Sarna en perros - Contagio, síntomas, tratamiento casero y veterinario

La sarna en perros es una enfermedad curable y perfectamente tratable. No por ello hay que descuidarse, ya que es muy molesta y causa estragos en la piel de tu compañero. Hoy hablaremos de cómo se contagia, cómo evitar que la contraiga un humano, cómo detectar que tu perro ha cogido sarna y qué remedios caseros y veterinarios hay que aplicar para que recupere la salud cuanto antes.

¿Cómo se contagia la sarna a los perros?

La culpa de que tu perro se contagie de sarna la tienen unos ácaros cuya comida favorita es su piel, la grasa que se encuentra debajo de ella y también su queratina. Poco a poco la van devorando, provocándole un picor terrible a tu perro, que se rasca y se produce unas heridas tremendas. El principal problema de tener sarna no es la sarna en sí, sino las infecciones bacterianas a las que se arriesga a causa de tantas magulladuras.

Estos ácaros pasan de perro a perro por contacto directo. Como parásitos que son, siempre están en busca de una nueva presa. Para lograrlo, son capaces de quedarse acechando en sofás, alfombras o camas en la que un perro con la enfermedad se haya tumbado, esperando a su nuevo objetivo. Hay que tener cuidado, porque son capaces de saciar su hambre con perros, gatos y también con humanos.

La sarna de los perros se contagia a los humanos, así que sigue nuestros consejos de prevención

Para evitar contagios, evita todo contacto con otros perros que sospeches que tengan sarna. Como decimos, los ácaros son parásitos, por lo que para dificultar su anidación en el cuerpo de tu perrete tienes que mantener sus defensas altas,pero, ¿cómo se consigue que tenga un sistema inmunitario fortalecido? Las claves para lograrlo son tres: una buena higiene, una buena alimentación y mucho cariño.

Un perro deprimido es más propenso a contagiarse con sarna, así que si lo ves que está un poco triste, redobla tus mimos y tus paseos con él. Recuerda dejar el móvil en casa cuando lo hagas, le gusta que toda tu atención sea para él. Aprovechamos para volver a recordarte que te deshagas de ese pienso barato de supermercado que le das y le alimentes con comida húmeda, recetas caseras y alimento de calidad.

Un perro limpio contraerá menos enfermedades. Lo ideal es darle un baño cada dos meses y medio a partir de los tres o cuatro meses. Si tiene el pelo largo, se ensuciará más. En este caso, báñalo cada mes o cuando lo veas sucio. Combina estas buenas prácticas con el cepillado de su pelo y las visitas regulares al veterinario para evitar y prevenir el contagio con la sarna.

Mi perro se rasca mucho

Si tu perro se rasca desesperadamente es importante que sepas que puede ser debido a diferentes causas, de origen externo o interno. A continuación os explicamos las más comunes, aunque se recomienda siempre la supervisión de un veterinario.

Síntomas de la sarna en perros, ¿cómo detecto la enfermedad de manera precoz?

Los síntomas de la sarna en perros varían en función del tipo de ácaro que le está atacando. Cuando le cepilles el pelo o cuando le acaricies, acostúmbrate a examinarle las orejas, tanto el interior como su alrededor. Mira también cómo tiene el vientre, sus patas y sus almohadillas, esos son los lugares más habituales en los que los parásitos suelen alojarse.

Si descubres heridas o enrojecimiento, pon una consulta a nuestros veterinarios online. Es fundamental poder identificar el tipo de ácaro que es en función de dónde aparece para iniciar el tratamiento. Si la sarna en tu perro ya está avanzada, lo sabrás porque perderá pelo en las zonas afectadas, se hará heridas y marcas, se rascará con cualquier cosa que se encuentre, estará malhumorado, se quejará y se deprimirá.

En algunas ocasiones, la sarna en perros le provocará escamas y le frustrará tanto que le pique tanto el cuerpo que dejará de comer. Esta es una de las enfermedades que puede provocar anorexia en perros. Los peludos son animales muy sensibles. No poder quitarse de encima la sarna les afecta mucho psicológicamente, no solo les hace daño en su cuerpo.

Tratamiento veterinario de la sarna en perros y apoyo con remedios caseros

Si detectas cualquiera de estos síntomas, acude a tu veterinario o deja una consulta en nuestro consultorio online. En algunos casos, el tratamiento a emplear es la ivermectina, aunque este suele ser específico para las garrapatas. No se debe usar en tu perro sin la recomendación previa de tu veterinario. El motivo es que hay perros que son muy sensibles a este medicamento, por lo que el remedio puede ser peor que la enfermedad.

Tu veterinario te recomendará un buen champú, un antiácaros y un tratamiento específico para tu perrete, también lociones y pomadas para aliviarle el dolor y que recupere el buen humor. Existen también unos cuantos remedios caseros que tú puedes emplear para que se mejore antes. El principal es darle mucho amor para que recupere el ánimo cuanto antes.

Puedes aplicar yogur natural sobre sus heridas puesto que le refresca, empezar a darle baños y cuidar más su alimentación. Este es un buen momento para ponerle en el plato comida cruda, pues es mucho más natural que la alimentación preparada que come. Si no te la acepta, puedes darle apoyos vitamínicos que tu veterinario te recomendará.

Con una buena higiene, teniendo mucho cuidado de no entrar en contacto con otros perros infectados y cuidando su alimentación, tu perro puede vivir una vida larga y sin padecer nunca la sarna.

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: