¿Qué hacer con un perro que no quieres y qué no hacer?

Por desgracia, hay momentos en los que no podemos hacernos cargo de nuestros perros. La vida nos da un giro de 180º y nos quedamos sin recursos para hacerlo. En otras ocasiones, los perros son regalados como si fueran juguetes a personas que no quieren compartir con uno de ellos su vida. En cualquiera de los dos casos hay que saber cómo reaccionar de forma ética.

Lo primero es entender que un perrete es un ser vivo lleno de amor y afecto. Jamás debes abandonarlo en una carretera, dejarlo atado a una farola e irte o envenenarlo; sí, aunque te parezca increíble, hay gente que lo hace. En este artículo no queremos juzgarte, solo darte soluciones maduras para lo que hacer con tu peludo.

Hay muchas personas que buscan perros para ellos

Un perro es una criatura adorable que ofrece amor desinteresado. Da mucha compañía, cariño y llega a considerarse como un miembro más de la familia; quienes tenemos perro lo sabemos. Es por ello que hay mucha gente que busca un perrito para cuidarlo. Un peludo es también un excelente compañero para una familia con un hijo recién nacido, pues les enseña que tienen que ser responsables con él y cuidarlo.

Las redes sociales están repletas de papás y mamás que quieren introducir a un hijo de cuatro patas en su familia, y son muy considerados. Lo primero que puedes hacer es subir unas fotos a tu Instagram o Twitter y pedir ayuda, seguro que hay algún conocido que comprende que no puedes cuidarlo en este momento y se harán cargo de él. Explica los motivos por los que te resulta imposible, añade una descripción, di qué vacunas tiene y si necesita cuidados especiales. Seguro que alguien te responde. Eso sí, preocúpate por conocer a la persona, no dejes a tu mascota con cualquiera, asegúrate de que le gustan los animales, que no es un mero capricho y de que tu perro estará en buenas manos.

La mejor opción: entregar al perro en la perrera

Contacta con nuestros veterinarios online y pregunta por las protectoras que hay en tu zona. Se trata de refugios con voluntarios que trabajan muy duro para que los perretes tengan una oportunidad. Obtén su número de teléfono, llámalos y visítalos. Todo el personal es muy comprensivo y entenderá tu situación. Recuerda que no es ninguna vergüenza tomar esta decisión, lo que no puedes hacer es abandonarlo.

Eso sí, te invitamos a que les dejes una donación. Estas protectoras apenas tiene recursos y trabajan con lo que pueden. Ayúdalos y ellos cuidarán de tu perro. Suelen tener varias opciones para darle todo el cariño que necesita: organizan ferias a las que acuden personas que desean compartir su vida con un peludo, cuentan con socios que visitan el refugio para verlos y también hay quienes acuden a ella para rescatar a uno.

Embedded content: https://youtu.be/UHXK11jCbL4

Ya no puedo tener a mi mascota, ¿qué hago?

Ese el problema, considerar a un perro o un gato como una mascota, como algo que es de nuestra propiedad y que ha de satisfacer nuestras necesidades. En Barkibu entendemos la relación entre animal y persona como una convivencia de iguales. Tú le das amor y él a ti, es por eso que las personas que acaban viviendo toda la vida junto a los perros son los que los rescatan de una protectora, no los que compran mascotas en una tienda de manera impulsiva.

Estas son las dos mejores opciones, siendo siempre preferente la de acudir a un refugio. Otra alternativa que tienes es llamar a tus amigos y preguntarles si pueden acogerlo, quizás puedas volver a hacerte cargo de él pasados un tiempo.

Necesito que adopten a mi perro

Como conclusión a este artículo queremos hacer una reflexión: no compres perros ni regales perros porque las vidas no se pagan con dinero. La decisión de llevar a un animal a tu hogar, sea un peludo, un gatete o un pez, tiene que ser una que parte de un profundo compromiso de uno mismo con él. La relación que vais a iniciar no puede estar fundamentada en un intercambio económico, porque entonces creerás que puedes devolverlo como si fuera un pantalón, pero no deberías poder.

Si realmente quieres vivir con un animal, ve a una protectora y adopta. Allí encontrarás a muchísimos perros que necesitan un hogar porque han sido abandonados. Cuando veas al que se convertirá en tu perro sentirás un flechazo. Si necesitas abandonar a tu perro, estas serán las personas que lo adoptarán y lo llevarán a tu hogar. Si a ti te tuvieran que abandonar, ¿no preferirías que fuera en un sitio como este en lugar de en una cuneta? Haznos todas tus preguntas.