Qué enfermedades de la piel pueden tener los hámsters y cómo tratarlas

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

¿Los hámsters pueden tener tiña, ácaros o sarna? Pues sí. Los hámsters son animales muy propensos a contraer enfermedades de la piel que es fundamental tratar. Cómo consejo que te queremos dar: siempre que quieras adoptar a un animal, sea un roedor, un perro o un gato, la prevención va siempre antes que la cura. Si lo haces todo bien, ni siquiera te enterarás de que tu hámster puede tener una enfermedad en la piel.

Estos animalillos necesitan muchísima limpieza, así que acostúmbrate a limpiar su jaula con frecuencia. Esto te ayudará a evitar a su principal enemigo: los ácaros. Los hámsters necesitan rutina y una alimentación muy variada y equilibrada. Con eso y con agua fresca a su alcance, toda la que necesiten, y su jaula sin obstáculos para que no se haga daño en los ojos, podrá esquivar el estrés e impedir que su piel esté tirante. Con eso y lo que te vamos a contar ahora serás un experto en enfermedades cutáneas de estos preciosos roedores.

¿Los hámsters puede tener tiña?

Así es, estos roedores pueden padecer de tiña; pero ojo. Al decir tiña parece que nos estamos refiriendo a una enfermedad terrible como la lepra, pero la tiña no es otra cosa que el ataque de hongos en la piel de tu coleguilla. Los hongos ponen a prueba su sistema inmune, es por ello por lo que los más viejitos son los que se ven más afectados. Su aspecto es parecido a cuando a una persona le da un brote de dermatitis por estrés. La zona estará sin pelo y la piel tendrá un aspecto un tanto desagradable.

Como siempre recomendamos en Barkibu, sea para perros, gatos o hámsters lo último que tienes que hacer es recurrir a remedios caseros. Con esta descripción que te hemos dado puedes tener clarísimo que se trata de tiña, pero no eres veterinario. Si le aplicas un remedio casero creyendo que son hongos pero es tiña, no servirá de nada, lo estresarás y no lo estarás ayudando. Además, los hongos que han afectado al hámster podrían afectarte a ti.

El veterinario te dará un tratamiento, te dirá cómo lavar a tu peludito y con qué, también que será importantísimo apartarlo del resto de sus amiguitos y limpiar con ahínco su jaula y hogar, algo que deberías hacer con más frecuencia de la que lo haces.

Cómo puedo tratar los ácaros en mi hámster

Como ocurre con las enfermedades en la piel provocadas por los hongos, si crees que tiene ácaros o le diagnostican ácaros el proceso siempre es el mismo: lo primero que tienes que tener es una jaulita en la que meter ahí a tu ratón para que no contagie al resto y usar el medicamento que tu veterinario te recete. Recuerda que es recomendable que siempre que trates una enfermedad en la piel de un hámster o de otro animal, uses guantes.

Los ácaros son los causantes más comunes de enfermedades en la piel de los hámsters, y casi siempre se podrían solucionar con una buena higiene y alimentación. No sirve solo con pasar un trapito, hay que desinfectar a conciencia y hacerlo de forma regular, cambiar la paja y dejar bien, bien lavado todo lo que ahí haya. Márcate unas fechas al mes para hacerlo y espera que la humedad de proceso se esfume antes de ponerlo todo de nuevo en su sitio. Por esto es muy recomendable que siempre tengas una jaula auxiliar.

La sarna también la contagian los ácaros

Podrás notar que tu hámster tiene sarna porque tiene zonas de la piel peladas, enrojecidas y un poquito inflamadas. Ten mucho cuidado con estas enfermedades. Hay cuidadores novatos que creen que por tratarse de enfermedades de la piel no pasa nada, pero estamos hablando de roedores muy pequeñitos, por lo que una invasión de ácaros en su piel puede ser letal.

La forma de tratarla es la misma que si hablamos de cualquier ataque de ácaros o de hongos: ponte unos guantes desechables (luego no los laves, tíralos), aisla al hámster, busca el consejo y diagnóstico del veterinario, aplica el remedio y lo más importante: limpia a fondo la jaula y acostúmbrate a hacerlo de manera frecuente. Por supuesto, extiende también esta idea al resto de tu casa. Una casa sucia es un criadero de ácaros.

En resumen: ¿qué hacer con las enferemedades en la piel de un hámster?

Lo que has de hacer siempre, siempre, siempre es lo mismo: lo primero es la prevención. Si se ha contagiado, aíslalo y llévalo al veterinario sin pensar ni un segundo en recurrir a remedios caseros. Aplica el tratamiento y mejora tus hábitos de limpieza. Si sigues nuestros consejos, no volverá a tener un ataque ni de ácaros ni de hongos.