la ansiedad o algún cambio importante en su vida, pero en otras se debe a una enfermedad.

Imagínate que tienes una heridita en la boca o que tienes algo metido entre los dientes, ¿qué harías? Pues lo que hacemos todos: frotarnos en la zona casi de forma inconsciente. ¿Y si te duele la garganta? Pues llevar hacia atrás la lengua, intentar frotarte y hasta toser. Con los perretes ocurre exactamente lo mismo. Claro que también puede deberse a otras cuestiones que exploramos a continuación.

¿Por qué mi perro se lame mucho el morro?

Que se lleve la lengua al hocico de vez en cuando es normal. Los peludos no emplean la vista para percibir tanta información como nosotros de su entorno, ellos usan el gusto y el olfato. En relación a este último sentido, para potenciar su uso lo que hacen es humedecerse la trufa, así huelen muchísimo más y mejor.

Si lo hace de vez en cuando, poco o en determinadas ocasiones, no te preocupes. A lo que sí que tienes que estar pendiente es a comportamientos anormales, como que un día, de repente, se relama y se lleve con fuerza la lengua a distintas partes de su cuerpo. ¿Y por qué? Porque puede que te esté indicando que ahí hay un problema. Puede haberse hecho una herida, tener hongos, mocos o le puede estar picando.

Qué hacer si mi perro se lame y se relame mucho el hocico

Siempre, siempre, siempre hay que descartar problemas de salud. Antes de plantearnos si tiene un trastorno obsesivo compulsivo provocado por la ansiedad, asegúrate de que todo está bien en lo físico. Examínale con calma y paciencia. Puedes recurrir al refuerzo positivo para que esté más manso y te deje comprobar si tiene alguna heridita, pero no quieras mirarle la nariz o la boca si está nervioso, pues podría sentirse intimidado y morderte.

Si lo ves muy tenso, lo mejor es que no sigas y lo lleves cuanto antes al veterinario. Recuerda que cuentas con nuestros especialistas online para solucionar todas tus dudas. Esta regla la puedes aplicar se lama donde se lama: ¿qué se lame mucho los testículos? Pues examínaselos, comprueba que no tenga heridas, que no los tenga rojos y que no tenga ningún bulto. De todas formas, aunque no veas nada raro, lo mejor es ir siempre al médico.

Mi perro no para de sacar y meter la lengua

Si no tiene nada físico, podemos estar hablando de un problema de comportamiento. Hay varias acciones que suelen repetir contra sí mismos, y si no les ponemos freno, podrían llegar a hacerse mucho daño. Antes hemos hablado de qué hacer si se lame los testículos por culpa de que le pican o le duelen, pero si lo hace para quemar energía, llamar tu atención o porque ha adquirido esa manía, podría llegar a hacerse daño, a provocarse irritaciones, a dejárselos en carne viva, etc.

Si tu perro tiene la mania de sacarse la lengua, lamerse el hocico y tragar saliva puede ser porque algo le pasa en la garganta, en los labios, en los dientes o en el paladar, o porque ha adquirido una compulsión por culpa del estrés.

Los perros sufren mucho. Lo pasan mal si no llevan una rutina a rajatabla, si no se les cuida o se les mima, o si están pasando por grandes cambios como un traslado de residencia o tener que convivir con personas que no conocía, un segundo perro u otro animal.

Si se siente desplazado, acabará desarrollando este tipo de actuaciones, así que ten cuidado y vigila que no suceda. Existen también otras enfermedades asociadas a tragar mucha saliva y a lamerse. En ocasiones, se puede llegar a relacionar con torsión gástrica o una gastritis. Si no vigilas la limpieza de sus dientes diaria, puede estar sufriendo una gingivitis. Puede ser que se haya atragantado con algo e incluso que tenga alguna pequeña intolerancia.

Qué hacer su tu perro se lame demasiado y saliva

Ve al veterinario con él. Descarta problemas dentales, estomacales o bucales. Luego examina vuestro ritmo de vida y comprueba que no se trata de nada mental ni psicológico. Ante cualquier duda, haznos todas tus consultas.